Hemorragia en el estómago y en el intestino

Causas de hemorragia en el estómago y en el intestino

1. Mecánica. – un traumatismo externo o interno.
El sangrado puede estar causado por:

  • Golpe
  • Uso inadecuado del endoscopio durante un lavado gástrico
  • Alimentos con superficies duras o ásperas
  • Beber sustancias corrosivas, como los ácidos o álcalis

2. Cirugía
La hemorragia en el estómago puede ocurrir después de una laparotomía en la cual se daña el epiplón (porción del peritoneo).
El sangrado también puede ocurrir después de una cirugía mini-invasiva por vía laparoscópica.

Enfermedad
El sangrado del esófago puede estar causado por:

  • Esofagitis y reflujo gastroesofágico. El ardor de estómago que llega hasta el esófago puede causar una inflamación del esófago (esofagitis) que puede provocar una hemorragia.
  • Várices. Las venas demasiado dilatadas normalmente se encuentran en el extremo inferior del esófago y del estómago superior.
    Estas venas se denominan várices, las venas se pueden romper y sangrar de manera abundante.
    La cirrosis hepática es la causa más común de las várices esofágicas.
  • Síndrome de Mallory-Weiss es un desgarro en la pared del esófago, por lo general está causado por vómito prolongado, pero también puede deberse a otras causas del aumento de la presión abdominal, por ejemplo:

La hemorragia del estómago puede estar causada por:

hematemesis, várice, sangrado, úlcera

1. Gastritis. Las causas de úlceras en el estómago o de la inflamación son:

  • Alcohol
  • Medicamentos, incluyendo los AINE (antiinflamatorios no esteroideos), aspirina, ibuprofeno (Apirofeno) o naproxeno (Naprosyn), etc.
  • Problemas de ansiedad, estrés y culpa

2. Úlcera péptica y úlcera duodenal.
Una úlcera de estómago se puede expandir y puede afectar un vaso sanguíneo, causando una hemorragia.
Además de los medicamentos, otras causas de úlceras en el estómago son:

3. Cáncer de estómago.

El sangrado del tracto digestivo inferior (colon, recto y ano) puede estar causado por:

diverticulitis, sangrado, pólipo

  • Hemorroides. Probablemente, esta es la causa más común el sangrado visible en el tracto digestivo inferior, sobre todo si es de color rojo brillante.
    Las hemorroides son venas dilatadas en la zona anal que se pueden romper.
    El paciente ve la sangre roja brillante en las heces o en el papel higiénico.
  • Fisuras anales. Las lesiones cutáneas en la mucosa del ano pueden causar una hemorragia. Estas heridas son muy dolorosas.
  • Pólipos de colon. Son protuberancias que pueden aparecer en el colon. Por lo general, se trata de formaciones benignas, pero pueden causar sangrado.
  • Cáncer colorrectal.
  • Infecciones intestinales. La inflamación y la diarrea con sangre pueden ser el resultado de una infección intestinal
  • Colitis ulcerosa. Esta enfermedad puede causar la inflamación y un sangrado abundante de las pequeñas ulceraciones. Es una causa de la sangre en las heces.
  • Enfermedad de Crohn. Esta enfermedad crónica está causada por la inflamación del sistema digestivo y raramente puede provocar sangrado rectal.
  • Diverculitis – es la inflamación de los divertículos, es decir, invaginaciones de la mucosa del colon.
  • Anomalías de los vasos sanguíneos. Con la edad, se pueden desarrollar anomalías en los vasos sanguíneos del intestino grueso que pueden causar sangrado
  • Angiodisplasia – son frecuentes en las personas ancianas, suelen ser en forma de estrella. Son comunes en el colon ascendente y provocan sangrado del intestino y sangre roja en las heces

angiografía mesentérica

Síntomas de la hemorragia interna del aparato digestivo

Los signos de la hemorragia en el estómago y en el intestino dependen de la ubicación y de la gravedad.

Entre los signos del sangrado en el tracto digestivo superior se encuentran:

  1. Sangre roja brillante en el vómito
  2. Vómito café
  3. Heces negras
  4. Heces con sangre negra

Signos de hemorragia en el tracto digestivo inferior: heces negras, sangre oscura o roja en las heces.

En caso de hemorragia aguda o repentina, los síntomas pueden ser:

  1. Debilidad – debido a que la sangre transporta oxígeno y sustancias nutritivas, por lo tanto, en sangrado provoca una falta de estas sustancias en las células
  2. Vértigo o desmayos – si la hemorragia es grave y provoca una disminución considerable de la presión o un choque hipovólemico (por falta de sangre)
  3. Falta de aliento -especialmente en caso de hemorragia en el tórax
  4. Dolor de barriga y calambres abdominales (en caso de hemorragia en el sistema digestivo)
  5. Diarrea
  6. Palidez

¿Cómo reconocer la hemorragia en el aparato digestivo?

Si el sangrado se origina en el recto o el colon inferior, la sangre roja brillante se mezcla con las heces.
Las heces pueden mezclarse con sangre más oscura si el sangrado se encuentra en la parte superior del colon o en el final del intestino delgado.
Cuando hay una hemorragia en el esófago, estómago o duodeno, las heces se vuelven:

  • Negras
  • Alquitranadas
  • Malolientes

El vómito puede ser de color rojo brillante o similar a los “granos de café” cuando el sangrado se origina en:

  1. Esófago
  2. Estómago
  3. Duodeno

Si el sangrado es oculto o escondido, es posible que no se note una alteración en el color de las heces.

hemorragia digestiva

Para el diagnóstico, lo más importante es la exploración física y los datos relativos al color de las heces, orina o vómito.
El médico solicita:

  1. Análisis de sangre para detectar la causa del sangrado
  2. Gastroscopia para evaluar las condiciones del estómago y del duodeno
  3. Colonoscopia para examinar el intestino grueso y el recto

Colonoscopia

En caso de una hemorragia masiva repentina, una persona puede sentir:

  1. Debilidad
  2. Cansancio
  3. Dificultad para respirar
  4. Vértigo
  5. Calambres abdominales
  6. Dolor de estómago
  7. Choque (disminución repentina y rápida de la presión arterial)
  8. Palidez en la cara
  9. Diarrea

¿Cuánto tiempo tardan en manifestarse los síntomas?
Una hemorragia repentina causa los primeros síntomas después de unos pocos minutos, si la hemorragia es lenta y se produce durante un largo período de tiempo, los síntomas aparecen gradualmente con:

  1. Cansancio
  2. Apatía
  3. Falta de aliento
  4. Anemia

La anemia es una enfermedad en la que hay una reducción de la hemoglobina.

Advertencia: los suplementos de hierro, el ácido salicílico (que se encuentra en la aspirina) y algunos alimentos, por ejemplo las remolachas, pueden causar heces de color rojo o negro.

 

Hemorragia interna: clasificación y fisiopatología

Hemorragia interna: causas, tratamiento y pronóstico