Insuficiencia renal crónica: tratamiento, alimentación y pronóstico

Tratamiento para la insuficiencia renal crónica

Muchos de los tratamientos que se realzan para impedir el desarrollo de la enfermedad renal, tienen como objetivo reducir la proteinuria y la hipertensión en el glomérulo, que favorece la proteinuria.

  1. Los fármacos que permiten reducir la proteinuria y la presión intraglomerular son: los inhibidores de la ECA i los sartanos (antagonistas de los receptores de la angiotesina). Estos medicamentos actúan en las arteriolas aferentes (que llegan al riñón), efferentes (que salen del riñón), pre-glomerulares y post-glomerulares.
    Los sartanos son fármacos que actúan en el sistema renina angiotesina del glomérulo.
    Al final, el mecanismo de acción de los inhibidores de la ECA y de los sartanos es el mismo.
  2. Quelantes de fósforo
    Los fosfatos se encuentran en varios alimentos y se emplean como aditivos alimentarios dietéticos.
    Para reducir la absorción de fósforo, se emplean quelantes intestinales.
    Los más utilizados son:

    • Carbonato de calcio – une el fósforo de los alimentos que se encuentran en el intestino, impidiendo así la absorción de los fosfatos, que son eliminados por medio de las heces.
      Además, el carbonato de calcio es alcalinizante, por lo tanto, es muy beneficioso en caso de acidosis en el paciente urémico.
      Si una parte del calcio es absorbida, puede ayudar a corregir la hipocalcemia, por lo tanto, previene el hiperparatiroidismo.
    • Hidróxido de aluminio (Maalox) – hoy en día, no se receta, debido a que el paciente con insuficiencia renal no consigue esliminar este medicamento, que puede resultar tóxico para el organismo.
  3. Vitamina D
    El hiperparatiroidismo suele tratarse por medio de la vitamina D3 activa en los pacientes urémicos
  4. Eritropoyetina
    Los pacientes urémicos padecen de anemia, debido a que reducción de la producción de EPO.
    La eritropoyetina es eficaz para estimular la médula ósea de los pacientes con insuficiencia renal crónica.
    Este tratamiento tarda aproximadamente 15 en hacer efecto, por lo tanto, no es el tratamiento indiciado para la anemia aguda sino para una enfermedad crónica.

Dieta y alimentación para la insuficiencia renal crónica

  1. Dieta hipoprotéica
    Una comida hipoprotéica puede provocar vasodilatación intrarrenal y, por lo tanto, aumenta el filtrado glomerular.
    Para reducir el filtrado, el médico recomienda consumir diariamente solo de 0,4 g a 0,6 g de proteínas por cada kilogramo del peso corporal.
  2. Evitar los alimentos con sal añadida – reducir el sodio en la alimentación evitando las comidas rápidas, los productos congelados, los alimentos en lata y la comida basura. Otros alimentos que contienen sal añadida son los tentempiés salados, los productos de charcutería y los quesos procesados.
  3. Preferir los alimentos con bajo contnido de potasio. El dietista pede recomendar el consumo de alimentos con un bajo contenido de potasio en todas las comidas.
    Los alimentos con un alto contenido de potasio son, por ejemplo: plátanos, naranjas, espinacas y tomates.
    Entre los alimentos con bajo contenido de potasio se encuentran: manzanas, coles, zanahorias, habichuelas, uva y fresas.

 

¿Qué es la diálisis para la insuficiencia renal?

La diálisis es un procedimiento recomendado para las personas que padecen insuficiencia renal.
Las dos formas de diálisis son:

  1. Hemodiálisis
  2. Dálisis peritoneal

La hemodiálisis es un procedimiento de limpieza de la sangre que se realiza a través de un filtro especial llamado dializador.
Durante este procedimiento, la sangre es llevada a través de unos tubos hasta el dializador que filtra los desechos, las sales y el agua en exceso.
La sangre limpia se introduce de nuevo en el cuerpo a través de unos tubos.

Otro tipo de técnica es la diálisis peritoneal.
Se introduce un líquido especial en la cavidad abdominal a través de un tubo de plástico llamado catéter.
Este líquido filtra los desechos de la sangre. Al cabo de un tiempo prestablecido, se elimina el líquido y los desechos que han sido filtrados.
Este líquido remueve los desechos y el exceso de agua en el cuerpo.
El médico le indica al paciente la cantidad máxima de agua que el paciente debe beber.

¿Cuándo debe realizarse la diálisis?
No existe un valor específico del análisis de sangre que indica el mejor momento para realizar este tratamiento. Sin embargo, si la función renal está comprometida hay que empezar el tratamiento lo antes posible.

Indicaciones para diálisis

  1. Hipervolemia (exceso de líquidos en el cuerpo) que no responde al tratamiento con medicamentos diuréticos
  2. Hiperkalemia (exceso de potasio en el cuerpo) > 6.5 mEg/L aumento rápido del potasio que no responde al tratamiento
  3. Acidosis metabólica en los pacientes en que no está indicada la administración de bicarbonatos o en los que padecen acidosis láctica o quetoacidosis y han obtenido resultados gracias a la administración de bicarbonatos
  4. Signos de uremia como pericarditis, neuropatía o trastornos cognitivos

 

¿Cuánto tiempo de vida queda? Pronóstico del paciente con insuficiencia renal crónica

Factores que favorecen el desarrollo de la insuficiencia renal crónica:

  1. Disminución del número nefronas
  2. Alteraciones de la hemodinámica glomerular (hiperfiltración de las nefronas que han sobrevivido)
  3. Lesiones tubulointersticiales
  4. Hipertensión sistémica – el aumento de la presión sanguínea acelera la progresión del daño
  5. Dislipidemia, hiperlipidemia e hipercolesterolemia: son factores de riesgo de daños vasculares. En los pacientes con nefropatías, estos factores son aún más graves
  6. Hiperfosforemia (exceso de fósforo): es un factor pronóstico negativo, debido a que provoca alteraciones en los nveles de calcio (alteraciones del equilibrio calcio-fósforo)
  7. Dieta rica en proteínas
  8. Infecciones

 

Insuficiencia renal crónica: etapas, causas y síntomas