Remedios naturales para la diarrea

La diarrea es un trastorno que se manifiesta mediante heces sueltas y acuosas. Tener diarrea implica evacuar tres o más veces al día.

 

¿Qué comer? Dieta y nutrición

Mientras dura la diarrea, se pueden aliviar los síntomas evitando la cafeína y los alimentos grasos, ricos en fibra o dulces.
Estos alimentos pueden agravar la diarrea.
Algunas personas también presentan problemas para digerir la lactosa durante o después de un ataque de diarrea. El yogur contiene menos lactosa que la leche y a menudo se tolera mejor.
El yogur con cultivos vivos de bacterias puede ayudar más rápidamente a la recuperación de las personas con diarrea.

Para reducir los síntomas, es necesario modificar la dieta. Entre los alimentos recomendados se encuentran el plátano, el arroz, las patatas cocidas, el pan tostado, las galletas saladas, las zanahorias cocidas, los calabacines, la calabaza, el jengibre y el farro.

El plátano tiene ciertas propiedades que favorecen la salud de colon e intestino en caso de diarrea.

Arroz, horchata, zumo de verduras frescas (especialmente zanahorias y apio) y un caldo claro ayudan a restablecer el equilibrio adecuado de líquidos y electrolitos.

 

Para los niños, el médico también puede recomendar una dieta especial.
Una vez que la diarrea desaparece, el médico permite que los niños regresen a una dieta normal y saludable si no tiene problemas de intolerancia.
Los bebés con diarrea deben tomar leche materna, o el tipo que suelen beber, junto con una solución de rehidratación oral.
Tras recuperarse de la diarrea viral, algunos niños tienen problemas para digerir la lactosa hasta que no pasa al menos un mes.

Nutrición y suplementos

Prebióticos – Lactobacillus, bifidobacterias o acidophilus pueden tomarse en polvo o en cápsulas, ayudan a mantener las bacterias “buenas” en el intestino.
Los prebióticos forman parte de los fermentos lácticos, es decir productos que contienen bacterias que metabolizan la lactosa.
Pueden ayudar al alivio de la diarrea, aunque existe cierta controversia en cuanto a las evidencias científicas.
Los yogures activos que contienen estos prebióticos pueden ayudar a prevenir la diarrea. Las personas severamente inmunocomprometidas o que toman medicamentos para suprimir el sistema inmunitario deben consultar a su médico antes de tomar prebióticos.

Existe una levadura llamada Saccharomyces boulardii que suele utilizarse en Europa para evitar la diarrea asociada a la ingesta de antibióticos. Tomar 1-3 cápsulas al día.
Se puede tomar junto a otros prebióticos.
Se han notificado casos raros pero graves de infección en pacientes críticamente enfermos, por lo que no se puede tomar Saccharomyces boulardii sin la supervisión de un médico.

Glutamina (3.000 mg, 3 veces al día). Puede contribuir a tratar la diarrea provocada por la irritación de la mucosa intestinal.
Una dosis elevada de glutamina puede provocar potencialmente trastornos mentales en individuos susceptibles. La glutamina puede interferir con ciertos medicamentos, entre los que se encuentran algunos fármacos antiepilépticos y de quimioterapia.

Las personas intolerantes a la lactosa deben tomar suplementos de lactasa antes de consumir productos lácteos.

El zinc (10 a 20 mg por día) puede ayudar a mejorar las funciones del sistema inmunitario.

Hierbas

Se recomienda evitar el uso de hierbas para tratar la diarrea sin consultar primero con un médico, especialmente para tratar la diarrea de un niño.
Si la diarrea tiene su origen en ciertos tipos de infecciones, las terapias a base de hierbas pueden empeorar la situación.
Los remedios herbales más comunes para la diarrea se describen a continuación.
Se pueden utilizar en infusión si no se especifica lo contrario.
Preparar una infusión con 1 cucharadita de hierba por cada taza de agua caliente.

Cubrir durante 5-10 minutos si se trata de hojas o flores y 10-20 minutos si son raíces.
Tomar 2-4 tazas al día.
Consultar con el médico qué hierbas puede tomar.

Hierbas astringentes
Las hierbas astringentes, como la hoja de la zarzamora (rubus fruticosus) o las hojas de frambuesa (rubus idaeus) ayudan a “secar” la mucosa del intestino.
Preparar una infusiñon con 1 cucharadita colmada por taza. Tomar ½ taza cada hora.
Algarrobo en polvo (ceratonina siliqua), que es rico en fibra.
El extracto de arándano (vaccinum myrtillus) tiene propiedades astringentes. No tomar el arándano si toma anticoagulantes (diluyentes de la sangre). El arándano puede interactuar con medicamentos para la diabetes.
La agrimonia (agrimonia eupatoria) es un remedio tradicional para la diarrea. La dosis habitual es de 3 g (aproximadamente ½ de cucharadita) al día.
La agrimonia puede tener efectos secundarios, tales como diluir la sangre y disminuir la presión arterial.

Remedios naturales antiinflamatorios.

Quercetina (250-500 mg 2-4 veces al día) – una hierba a base de flavonoides que puede ayudar a reducir la inflamación.

Manzanilla (matricaria recutita) – se toma generalmente en infusión.
Disolver 3-4 g de polvo (aproximadamente 3 cucharaditas) en una taza de agua caliente, remover y dejar enfriar. Tomar 3 veces al día. Este remedio natural puede interferir con medicamentos hormonales.

Limón
Se recomienda tomarzumo de limón con una cucharadita de bicarbonato de sodio por la mañana.

Raíz de malvavisco (althea officinalis) – puede tomarse en infusión con agua fría. Mantener 2 cucharadas de raíz en 1 litro de agua durante toda la noche. Mezclar a continuación. Beber un poco durante todo el día. El malvavisco puede interferir con algunos medicamentos ingeridos por vía oral, incluyendo el medicamento de litio.

Olmo resbaladizo (ulmus fulva) – utilizar 30 gramos de polvo por cada litro de agua. Hacer una pasta con el polvo y una pequeña cantidad de agua. Añadir poco a poco el resto del agua y cocinar a fuego lento. Tomar 1 cucharadita cada 30-60 minutos.

Hierbas que combaten la infección:
Las plantas que contienen berberina pueden ayudar a tratar la diarrea infecciosa. Entre ellas, se encuentran el agracejo (Barberis vulgarus) y el sello de oro (Hydrastis canadensis). Las mujeres embarazadas y las madres lactantes no pueden tomar barberina.
El psyllium, una fibra soluble que se deriva de las cáscaras de las semillas de una planta denominada Plantago ovata, puede ayudar a curar la diarrea. Es una sustancia que absorbe el agua en el colon contribuyendo al endurecimiento de las heces. Al ingerir el psyllium se debe beber mucha agua a la vez.