Diarrea: causas y síntomas

¿Cuáles son las causas de la diarrea?

La diarrea aguda suele tener su origen en una bacteria, virus o parásito, por lo que está relacionada con la gastroenteritis.
Por lo general, la diarrea crónica se debe a un trastorno funcional, como por ejemplo el síndrome del intestino irritable, o enfermedades intestinales, como la enfermedad de Crohn.

La causas más comunes de la diarrea son:

Infecciones bacterianas. Existen varios tipos de bacterias ingeridas a través del agua o de alimentos contaminados que pueden provocar diarrea. Por lo general, los culpables son: Campylobacter, Salmonella, Shigella y Escherichia coli.

Infecciones virales. Muchos virus provocan diarrea, entre ellos: rotavirus, norovirus, citomegalovirus, herpes simplex virus y hepatitis.
La infección por rotavirus es la causa más común de diarrea aguda en niños y generalmente se resuelve en 3-7 días, pero puede dar lugar a problemas de digestión de la lactosa durante más de un mes.

Parásitos. Los parásitos pueden acceder al cuerpo a través de alimentos o agua y establecerse en el sistema digestivo. Los parásitos causantes de la diarrea son Giardia lamblia, Entamoeba histolytica y Cryptosporidium.

Trastornos funcionales del intestino. La diarrea puede ser un síntoma del síndrome del intestino irritable, en cuyo caso se manifiesta por la mañana y desaparece al cabo de unas horas. También es posible observar moco en las heces.

Enfermedades intestinales. La colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y la enfermedad celíaca suelen provocar diarrea continua.
Intolerancias alimentarias. Algunas personas tienen dificultad para digerir ingredientes como la lactosa, el azúcar presente en la leche y los productos lácteos.

El mismo síntoma puede manifestarse en las personas con intolerancia a la fructosa.

Algunas personas pueden sufrir episodios de diarrea al ingerir ciertos tipos de edulcorantes en cantidades excesivas.

Reacción a los fármacos. Los antibióticos, los medicamentos contra el cáncer, las píldoras anticonceptivas y los antiácidos que contienen magnesio pueden provocar diarrea de forma repentina.

Síndrome premenstrual. Una semana antes de la menstruación algunas mujeres padecen diarrea, un síntoma que también se manifiesta antes del parto.

Suplementos. Muchos suplementos de vitaminas minerales, aminoácidos, creatina, carnitina, etc., pueden provocar diarrea.

Diarrea psicosomática
La ansiedad y el estrés pueden provocar diarrea. Afortunadamente, al tranquilizarse la situación intestinal mejora.
En este caso, la terapia tiene como objetivo relajar al paciente mediante remedios naturales y ejercicios. Si no es suficiente, el médico puede recetar fármacos ansiolíticos.

Algunas personas experimentan diarrea tras la cirugía de estómago que puede acelerar el movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo.
Las personas de visita en algunos países extranjeros pueden contraer la diarrea del viajero, provocada por alimentos o agua potable contaminada por bacterias, virus o parásitos.
En muchos casos, no es posible determinar la causa de la diarrea. Dado que la diarrea desaparece por sí sola al cabo de 1 o 2 días, no es necesario conocer la causa.

Artículos Relacionados: