Tensión baja: medicamentos y alimentación

 

aparato para medir la tensión

Medicamentos para la tensión baja

La hipotensión puede estar causada por antagonistas del calcio, diuréticos o betabloqueantes que provocan frecuencia cardíaca baja (bradicardia).
En caso de desmayos, el médico reduce la dosis o cambia el tipo de medicamento y receta un medicamento adicional para prevenir estas disminuciones repentinas de la tensión arterial.

El médico puede recetar fármacos como la fludrocortisona que ayuda a aumentar los niveles de la tensión arterial en las personas que sufren de tensión baja.
La fludrocortisona es un corticoide que aumenta la retención de sodio por parte del riñón.
Esto puede provocar:

La fludrocortisona no posee las propiedades antiinflamatorias de la cortisona.

Midodrina
La midodrina actúa en los receptores de las arterias y las venas más pequeñas para aumentar la tensión sanguínea.
Está indicada en caso de hipotensión postural debido a un trastorno del sistema nervioso.

La piridostigmina (Mestinon) inhibe la colinesterasa, es decir, una enzima que degrada la acetilcolina.
La acetilcolina es un neurotransmisor (sustancia química que permite la comunicación entre las células).
Según un estudio realizado por la Mayoclinic, la piridostigmina está indicada para tratamiento de la hipotensión ortostática (cuando la persona levanta los pies).

Sin embargo, raramente se recetan medicamentos para aumentar la tensión sanguínea.

 

¿Qué comer? Dieta y alimentación para la tensión baja

En caso de tensión baja hay que llevar una dieta saludable y natural con un alto contenido de vitaminas y sales minerales que ayudan a regular la tensión sanguínea del organismo.
Se recomienda una dieta rica en magnesio y potasio, entre los alimentos recomendados se encuentran:

  • Verduras de hoja verde
  • Almendras, pistachos, nueces, avellanas
  • Bananas, uva, coco
  • Patatas
  • Aguacate

Según la medicina natural, los alimentos nocivos que provocan tensión alta también pueden provocar tensión baja.
Algunas personas responden a estos alimentos con un aumento de presión, otras con una disminución de la presión.

Si la digestión está bloqueada, esto también puede provocar tensión baja.
Para digerir mejor, las comidas deben ser simples y no se deben combinar alimentos diferentes en una misma comida, por ejemplo proteínas y carbohidratos (carne y pan).
Después de una comida a base de proteínas, hay que esperar por lo menos 4 horas antes de volver a comer debido a que la digestión de las proteínas es bastante lenta.
Por lo tanto, si las personas comen fruta a mediados de la tarde, tras haber almorzado carne, pescado o huevos, se puede bloquear la digestión.

Aumentar el consumo de sal
Los fanáticos de la salud que reducen el consumo de sal para evitar la hipertensión arterial pueden tener tensión arterial baja.
La sal puede aumentar la tensión, pero no se recomienda debido a que puede provocar efectos negativos en el cuerpo.

Muchas personas beben agua con azúcar cuando tienen una crisis de hipotensión, pero se trata de un remedio temporal.

Comer porciones pequeñas
La presión arterial baja después de las comidas, o hipotensión posprandial, puede ser prevenida comiendo porciones pequeñas frecuentemente con pocos carbohidratos.
Esto se debe a que, después de una comida copiosa, el cuerpo envía una gran cantidad de sangre al aparato gastrointestinal para el proceso de digestión, esto puede provocar hipotensión.
Permanecer acostados o sentados después de comer ayuda a prevenir la disminución repentina de la presión arterial. Sobre todo en las personas ancianas debido a que tienen las arterias más rígidas y, por lo tanto, tienen problemas para regular la tensión.

Almendras
La masa de almendras es un remedio casero eficaz para aumentar la presión sanguínea.

  1. Dejar las almendras en remojo durante toda la noche
  2. Pelar las almendras
  3. Tritar en la licuadora

Regaliz
El regaliz contiene una sustancia química llamada glicirricina que protege a las hormonas cortisol y aldosterona ya que inhibe la enzima que puede descomponerlas.
La aldosterona y el cortisol retienen el sodio en la sangre y provocan la eliminación del potasio, por consiguiente, aumenta la presión arterial.

Si la disminución repentina de la tensión está causada por una reducción de la función de las glándulas suprarrenales, puede ser eficaz tomar un extracto de raíz de regaliz. Sin embargo, esto debe realizarse únicamente bajo supervisión médica.

 

Tensión baja: causas y síntomas