Hiperqueratosis epidermolítica (o en los órganos genitales)

La hiperqueratosis epidermolítica es un engrosamiento de la capa más externa de la piel (capa córnea de la epidermis).
La epidermis contiene una proteína dura llamada queratina.
Este engrosamiento de la piel tiene la función de proteger la piel contra el frotamiento, la presión u otras formas de irritación local. La hiperqueratosis genera callos y callosidades en manos y pies, y también puede causar zonas blanquecinas en la boca.


Otras formas de hiperqueratosis pueden aparecer como mecanismo de defensa de la piel contra:

  1. Inflamación crónica (a largo plazo),
  2. Infección,
  3. Radiaciones solares,
  4. Productos químicos irritantes.

En raras ocasiones, la hiperqueratosis se produce en la piel no irritada. Este tipo de hiperqueratosis puede tener su origen en una enfermedad hereditaria.
Puede aparecer poco después del nacer y afectar a grandes zonas del cuerpo.

 

La paraqueratosis

La capa superior de la piel se llama estrato córneo y se compone de células muertas que están una encima de otra.
Estas células no disponen de núcleo, pero contienen una gran cantidad de queratina, una proteína que ayuda a la piel a mantenerse hidratada.
La retención de líquido mantiene la piel fuerte y flexible, además de proteger los tejidos subyacentes del cuerpo. Con el tiempo, la células muertas se caen y son reemplazadas por células nuevas que se desarrollan en los niveles profundos de la piel.

Este ciclo continuo de renovación mantiene la piel sana.
En las personas con paraqueratosis, las células del estrato córneo conservan el núcleo y no están completamente queratinizadas.
Como resultado, la piel se vuelve seca y el cuerpo pierde humedad.
Con el tiempo, aparecen algunas escamas secas que pueden convertirse en grietas profundas.
Las lesiones cutáneas consisten en piel roja, inflamada y dolorosa, que puede supurar.
Por lo general, las escamas secas se rompen fácilmente.

 

Existen muchos ejemplos de hiperqueratosis, entre los que se encuentran:

Las verrugas. La verruga es una pequeña protuberancia en la piel debida a la infección por el virus del papiloma humano (VPH).
Las verrugas plantares crecen en las plantas de los pies.
Normalmente el VPH se transmite por contacto directo.
Por lo general, la nueva formación verrugosa se propaga al tocar o darle la mano a alguien que ya tiene una verruga.
También se puede propagar al tocar una superficie contaminada, por ejemplo caminando descalzo en el suelo de un gimnasio o de una piscina cubierta o usando los zapatos de otra persona.

El eczema crónico. El eczema (o dermatitis atópica) es una inflamación de la piel. El origen de esta enfermedad puede deberse a una alergia, sustancias químicas irritantes y otros factores.
Las causas del eczema son picor en la piel, enrojecimiento y ampollas pequeñas.
Cuando la inflamación es difícil de controlar, el eczema crónico puede provocar:

  1. Iperqueratosis
  2. Piel seca y agrietada
  3. Descamación
  4. Cambios en el color de la piel
  5. Pérdida de cabello localizada

Liquen plano. Esta enfermedad puede aparecer como una mancha blanca similar a una red en el interior de la boca.
También puede presentarse como una mancha pruriginosa, escamosa y de color violeta en otra zona de la piel.
El liquen plano puede originarse por una reacción anormal del sistema inmunitario.

Queratosis actínica. Esta enfermedad provoca erupciones cutáneas similares a manchas rojas en la piel, planas y ásperas como papel de lija.
Las lesiones cutáneas pueden tener un tamaño de pocos milímetros.
Las manchas aparecen por la exposición excesiva a la radiación ultravioleta de la luz solar.
Se producen en zonas de la piel expuestas al sol.
La hiperqueratosis no es una enfermedad grave o peligrosa, a excepción de la queratosis actínica, que puede convertirse en un cáncer de la piel.

Queratosis seborreica. Se trata de pequeños crecimientos de la piel no tumorales.
Pueden ser de color oscuro, marrón o negro.
La queratosis seborreica aparece en la cara, el tronco, los brazos y las piernas.
Aunque la hiperqueratosis seborreica es muy frecuente, su causa es desconocida.

Hiperqueratosis subungueal. Se forma en el lecho de la uña y en la capa córnea engrosada de la epidermis, que se encuentra bajo el borde libre de la uña. En esta zona la piel se engrosa, lo que puede provocar la separación de la uña (onicolisis).

Callos y callosidades. Los callos y las callosidades se producen en zonas de la piel sujetas al roce o a la presión prolongada (hiperqueratosis friccional).
Como consecuencia, se acumulan y endurecen las capas gruesas de células muertas de la piel.
Por lo general, los callos se desarrollan en los dedos irritados.
La hiperqueratosis blanda u ojo de gallo (o de perdiz) es el engrosamiento de la piel a nivel interdigital.
Las callosidades se forman en las plantas de los pies y las palmas de las manos.
Para muchas personas, los callos y las callosidades solo representan una molestia estética, si bien en algunos casos pueden provocar dolor y malestar.
La hiperqueratosis biomecánica se produce cuando el engrosamiento de la piel se produce por una presión excesiva durante un período de tiempo muy largo.
No se deben confundir los callos con la bursitis del dedo gordo del pie, un trastorno que consiste en la inflamación entre el lado interior del dedo gordo y el zapato, debido al juanete (o hallux valgus).

Hiperqueratosis epidermolítica o en los órganos genitalesLas grietas en los talones son lesiones que se forman en la parte posterior del calcáneo y que pueden originarse por hiperqueratosis.

La queratosis folicular o pilar es la acumulación de queratina en el orificio del folículo piloso. En la piel aparece como pequeños granos.

Enfermedades hereditarias. Algunas enfermedades hereditarias provocan hiperqueratosis, mediante una descamación generalizada y gruesa de la piel.
Los síntomas se producen en los bebés y los niños.

 

Tipos de hiperqueratosis

Hiperqueratosis en los órganos genitales
Cuando las células de la piel seca aparecen en la prueba de Papanicolaou (o prueba del Pap), este resultado se describe como hiperqueratosis.
Se trata de una gruesa capa de células similar a un callo en la superficie del cérvix o de la vulva.
A veces una zona con engrosamiento celular puede ocultar una lesión durante un examen ginecológico rutinario.
La hiperqueratosis puede impedir que el médico extraiga una muestra adecuada de células para su análisis en laboratorio.
Las causas de alteración de las células del útero suelen ser:

  1. Una irritación crónica,
  2. Una infección vaginal,
  3. El uso del diafragma,
  4. El virus del papiloma humano (VPH).

Para evitar sorpresas desagradables, se aconseja realizar un chequeo médico completo.

La prueba de Papanicolaou
Los médicos realizan la prueba de Papanicolaou raspando las células de la parte inferior del útero, cérvix o durante un examen pélvico.
Luego se envían las células a un laboratorio donde se preparan para el examen bajo el microscopio.
La prueba de Papanicolaou sirve para detectar cualquier anomalía del cuello uterino.
Si al repetir la prueba seis meses después la hiperqueratosis sigue presente, el médico tiene dos opciones.
Puede repetir la prueba después de tres o seis meses o recomendar un examen llamado colposcopia, un procedimiento empleado para comprender la razón de la anomalía de la prueba de Papanicolaou.

 

¿Qué es la hiperqueratosis epidermolítica?

La hiperqueratosis epidermolítica es una enfermedad cutánea presente al nacer.
Los niños afectados pueden presentar ampollas graves y un enrojecimiento severo de la piel (eritrodermia).
Dado que los niños con este trastorno carecen de la protección que garantiza la piel normal, se encuentran en riesgo de deshidratación y pueden desarrollar infecciones en la piel o en todo el cuerpo (sepsis).

Cuando los pacientes con hiperqueratosis epidermolítica envejecen, las ampollas son menos frecuentes, la eritrodermia se hace menos evidente y la piel se vuelve más gruesa (hiperqueratosis), especialmente en las articulaciones, en las zonas de la piel en contacto entre sí, en el cuello y el cuero cabelludo.
Por lo general, la piel gruesa es más oscura de lo normal.
Las bacterias pueden crecer en la piel, provocando a menudo un olor particular.

Tipos de hiperqueratosis epidermolítica
Las personas con hiperqueratosis epidermolítica de tipo “palmo-plantar” tienen la piel engrosada en las palmas de las manos, en la planta de los pies (hiperqueratosis palmoplantar) o en otras zonas del cuerpo.
La hiperqueratosis epidermolítica pertenece a un grupo de enfermedades llamado ictiosis. Esta enfermedad genética da lugar a piel seca, escamosa y gruesa.
Sin embargo, en la hiperqueratosis epidermolítica la piel aparece engrosada pero no escamosa, como ocurre con otras formas de ictiosis.

 

Hiperqueratosis ortoqueratósica
La hiperqueratosis ortoqueratósica es el engrosamiento de la capa granular de la epidermis. Un ejemplo es la queratosis seborreica.

Síntomas de la hiperqueratosis

Muchas formas de hiperqueratosis leve son indoloras.
Sin embargo, los callos, las callosidades y las verrugas plantares pueden molestar mucho.

 

Diagnóstico de la hiperqueratosis

Dependiendo del tipo específico de síntomas en la piel, el médico debe comprobar si el paciente:

  • Tiene antecedentes familiares de problemas de la piel,
  • Ha tenido algún tipo de alergia,
  • Se expone frecuentemente al sol,
  • Usa prótesis o aparatos dentales (en caso de hiperqueratosis de la mucosa oral),
  • Se muerde inconscientemente la mejilla, los labios, las encías o la lengua.
  • Masca tabaco sin fumarlo.

En ocasiones, el médico puede diagnosticar la causa de la hiperqueratosis basándose en el historial clínico, en los síntomas y examinando la piel, lo que suele ocurrir cuando se trata de callos, callosidades, verrugas y eczema crónico.
Si se sufre de eczema crónico debido a una alergia, el médico puede recomendar la realización de las pruebas de la alergia.
En algunos casos, también se puede efectuar una biopsia para confirmar el diagnóstico.

 

Tratamiento para la hiperqueratosis

El tratamiento para la hiperqueratosis depende del tipo y de la causa.

Callos y callosidades. Se debe colocar un relleno de gomaespuma junto a la zona afectada para disminuir el dolor.
Usar siempre un calzado adecuado para evitar una mayor fricción.
No lime ni corte un callo o una callosidad por sí mismo. Consulte a un profesional sanitario para recibir consejo y tratamiento.

Verruga. El médico puede eliminar las verrugas.
La eliminación de las verrugas se realiza mediante una de estas maneras:

  • Congelación con nitrógeno líquido (criocirugía),
  • Vaporización con láser,
  • Extirpación quirúrgica.

Si el tratamiento no llega a la capa de la piel infectada por el virus, la verruga puede reaparecer en el mismo lugar, en cuyo caso se hace necesario repetir el tratamiento.
Las verrugas se pueden tratar en casa con remedios naturales sin receta médica.
Con el autotratamiento la verruga tarda más tiempo en sanar que con el tratamiento médico.
La automedicación puede ser eficaz después del tratamiento médico y se nota especialmente si la verruga es grande o profunda.
Si el paciente sufre de diabetes mellitus o problemas circulatorios, el tratamiento debe efectuarlo un médico.
Esto ayuda a prevenir lesiones o infecciones.

Eczema crónico. Por lo general, el médico receta medicamentos a base de cortisona en forma de ungüento o pomada.
También es muy importante hidratar la piel.

Liquen plano. Al igual que el eczema crónico, el liquen plano suele tratarse aplicando localmente medicamentos a base de cortisona; de esta manera, se evitan los efectos secundarios de la cortisona en pastillas.

Queratosis actínica. El médico puede realizar una operación de criocirugía para eliminar una sola queratosis actínica. Las formaciones múltiples se pueden tratar mediante la exfoliación de la piel, el láser o la dermoabrasión.

Queratosis seborreica. Esta lesión cutánea se puede eliminar mediante criocirugía o con un bisturí.

Enfermedades hereditarias. No existe un tratamiento para estas enfermedades. Para tratar grandes zonas de piel escamosa, el médico puede recomendar la aplicación de emolientes específicos en la piel.

 

¿Es posible curar la hiperqueratosis? Pronóstico

Por lo general, la hiperqueratosis es un problema de la piel localizado y que tiene un buen pronóstico.
La queratosis actínica puede convertirse en carcinoma de células escamosas de la piel.