Cólera: causas, síntomas, contagio, tratamiento y pronóstico

El cólera es una enfermedad potencialmente endémica y peligrosa, caracterizada por frecuentes episodios de diarrea acuosa, a menudo acompañada de vómitos. Entre las consecuencias se encuentran el shock hipovolémico y la acidosis.

Vibrio cholerae es una bacteria gramnegativa con forma de “coma” y un único flagelo para el movimiento.

Existen numerosas cepas de Vibrio cholerae. Algunas son patógenas, mientras que otras solo provocan infecciones leves o asintomáticas.

Otras cepas de Vibrio cholerae pueden originar ocasionalmente brotes aislados y más leves de diarrea, aunque la gran mayoría no provoca ninguna enfermedad.
La transmisión a los seres humanos se produce a través del agua o los alimentos.
Cuando una persona consume agua o alimentos contaminados, las bacterias liberan toxinas al intestino produciendo episodios de diarrea grave.

Tipos de Vibrio cholerae
Existen dos tipos de Vibrio cholerae:

  1. Vibrio cholerae serogropo O1 es la bacteria causante del cólera con mayor frecuencia.
  2. Vibrio cholerae serogrupo no-O1, existen cerca de 70 especies de Vibrio cholerae no-O1. Suelen provocar diarrea.

¿Cómo se difunde el cólera?

La transmisión suele tener lugar al beber agua contaminada por las heces de una persona infecta.
El contagio puede ocurrir por agua contaminada o por la ingestión de alimentos lavados con agua contaminada.
Este tipo de transmisión es frecuente en las zonas con sistemas de alcantarillado no adecuados y agua sucia.

La transmisión de origen alimentario también puede ocurrir al comer crustáceos crudos o poco cocidos.
Por ejemplo, en Estados Unidos se puede contraer el cólera al consumir crustáceos pocos cocidos del Golfo de México.
El contagio entre personas es poco probable.

Causas del cólera

Las fuentes de cólera pueden ser:

  • Suministros de agua municipales,
  • Hielo formado por agua del grifo,
  • Alimentos y bebidas adquiridas en puestos ambulantes,
  • Hortalizas regadas con agua que contiene residuos humanos,
  • Pescado crudo, poco cocido o pescado en aguas contaminadas.

Síntomas del cólera

Solo una de cada diez personas desarrolla los signos y síntomas típicos del cólera.
El período de incubación se extiende de 1 a 5 días.

Los síntomas de la infección por cólera pueden ser:

Diarrea. La diarrea relacionada con el cólera aparece de repente y rápidamente. Puede originar una peligrosa pérdida de líquidos, llegando incluso a un litro de agua por hora.
La diarrea provocada por cólera suele tener un aspecto lechoso y pálido similar al agua de cocción de arroz.
Los pacientes con cólera pueden ir al baño para evacuar hasta 50 veces al día. Si los síntomas son graves se requiere intervención inmediata.
Otras enfermedades causantes de gastroenteritis tienen una menor frecuencia de episodios de diarrea.

Náuseas y vómitos. Se producen en las fases iniciales y finales del cólera, a veces el vómito puede persistir durante horas.

Deshidratación. La deshidratación puede manifestarse en las horas siguientes a la aparición de los síntomas del cólera. Dependiendo de los líquidos que el cuerpo haya perdido, la deshidratación puede variar de leve a grave. Una pérdida del 10% o más del peso corporal total indica que se trata de una deshidratación grave.

Otros signos y síntomas de la deshidratación por cólera son:

La deshidratación puede comportar una rápida pérdida de minerales en la sangre (electrólitos) que mantienen el equilibrio de los líquidos en el cuerpo.
Este fenómeno se llama desequilibrio electrolítico.
El desequilibrio electrolítico puede llevar a graves signos y síntomas tales como:

  • Calambres en las piernas. Éstos surgen de la rápida perdida de sales como sodio, cloruro y potasio.
  • Shock. Ésta es una de las complicaciones más graves de la deshidratación. Se manifiesta cuando el volumen de sangre disminuye y provoca una bajada de la presión sanguínea y una reducción de la cantidad de oxígeno en el cuerpo. Si el choque hipovolémico no se trata puede causar la muerte en pocos minutos.

La mayor parte de los casos sintomáticos de cólera incluyen diarrea leve o moderada, que suele ser difícil de distinguir de la diarrea provocada por otros problemas.

Signos y síntomas del cólera en los niños

En general, los niños con cólera tienen los mismos signos y síntomas de los adultos, aunque también pueden experimentar:

  1. Somnolencia extrema o incluso coma,
  2. Fiebre,
  3. Convulsiones.

Diagnóstico del cólera

Cólera, causas, síntomas, contagio, tratamiento y pronósticoEl diagnostico se realiza de la siguiente manera:

  • Evaluación de los síntomas, que suelen incluir diarrea acuosa con nausea, vómito y calambres abdominales.
  • Se realiza el cultivo de heces del paciente.
  • En las zonas donde el cólera es endémico, a menudo se dispone de un rápido test inmunocromatográfico. Esto conlleva la colocación de una barra en una muestra de heces, a continuación se leen las líneas que coloran.
  • El diagnóstico también se puede hacer mediante un análisis de sangre para anticuerpos contra el Vibrio cholerae.
  • A pesar de que se han identificado más de 100 serogrupos (basados en antígenos de superficie celular) de Vibrio cholerae, solo dos son responsables de las epidemias de cólera: el serogrupo O1 y el O139.

¿Cuál es el tratamiento para el cólera?

Dado que la muerte por cólera es una consecuencia de la deshidratación, el tratamiento consiste en la rehidratación oral, se necesita beber una gran cantidad de agua mezclada con azúcar y sal.

En la farmacia se venden mezclas ya preparadas, pero para los casos graves de cólera se deben introducir los líquidos por vía endovenosa.
Los antibióticos pueden reducir la duración de la enfermedad, pero la rehidratación sigue siendo necesaria, incluso cuando al tomar antibióticos.
Se recomienda no utilizar medicamentos antidiarreicos, ya que impiden la expulsión de las bacterias del cuerpo.
En muchas zonas del mundo está aumentando la resistencia a los antibióticos. En Bangladesh, por ejemplo, la mayor parte de los casos son resistentes a la tetraciclina, trimetoprim + sulfametoxazol y eritromicina.

¿Cuál es el pronóstico para el cólera?

Las consecuencias del cólera pueden variar mucho dependiendo de la gravedad de la deshidratación y de la velocidad con la que el paciente responde al tratamiento.
La tasa de mortalidad por cólera sin tratar puede llegar al 50-60% durante las grandes epidemias, pero se puede reducir aproximadamente al 1% si se inician rápidamente los protocolos del tratamiento.
En general, si los síntomas no son graves y la deshidratación no es excesiva, el pronóstico es mejor.
Si la deshidratación se mantiene bajo control, el pronóstico suele ser excelente.

Prevención

Cinco consejos para la prevención del cólera:

1. Beber y utilizar agua segura
El agua en botellas cerradas y los refrescos en lata o en botella se pueden beber con seguridad.
Utilizar agua potable para lavarse los dientes, lavar los alimentos, preparar la comida y hacer hielo, evitar el agua del grifo.
Limpiar las zonas de preparación de la comida y las vajillas con jabón y agua segura, así como secar completamente la tabla de cortar y los utensilios antes de utilizarlos de nuevo.
Para asegurarse de que el agua se puede beber:

  • Hervir el agua durante al menos 1 minuto.
  • Conservar siempre el agua tratada en un recipiente limpio y tapado.

2. Lavarse las manos con jabón y agua segura:

  • Antes de comer o preparar la comida,
  • Antes de dar de comer a los niños,
  • Después de ir al baño,
  • Después de limpiar las nalgas del niño,
  • Después de cuidar a enfermos con diarrea.

Si no se dispone de ningún jabón, lavarse las manos frecuentemente con arena y ceniza y enjuagar con agua segura.

3. Utilizar letrinas o enterrar las heces; no defecar en un charco de agua.
Utilizar las letrinas u otros sistemas de saneamiento, como baños químicos para la eliminación de las heces.
Lavarse las manos con jabón y agua segura después de la defecación.
Limpiar la carcasa y las superficies contaminadas con heces usando una solución de cloro para usos domésticos.

¿Qué pasa si no se puede evacuar en un inodoro?
Defecar al menos a 30 metros de cualquier charco de agua y después enterrar las heces.
Deshacerse de las bolsas de plástico que contienen las heces en las letrinas, en los puntos de recogida, si estan disponibles, o cubriéndolos bajo el suelo.

4. Cocinar bien los alimentos (sobre todo el pescado), manteniéndolos cubiertos, y consumirlos cuando estén todavía calientes. Pelar fruta y verdura.
Cocinar los crustáceos (como cangrejos, camarones, mejillones y almejas) hasta que estén muy calientes, incluso en el interior.

* Evitar alimentos crudos, a excepción de frutas y verduras peladas.

5. Limpiar con precisión – en la cocina y en los lugares donde se lava la ropa.
Lavar el cuerpo, a los niños, los pañales y la ropa por lo menos a 30 metros de distancia de fuentes de agua potable.

Zonas de riesgo

A escala mundial, los casos de cólera están aumentando constantemente desde 2005 y la enfermedad sigue afectando a muchos lugares, entre ellos África, el sudoeste asiático, India y Haití.