Remedios contra la tos en niños

La tos es una acción que sirve para expeler sustancias irritantes, como por ejemplo flemas o un cuerpo ajeno.

Las causas más frecuentes de la tos son:

  1. Infección
  2. Resfriado
  3. Gripe
  4. Crup (laringotraqueobronquitis)
  5. Varicela

 tos, niños, remedios, pulmones

Por lo general, estas enfermedades dan lugar a una tos seca si bien el crup también provoca respiración ruidosa. Los niños recién nacidos experimentan mayor riesgo que los demás y los niños que van a la guardería suelen enfermar con frecuencia.

La humedad puede ayudar a los niños a enfrentarse al crup; se aconseja tomar baños calientes o de vapor.
Contra la tos persistente ocasionada por el asma, el médico puede recetar fármacos cortisónicos para el niño.

El reflujo gastroesofágico en los niños puede provocar tos, vómito frecuente, sabor amargo en boca, ardor de estómago y laringitis espasmódica.
Se debe modificar la alimentación y eliminar algunos alimentos de la dieta, como la comida rica en grasas, la menta y el chocolate.
Se aconseja comer por lo menos dos horas antes de acostarse. Los síntomas suelen empeorar por la noche cuando el niño duerme.

El asma puede ser difícil de diagnosticar porque los síntomas son muy variables. Entre éstos se encuentra la tos sibilante que puede empeorar durante la noche.

La alergia y la sinusitis pueden ocasionar tos persistente con picor en la garganta, goteo por la nariz, dolor de garganta o erupciones cutáneas. Entre los alérgenos están las comidas (por ejemplo, la leche), el polen, el pelo y el polvo.

La tos ferina se caracteriza por una tos intermitente, sobre todo por la noche.
Otros síntomas pueden ser el goteo por la nariz, los estornudos y la fiebre baja. La tos ferina es contagiosa, pero se puede prevenir mediante la vacunación.

Otras causas de la tos en niños son:

  • La inhalación de un cuerpo extraño, por ejemplo un trozo de comida.
  • La exposición a sustancias irritantes, como humo de cigarrillos o de chimenea.
  • En invierno, la causa más probable es una infección viral o bacteriana. En primavera y en verano, la causa sea probablemente una alergia.

 

Tos persistente en niños

El asma es una de las principales causas de la tos entre los niños. En caso de asma se puede escuchar un silbido en la respiración, debido a la acumulación de líquido en los conductos del aire, que produce este silbido. Otros síntomas son respiración rápida, respiración jadeante y tos persistente nocturna.

Si el niño padece tos crónica persistente, ronquera y sensación de asfixia, el motivo puede ser el reflujo que sube del estómago al esófago.

Factores externos
La causa puede llegar del exterior, como por ejemplo:

  1. Tabaquismo pasivo, contaminación atmosférica
  2. Inhalación de un alimento
  3. Alergia a polvo, pólenes y animales domésticos
  4. Algunos fármacos provocan tos continua como efecto secundario

Infección viral
Aunque la tos debida a una infección viral no suele durar más de 2 semanas, puede continuar incluso tras la curación del niño.
Entre las enfermedades infecciosas que pueden ocasionar tos persistente se encuentran:

  1. Sinusitis
  2. Bronquitis
  3. Neumonía
  4. Rinitis alérgica

 

Causas de tos y fiebre en los niños

Dientes: el crecimiento de los dientes es una de las causas más comunes de tos y fiebre en los niños pequeños.
La salivación excesiva cuando asoman los dientes provoca la tos. Este síntoma va acompañado por fiebre baja (febrícula).

Asma: el asma es una enfermedad de las vías respiratorias que puede ocasionar tos crónica en los niños. Los síntomas principales del asma son: disnea, tos persistente y silbidos en la respiración.

Alergia: si el niño padece una alergia alimenticia, a las gramíneas, etc., el contacto con estos alérgenos puede ocasionar tos y fiebre.
Ente otros síntomas se encuentran las erupciones cutáneas y la falta de aliento.
No se debe confundir la alergia a las proteínas de la leche con la intolerancia a la lactosa.

Infecciones respiratorias: las infecciones bacterianas y virales del tracto respiratorio pueden provocar bronquitis y neumonía. La tos persistente y la fiebre en los niños pueden debilitar el sistema inmunitario, lo que puede influir en el estado de salud general. El moco con manchas de sangre puede ser síntoma de graves enfermedades como tuberculosis, tumor de pulmón o metástasis.

Resfriado/gripe: el resfriado o la gripe son las causas más comunes de tos seca o productiva y fiebre. Entre otros síntomas se experimenta dolor de garganta, dolor de pecho, flemas y desgana.
La duración del resfriado y de la gripe es de aproximadamente una semana y como mínimo 5 días.

Infecciones contagiosas: la inspiración de gotas infectadas puede provocar crup. El adenovirus, el sarampión, la gripe o el virus sincitial también pueden provocar crup.

 

Tos crónica con flemas

La tos crónica con flemas por la mañana tiene su origen en la acumulación de moco en los pulmones por la noche. La tos crónica con flemas en niños puede estar causada por alergias debidas a algunos alérgenos, como por ejemplo polvo, productos químicos, humos, etc.

El tabaquismo es una de las principales razones de la tos productiva. Cuando una persona deja de fumar el cuerpo reacciona e intenta expeler el alquitrán y las toxinas acumuladas, por lo que es común que la persona tenga tos con flemas verdes.
El moco en los pulmones puede deberse a:

  1. Bronquitis aguda
  2. Asma
  3. Sinusitis
  4. Neumonía
  5. Tos ferina

 

chica, tos seca y productiva¿Qué hacer? Tratamiento para la tos en niños

Qué pueden tomar los niños con tos seca o productiva. Los padres siempre se preocupan por los efectos secundarios de los medicamentos en los niños, sobre todo cuando tienen entre uno y tres años de edad.
A continuación, se describen algunas indicaciones sobre los medicamentos.

Dextrometorfano
Vincitos, Bisolvol antitusivo y Fritusil son medicamentos a base de dextrometorfano. Estos medicamentos están recomendados por médicos y farmacéuticos para reducir la tos seca sin riesgos.

Guaifenesina
Este principio activo se encuentra en medicamentos como Cinfatos expectorante.
La guaifenesina puede aliviar la congestión en el tórax. Se trata de un expectorante que ayuda a fluidificar las secreciones de moco.

Vicks VapoRub
Vicks VapoRub está contraindicado para los niños hasta los 30 meses, pero se puede disolver en agua caliente para su inhalación o espalmarse sobre el pecho del niño. Vicks VapoRub alivia los síntomas de resfriado, nariz tapada, tos y dolor de garganta.

Analgésicos y antinflamatorios
Estos medicamentos también se conocen como calmantes, ya que ayudan a aliviar al dolor. Entre éstos se encuentran:

  1. Paracetamol (Apiretal)
  2. Ibuprofeno (antiinflamatorios no esteroideos)

Los analgésicos sin receta como el ibuprofeno y el paracetamol reducen el dolor y la fiebre provocada por la bronquitis.

Los niños menores de 4 años no pueden tomar aspirina, pues puede ocasionar el síndrome de Reye.

Si el niño tiene asma puede tomar:
Un jarabe a base de salbutamol (Ventolin Jarabe) o el aerosol con esta sustancia.
Fármacos cortisónicos como la betametasona y la beclometasona (Beclo-asma), aunque se debe tener cuidado con los efectos secundarios de estos medicamentos.
Para las infecciones bacterianas de las vías respiratorias, el médico puede recetar antibióticos como clofoctol o azitromicina (Zitromax).

 

Remedios naturales contra la tos en niñosRemedios contra la tos en niños

Los niños pequeños pueden sufrir frecuentes ataques de tos y resfriado debido a que su sistema inmunitario no está del todo desarrollado. Los especialistas opinan que los niños pueden tener unas 8 o 10 recaídas en los primeros dos años.
Los niños pueden salir si se encuentran bien, pero se deben abrigar bien.

En caso de bronquitis, la tos puede presentarse con o sin flemas.
En caso de tos seca, se pueden tomar antitusivos caseros, no así en caso de tos productiva, ya que la tos ayuda a expeler el moco y a liberar los bronquios.

La inhalación de vapores está considerada como el mejor calmante para la tos seca. El calor y la humedad reducen el moco que se expele más fácilmente.
Beber grandes cantidades de agua caliente durante el día permite fluidificar el moco y aliviar la tos.
En estos casos, no es aconsejable pasar las vacaciones en la montaña, ya que el clima es seco.

Miel
No se debe dar miel a niños menores de 2 años para tratar los síntomas de la tos, ya que puede provocar una reacción alérgica o botulismo infantil, por la presencia de pólenes y bacterias como Clostridium tetani.

 

Remedios naturales y fitoterápicos

  • Mezclar una cucharadita de miel con 2-3 gotas de zumo de limón. Beber por la mañana en ayunas durante 3-4 días.
  • Entre los remedios caseros, mezclar media cucharadita de pimienta de cayena, un cuarto de cucharadita de jengibre, dos cucharadas de agua, una de vinagre de manzana y una de miel. Se pueden tomar dos cucharaditas de este jarabe dos veces al día. Al cabo de una semana debería aliviarse la tos.
  • Otro calmante casero para la tos se realiza a base de miel y zumo de áloe vera. Mezclar bien y beber 1-2 gotas cada 3 horas durante un par de días.
  • Preparar una mezcla con 2-3 granos de pimienta negra, una cucharadita de semillas de comino, un cuarto de cucharadita de sal. Chupar 3-4 veces al día a intervalos regulares. Éste es otro remedio casero contra la tos en los niños.
  • Evitar bebidas con cafeína y beber 2-3 vasos de zumo de naranja al día, que fortalece el sistema inmunitario y alivia la tos.
  • Mezclar una cucharadita de cúrcuma en polvo con 3-4 gotas de miel y beber antes de acostarse. Se trata de un calmante muy eficaz contra la tos en los niños.
  • Ajo: el ajo ayuda a sanar el resfriado y la gripe. Picar varios dientes de ajo y colocar en un recipiente de vidrio cerrado junto con miel. Esperar 24 horas y tomarse una cucharada de este jarabe cuando tenga necesidad de toser.

 

tos, broncos, bronquitis.Remedios naturales contra la tos de los bebés

Infusión de hierbas
Preparar un zumo de limón, 1 cucharadita de dulcificante natural como la stevia rebaudiana y un vaso de agua tibia. No utilizar miel como dulcificante natural para los niños menores de un año.

Masoterapia a base de hierbas: éste es un remedio eficaz contra la tos del niño.
Efectuar un masaje a base de hierbas con 3-4 cucharadas de aceite de oliva y 2 gotas de aceites esenciales, como por ejemplo:

  • Salvia
  • Romero
  • Eucalipto
  • Menta piperita

Verter la mezcla sobre la espalda y el pecho del niño y mantener cubierto.

Vapor: el vapor es un tratamiento muy bueno contra la tos.
Basta con tomarse una ducha caliente.

Humidificador: si el niño tiene tos mientras duerme, el humidificador es muy eficaz. Añadir unas gotas de aceite de salvia o de tomillo en el humidificador situado en la habitación del niño.

 

¿Cuándo hay que preocuparse?

Hay que llevar el niño a urgencias o contactar con el médico si padece otros síntomas, como por ejemplo:

  1. Fiebre superior a 39°
  2. Cianosis con labios morados
  3. Falta de aliento
Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.