Remedios para las náuseas

Rate this post
Las náuseas son una sensación que indica la necesidad de vomitar. Se trata de un síntoma que suelen experimentar las mujeres embarazadas.

Las náuseas pueden ser agudas, de corta duración o prolongadas.
Si son prolongadas pueden ser debilitantes.

 

¿Qué son las náuseas matutinas durante el embarazo?

La sensación de fuertes náuseas que en ocasiones da lugar a vómitos suele denominarse náuseas matutinas de forma equivocada, ya que comienza al despertarse por la mañana con el estómago vacío, pero también puede manifestarse por la tarde o por la noche, especialmente durante el primer trimestre del embarazo, si bien puede continuar hasta el último trimestre o las últimas semanas.

 

náuseas, embarazo, matutino, matutinas, vómito

Náuseas matutinas durante el embarazo. ¿Cuáles son las causas?

Una combinación desconocida de hormonas, el aumento del estrés y otros trastornos del cuerpo (como un sentido más agudo del olfato o un sabor metálico) pueden afectar a una mujer embarazada, sobre todo en los primeros meses.
Las náuseas durante el embarazo pueden tener su origen en:

  • Aumento de los niveles de hormonas gonadotropinas y estrógenos circulantes en el cuerpo.
  • Relajación de los músculos del tracto digestivo (digestión menos eficiente) debido al aumento de los niveles de progesterona.

Saltarse las comidas y los trastornos alimentarios durante el embarazo pueden contribuir a la sensación de náusea.
Lo que se debe saber sobre las náuseas matutinas durante el embarazo.
Casi todas las mujeres embarazadas con náuseas ya conocen la mala noticia: las náuseas durante el embarazo suelen comenzar por la mañana, pero pueden ser constantes durante todo el día, 7 días a la semana.
La buena noticia es que para la mayoría de madres embarazadas, el peor período se sitúa entre la 12ª y la 14ª semana de embarazo.
Las náuseas pueden ocurrir a partir de la segunda semana de embarazo y hasta el octavo o noveno mes (últimos meses), o en algunos casos hasta los últimos días.
Lo bueno es que las náuseas tienden a ser peores en el primer embarazo, mientras que desde el segundo embarazo la probabilidad de no experimentar náuseas son elevadas.
Las náuseas del embarazo no dañan al bebé. De hecho, las mujeres que experimentan náuseas durante el embarazo son mucho menos propensas a sufrir un aborto que aquellas que no las padecen.
No obstante, la mayoría de las mujeres dan a luz a niños sanos, independientemente de si han sufrido las náuseas matutinas.

 

¿Qué puede provocar náuseas y vómitos además del embarazo?

Las náuseas y los vómitos pueden manifestarse por separado o a la vez. Las causas más comunes son:

 

¿Cómo tratar las náuseas?

Beber líquidos claros
Si el estómago está irritado, puede que comer no sea una buena idea, ya que deberá realizar un esfuerzo adicional para digerir la comida.
Hay que limitar la dieta a líquidos hasta que se produzca una mejoría y se deje de vomitar.
Lo más adecuado es tomar líquidos claros y a temperatura ambiente, como el agua y los zumos de frutas diluidos sin cítricos.
Estos fluidos son fáciles de digerir y sirven para prevenir la deshidratación resultante de vómitos o diarrea. 

Esperar a que la enfermedad desaparezca por sí sola
Los médicos coinciden en que la mejor cura para la gripe estomacal de 24 horas es el reposo en la cama durante algún tiempo.
Cuanto más descanse, más energía tendrá el cuerpo para luchar contra el invasor. 

Tumbarse en la cama
El reposo suele ser la mejor cura para cualquier enfermedad que provoque náuseas o vómitos.

No consumir bebidas alcohólicas
Cualquiera que haya tenido una borrachera sabe que el alcohol puede ser muy irritante para el estómago. Si se padece dolor de estómago no es un buen momento para emborracharse.
Y si la náusea repentina es consecuencia de la borrachera, es una razón más para evitarla.
Lo mismo vale para las comidas grasas, los alimentos muy condimentados, las bebidas con cafeína y los cigarrillos.

Evitar retener el estímulo
Lo peor que se puede hacer con el vómito es combatirlo, ya que se trata de una manera del cuerpo para deshacerse de algo que está ocasionando daños en el estómago. Por lo tanto, tratar de retener el impulso puede dañar el esófago.

Aplicar una compresa fría
Aplicar el hielo sobre la cabeza puede ofrecer mucho alivio cuando se siente la necesidad de vomitar. No detiene el vómito, pero ayuda a sentirse un poco mejor.

Mantener el equilibrio de agua y sales minerales
En caso de náuseas acompañadas de vómitos, además de reponer los líquidos perdidos con el vómito, es importante mantener el equilibrio de sodio y potasio (electrolitos) en el cuerpo.
Si no se puede evitar la comida durante más de un día o dos, se puede tomar una bebida para deportistas, como por ejemplo Gatorade, que es suave para el estómago y eficaz para reponer los minerales.
Se puede diluir con agua si al beberlo normalmente ocasiona molestias en el estómago.

Acupuntura y remedios para relajarse
Se puede probar la acupuntura, que se ha demostrado útil para reducir las náuseas durante el embarazo.
Las clásicas técnicas anti-estrés, como la meditación o el yoga prenatal son otros remedios eficaces.

Limón
Se recomienda beber zumo de limón o limonada para las náuseas. El olor de limón también puede reducir los síntomas.

 

Tratamiento para las náuseas crónicas

Medicamentos que pueden tomarse también durante el embarazo
Los fármacos sin receta médica para el estómago que contienen bismuto protegen el revestimiento del estómago y pueden ayudar a aliviar las náuseas.
Se debe evitar la aspirina, ya que puede irritar el estómago.
Se pueden tomar algunos medicamentos durante el embarazo, como por ejemplo:

  • Dimenhidrinato (Cariban)
  • Metoclopramida (Primperan)
  • Domperidona (Flatoril)

Si las náuseas tienen su origen en un problema digestivo, se puede beber un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato.

 

¿Qué comer? Dieta para las náuseas matutinas durante el embarazo

Remedios para las náuseasSeguir la dieta del embarazo, concentrándose en el dúo dinámico: las proteínas y los hidratos de carbono complejos son buenos para prevenir las náuseas, especialmente si se consumen juntos.
Se deben evitar la leche y los productos lácteos.

 

Remedios naturales en la cocina

Semillas de anís
Este alimento ayuda a tratar las náuseas y los vómitos.
Preparar un té de anís poniendo ¼ de cucharadita en ½ taza de agua hirviendo.
Mantener en reposo durante cinco minutos.
Beber una vez al día.
El anís se puede espolvorear sobre verduras como las zanahorias o la calabaza.
Si el estómago tolera la fruta durante o inmediatamente después de un ataque de náuseas, tomar anís junto con las manzanas o peras al horno.

Hinojo
Tomar una cucharada de semillas de hinojo y mantener durante diez minutos en una taza de agua hirviendo. Endulzar con miel al gusto. Tomar dependiendo de las náuseas.

Jengibre
Sin duda, el jengibre es el mejor tratamiento para la irritación del estómago.
Al tomarlo en cualquiera de sus formas, alivia las náuseas y no solo durante el embarazo.
Se puede tomar té de jengibre o pan de jengibre.
Las personas que viajan deben llevar consigo las ramas de jengibre o el jengibre cristalizado en lugar de pastillas o parches.

Los estudios demuestran que el jengibre es más eficaz que los medicamentos que se encuentran en las farmacias. Se debe evitar la bebida Ginger Ale, a no ser que contenga realmente jengibre. Actualmente, muchas Ginger Ale no contienen el tipo jengibre curativo.

Menta
El té a la menta alivia las náuseas. Simplemente hay que poner 1 cucharada de hojas secas en un litro de agua caliente durante 30 minutos. Mezclar y beber.
No se deben tirar las hojas de menta cuando se bebe el té, sino comérselas. Las hojas de menta hervidas pueden ayudar a tratar las náuseas.

Regaliz
Se puede masticar la raíz de regaliz, pero existen algunos efectos secundarios, como por ejemplo hipertensión.

 

Consejos para sentirse mejor con las náuseas durante el embarazo

Evitar comer (así como mirar u oler) los platos que provocan las náuseas (los alimentos picantes, grasos y ácidos pueden ser especialmente difíciles, ya que tienen un fuerte aroma).
Es posible encontrar alimentos saludables que proporcionen la mayoría de las necesidades nutricionales sin riesgo de náuseas y comerlos hasta que se pueda seguir una dieta más variada.

No hay que preocuparse mucho por tomar la dosis diaria de alimentos a corto plazo, ya que las necesidades del niño son muy reducidas.

Se recomienda comer de seis a ocho comidas pequeñas a lo largo del día en lugar de tres comidas grandes.
Cuando el estómago está vacío, los ácidos no tienen nada para picar aparte del revestimiento interno del estómago, por lo que aumentan las náuseas durante el embarazo.
Además, las comidas más pequeñas son más fáciles de digerir y existen menos probabilidades de que provoquen náuseas.

Comer en la cama. Tener en la mesita de noche galletas saladas, cereales y aperitivos nocturnos (con objeto de que la barriga no está completamente vacía al irse a dormir).
Comer algo al despertarse para evitar el inicio de las náuseas.

También es posible picar algo por la noche si la futura madre se despierta a mitad de la noche para ir al baño.
Se deben privilegiar los líquidos que son cada vez más importantes que los sólidos a corto plazo (especialmente si se vomita).
También pueden ser más fáciles de digerir si no son sólidos, por lo que se deben tomar los nutrientes en sopas o batidos.
Comer alimentos con jengibre (varios estudios científicos muestran una reducción de las náuseas y los vómitos en el embarazo), como Ginger Ale, té de jengibre, caramelos de jengibre o bebidas de jengibre.

Se pueden tomar las clásicas galletas saladas si las náuseas no desaparecen con nada más.
Asimismo, se pueden tomar vitaminas prenatales por la noche, asegurándose de que no contengan hierro, al menos hasta que pasen las náuseas matutinas.
Pregunte al médico si necesita tomar vitamina B6 que se emplea para reducir el estrés y las náuseas.

Remedios para las náuseas ultima modifica: 2016-08-04T22:12:58+00:00 da Fisioterapia Rubiera