Síntomas de alergia y remedios

La alergia es una enfermedad en la que el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a un agente externo llamado alérgeno que no es perjudicial para otras personas, como por ejemplo el polen, el veneno de abeja o pelo de las mascotas.
El sistema inmunológico produce sustancias conocidas como anticuerpos.
Algunos de estos anticuerpos protegen contra los invasores no deseados que podrían provocar una infección o una enfermedad.


En caso de alergia, el sistema inmunológico produce anticuerpos (IgE) que identifican un particular alérgeno como agente perjudicial, aunque no lo sea.

alergia, anticuerpos, alergia, mastocitos, neutrófilos, reacción, anafiláctica
¿Cómo funciona la alergia? Alila / bigstockphoto.com

Cuando se entra en contacto con el alérgeno, la reacción del sistema inmune puede ser inflamación de:

  • Piel,
  • Senos paranasales,
  • Vías respiratorias,
  • Sistema digestivo.

La gravedad de las alergias es muy variable, puede variar desde una ligera irritación hasta la anafilaxia, que es una emergencia potencialmente letal.
Las alergias son muy comunes. Según “Allergy UK” en Reino Unido, uno de cada cuatro personas sufre de alergias a lo largo la vida.
Los números están aumentando cada año y más de la mitad de los afectados son niños.
No está clara la razón del aumento. Algunos expertos creen que existe una relación con la contaminación.

Otra teoría es que las alergias son causadas por el ambiente en el que vivimos que, al ser demasiado limpio y libre de gérmenes, reduce el número de gérmenes que combaten el sistema inmunológico.
Esto provoca una reacción excesiva cuando se entra en contacto con sustancias inofensivas.

 

Tipos de alergia

Las alergias pueden ser alimentarias, estacionales, animales o de otros tipos.
Alergias alimentarias e intolerancias alimentarias.
Las alergias o las intolerancias alimentarias afectan a casi todos en algún momento.
Las personas a menudo tienen una reacción desagradable a algo que comen.
Las alergias más comunes son a los siguientes alimentos:

  • Leche,
  • Gluten,
  • Trigo,
  • Maní,
  • Pescado,
  • Crustáceos.

 

Alergias estacionales

Alergias de primavera
La primavera es un periodo del año en el que pensamos cuando se habla de alergias estacionales. Tan pronto como comienzan a florecer los árboles y el polen se dispersa en el aire, las personas alérgicas empiezan a experimentar nariz congestionada y a estornudar.
La lluvia “limpia” el aire de estas sustancias y da alivio a las personas alérgicas a las gramíneas y polen, por ejemplo en la montaña puede ser causada por el polen del abedul.

Alergias de verano
Aunque la primavera es lo primero en que pensamos al hablar de alergias, muchos factores que provocan la reacción alérgica en mayo y junio también persisten en verano.

Alergias de invierno
El polen de ciprés y avellano son los principales alérgenos de las alergias “invernales”, ya que aparece en los meses de enero, febrero y marzo.

alena-yakusheva-fotolia-com_Alergia a los animales
Las más comunes son las alergias a los perros y gatos.
Los que sufren de este trastorno no deben tener uno de esto animales ya que sueltan pelo por todas parte, entonces es más fácil tener una reacción alérgica.

Alergia al champú y cosméticos
El champú y los jabones con un PH demasiado ácido o por el contrario demasiado alcalino pueden causar ardor, enrojecimiento y malestar.
La perafenilendiamina es un alérgeno contenido en la mayor parte de los tintes de cabello y puede causar dermatitis de contacto.

Otras alergias
La fiebre del heno es un trastorno inmunológico caracterizado por una reacción alérgica al polen y otras sustancias. También conocido como rinitis alérgica, existen dos tipos:

  • Estacional, que se produce solo durante el período del año en el que algunas plantas polinizan,
  • Perenne, que se produce durante todo el año.


Conjuntivitis alérgicas (ojo rosado)
La conjuntivitis alérgica es causada por bacterias, virus o enfermedades de transmisión sexual, puede propagarse fácilmente de persona a persona, pero no es un riesgo para la salud si se diagnostica rápidamente. No es una enfermedad contagiosa.

Urticaria
La urticaria causa rojez en la piel similar a una quemadura de sol, hinchazón, prurito y una intensa sensación de picor al tocar la piel irritada.

Alergias a las picaduras de insectos
La picaduras de abejas, avispas, avispones y hormigas de fuego son los que más con más frecuencia desencadenan alergias. Sin embargo, la mayoría de las personas no son alérgicas a las picaduras de insectos y pueden confundir una reacción normal con una patológica.

Alergias al polen
Para la mayoría de la gente un cambio estacional señala el comienzo de largos días y noches frías. Sin embargo, para una de cada diez personas que sufren de alergia al polen, el cambio de estación puede significar sufrimiento debido a las reacciones alérgicas.

Reacciones de la piel al sol
La mayoría de las personas se quema tras una larga exposición a la radiación ultravioleta. Sin embargo, algunos individuos especialmente susceptibles desarrollan reacciones cutáneas exageradas a la luz del sol.


Alergia a la aspirina
Los salicilatos son químicos naturales naturalmente presentes en plantas y son un ingrediente importante de la aspirina y otros analgésicos.
Además a menudo se encuentran en frutas y verduras, así como en muchos productos de belleza.

Alergia a los cosméticos
Algunos cosméticos pueden causar irritación de la piel o reacciones alérgicas. Algunos de los ingredientes utilizados en cosmética, tales como perfumes y conservantes, pueden actuar como alérgenos, es decir, sustancias que desencadenan una reacción alérgica.

Alergia al níquel
La alergia al níquel es una reacción de la piel que se desarrolla después de la exposición al níquel u objetos que contienen este metal. Por desgracia esta sustancia está presente en muchos objetos: monedas, joyas, cremalleras y muchos alimentos, como ejemplo el chocolate. Hoy en día muchas personas han resuelto este problema gracias a la vacuna: se trata de una terapia que dura unos dos años aproximadamente y consiste en el consumo de pastillas con una cantidad mínima de níquel. Es posible volver a tomar alimentos que contienen este metal de forma gradual.

 

Causas de la alergia

La alergia empieza cuando el sistema inmunológico confunde una sustancia inofensiva con un peligroso invasor. El sistema inmunológico produce anticuerpos que siempre están en alerta a causa de ese alérgeno concreto. En un futuro, cuando hay una nueva exposición al alérgeno, los anticuerpos pueden librar muchas sustancias químicas del sistema inmune, tales como la histamina, que causan los síntomas de la alergia.
Síndrome de alergia oral
El síndrome de alergia oral en una afección en la que el sistema inmune de un sujeto alérgico al polen reconoce en frutas (tales como una manzana o una banana) los mismos alérgenos en el polen y produce una reacción alérgica.

Los síntomas de esta alergia son: picor o ardor en la lengua y paladar e hinchazón de la mucosa oral y labios.

 

Los alérgenos más frecuentes son:

  • Alérgenos volátiles tales como polen, pelo de animales, ácaros del polvo y moho.
  • Algunos alimentos, especialmente cacahuetes, nueces, trigo, soja, pescado, crustáceos, huevos y leche.
  • Las picaduras de insectos, especialmente las de abejas y avispas.
  • Medicamentos, especialmente penicilina o antibióticos a base de penicilina o antibióticos a base de penicilina (por ejemplo, el Augmentine).
  • Al tocar látex u otras sustancias pueden desarrollarse reacciones alérgicas cutáneas.

Druck

Síntomas de la alergia

Los síntomas de la alergia dependen del tipo de alergia que se tenga, en concreto pueden afectar a  las vías respiratorias, los senos y los conductos nasales, la piel o el sistema digestivo.
Las reacciones alérgicas pueden variar de leves a severas. En algunos casos, las alergias graves pueden provocar una reacción potencialmente mortal conocida como anafilaxia.
Las reacciones leves pueden causar solamente granos en la piel.

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, puede causar:

  • Congestión,
  • Secreción nasal,
  • Dolor de garganta,
  • Picazón, ojos hinchados y conjuntivitis.

La dermatitis atópica es una reacción alérgica de la piel también llamada eczema, que puede causar:

  • Picazón en la piel,
  • Enrojecimiento cutáneo,
  • Descamación.

Alergia alimentar puede causar:

  • Picor en la boca,
  • Hinchazón de los labios, la lengua, la cara o la garganta,
  • Urticaria,
  • Anafilaxia

La picadura de insecto puede causar una alergia en:

  • Un área grande inflamada (edema) en la zona donde se ha producido la punción.
  • Picazón o urticaria en todo el cuerpo,
  • Tos, opresión en el pecho, dificultad para respirar o falta de aliento
  • Anafilaxia

La alergia a los medicamentos puede causar:

  • Urticaria,
  • Picazón en la piel,
  • Sarpullido,
  • Hinchazón de la cara,
  • Dificultad para respirar.

 

Anafilaxia

Algunos tipos de alergias, como a los alimentos y las picaduras de insectos pueden provocar una reacción severa conocida como anafilaxia.
La reacción anafiláctica es una emergencia médica potencialmente mortal que puede causar un shock.
Los signos y síntomas de anafilaxia son:

  • Pérdida del conocimiento,
  • Mareo,
  • Grave falta de aliento,
  • Pulso arterial débil y rápido.
  • Sarpullido,
  • Náuseas y vómito
  • Hinchazón de las vías respiratorias que pueden bloquear la respiración.

 

Complicaciones

Con una alergia aumenta el riesgo de otras enfermedades, incluyendo:

Anafilaxia. En caso de alergia grave, aumenta el riesgo de esta reacción inducida.
La anafilaxia se asocia con frecuencia a la alergia alimentaria, la penicilina y el veneno de los insectos.

Otra alergia. Las personas alérgicas tienen un mayor riesgo de sufrir alergias a otra cosa más.

el asma, la respiración, fatiga, ventolin, alvéolos, bronquios, pulmones, las calles, la respiración, los músculos, los contratos
Asma Alila / bigstockphoto.com

Asma. El asma es una reacción en la que el sistema inmune afecta a las vías respiratorias y la respiración, por ello los que tienen alergia tienen más probabilidades de padecerla. En muchos casos, el asma es causada por la exposición a un alérgeno ambiental (inducida por alergia).

La dermatitis atópica (eczema), sinusitis, infecciones de oído o pulmones son mucho más probables si se sufre de fiebre del heno, alergia a los animales o al moho.

Las complicaciones micóticas de las fosas nasales o pulmones. El riesgo de tener estos trastornos aumenta en las personas alérgicas al moho.

 

Pruebas y diagnóstico

Para saber si se sufre de alergia, el médico puede:

  • Hacer preguntas acerca de los signos y síntomas del paciente.
  • Realizar un examen físico.
  • Ordenar la redacción de un diario detallado de los síntomas y posibles factores que provocan la alergia.

En caso de alergia alimentaria, el médico puede:

  1. Pedir que el paciente escriba en un diario todos los alimentos que come.
  2. Eliminar un alimento de la dieta (dieta de eliminación), entonces hay que volver a comer el alimento en cuestión para ver si se produce una reacción.

El médico también puede recomendar los siguientes exámenes:

Prueba percutánea: en esta prueba, se hace una pequeña incisión en la piel y se frota una cantidad mínima de proteínas que se encuentran en el alérgeno potencial. En caso de alergia, se debería desarrollar una reacción en el punto donde se realiza la prueba. El médico especialista en alergias está equipado para realizar e interpretar la prueba.

Análisis de sangre. Un análisis de sangre llamado radioalergoadsorción (RAST) sirve para medir la respuesta del sistema inmunológico a un alérgeno específico midiendo la cantidad de anticuerpos específicos en el torrente sanguíneo, llamados inmunoglobulinas IgE. A continuación, se envía una muestra de sangre a un laboratorio médico, donde se puede hacer la prueba de sensibilidad a los alérgenos.

 

Tratamientom para la alergia  y fármacos

Los tratamientos para la alergia incluyen:
Evitar el contacto con el alérgeno. El médico aconseja la forma en que tiene que identificar y evitar las sustancias que causan reacciones alérgicas. Esta es la acción más importante en la prevención de reacciones alérgicas para reducir los síntomas.
Pueden ser necesarios hasta 10 días para eliminar las trazas de alérgenos en el cuerpo.

Medicamentos
Los fármacos pueden contribuir a aliviar los síntomas de la reacción alérgica.
Los medicamentos que se deben tomar dependen del tipo de alergia que se sufra.
Se pueden tomar fármacos sin receta o que se dispensan por prescripción facultativa.
Hay medicamentos que se toman por vía oral, aerosol nasal o colirios.
Algunos fármacos para la alergia son:

  • Cortisona, por ejemplo la Betametasona,
  • Antihistamínicos,
  • Descongestionantes, etc.

En caso de lactancia materna, es posible que el niño herede la alergia, hay algunos medicamentos antihistamínicos como Altoral, que también se pueden tomar durante el embarazo o la lactancia, pero hay que pedir consejo al médico.

Inmunoterapia. Para las alergias graves o que no responden al tratamiento, el médico puede aconsejar infiltraciones para la alergia (inmunoterapia).
Este tratamiento consiste en una serie de inyecciones de extractos de alérgenos purificados, por lo general administrados durante un periodo de pocos años.

Tratamiento de emergencia con epinefrina
En caso de alergia grave, el médico puede realizar una infiltración de epinefrina (Epinegrina Dermogen) para reducir la inflamación y resolver la emergencia.