Orinar con frecuencia o micción frecuente

La necesidad de orinar con frecuencia (o micción frecuente) puede indicar una situación temporal inofensiva, como el embarazo, o una enfermedad grave, como una infección del tracto urinario.

 

Micción frecuente en los hombres

La necesidad de orinar con frecuencia es más común entre las personas mayores.
Sin embargo, la necesidad de orinar más a menudo no puede atribuirse sólo a la edad.
Entre los otros síntomas que se verifican al mismo tiempo se encuentran: la fiebre, el dolor de barriga o el dolor en la vejiga.


Algunas personas piensan que es bueno para el cuerpo, o que hace adelgazar, sin embargo, no es así.

Causas de micción frecuente en los hombres
Sentir frecuentemente la necesidad de orinar puede ser el síntoma de diversas enfermedades.
Aquí abajo se encuentran unas de las enfermedades que pueden ser responsables de este problema urinario en los hombres.

Infección del tracto urinario: la micción frecuente de día y noche a menudo es un síntoma de las infecciones del tracto urinario que se producen a causa de la invasión de bacterias en las vías urinarias.
Las bacterias como la Escherichia coli causan daños en los tejidos y se pueden extender también a la uretra, a la vejiga y, a veces, a los riñones.

Diabetes: sentir el estímulo de orinar más de lo habitual durante el día podría ser una señal precoz de diabetes de tipo 1 o 2.
A causa del aumento del nivel de azúcar en la sangre, el cuerpo trata de eliminar este compuesto a través de la orina y, a veces, en los hombres, el resultado puede ser la deshidratación.

Problemas de próstata: otra causa de micción frecuente en el varón es el agrandamiento de la próstata o la hiperplasia prostática benigna.
El agrandamiento de la próstata ejerce presión sobre la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo) y bloquea el flujo de orina.
Por lo tanto, la pared de la vejiga se irrita causando la contracción de la vejiga incluso cuando contiene una cantidad mínima de orina.
La consecuencia es la necesidad de orinar con mayor frecuencia, cada dos horas o cada hora.
Cuando el hombre va al baño orina poco.


Cistitis intersticial: la cistitis intersticial es una enfermedad dolorosa que se verifica a causa de la inflamación de los tejidos de la pared de la vejiga. Se caracterizada por dolor o fastidio en la región pélvica y en la vejiga. Esta enfermedad, a menudo, incluye síntomas como la necesidad de orinar frecuentemente o lo más rápidamente posible.

Medicamentos diuréticos: los medicamentos recetados para las personas que padecen hipertensión o retención de líquidos ayudan a eliminar el exceso de líquidos del cuerpo y contribuyen al aumento de la micción.
Se suelen tomar por la mañana o durante el almuerzo así que no hay que levantarse a menudo por la noche para ir al baño.

Trastornos neurológicos: un accidente cerebrovascular u otras enfermedades neurológicas, pueden dañar los nervios presentes en la vejiga y pueden causar problemas en la funcionalidad de este órgano, como, por ejemplo, la necesidad frecuente, repentina y dolorosa de orinar.

Radioterapia: la radioterapia alrededor del área de la vejiga para el tratamiento del tumor a la vejiga puede debilitar las paredes de este órgano.
Las consecuencias son tales que se necesita un año para que la micción vuelva a la normalidad.

Otras causas: las enfermedades como las disfunciones de la vejiga, la vejiga hiperactiva y la insuficiencia cardíaca congénita pueden predisponer a este problema urinario,
Otras causas probables son el consumo de alcohol y de bebidas con cafeína.

Edad: este es un factor importante, ya que con la edad se debilitan los músculos de la pelvis y de la vejiga, y una persona no es capaz de contener la misma cantidad de orina de cuando era joven.

 

Causas de micción frecuente en las mujeres

Cambios hormonales: durante el ciclo hormonal, el embarazo y la menopausia, los cambios en los niveles hormonales pueden aumentar la frecuencia de la micción.
Esto podría deberse al efecto que tienen las hormonas en la capacidad de expansión de la vejiga.

Embarazo múltiple: otra causa de micción frecuente en las mujeres puede ser un embarazo múltiple. Esto se debe al hecho de que el útero que crece ejerce una presión mayor sobre la vejiga.

Infección del tracto urinario: en las mujeres, uno de los problemas de salud más frecuentes es la infección del tracto urinario, que es una de las causas de la micción frecuente.

Cistitis intersticial: otro problema es la inflamación de la vejiga o cistitis intersticial, que, en las mujeres, puede causar micción muy frecuente.
Durante el ciclo menstrual y durante los períodos de estrés, los síntomas empeoran.
La mujer tiene que ir al baño a menudo, incluso si se bebe poco.
Es aconsejable orinar después haber tenido una relación sexual para prevenir esta enfermedad.

Diabetes: una enfermedad común en ambos sexos es la diabetes que también puede causar un incremento de la frecuencia urinaria.
Este síntoma está presente tanto en la diabetes de tipo 1 como en el tipo 2 y está causado por el aumento de los niveles de glucosa. El cuerpo trata de expulsar la glucosa no utilizada presente en la sangre a través de la orina


Cáncer de la vejiga: la necesidad frecuente de orinar puede ser un síntoma de cáncer de la vejiga, que también puede causar:

  • Dolor al orinar
  • Urgencia de orinar
  • Pérdida de orina
  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda, etc.

Aparte de las causas mencionadas anteriormente, hay varias otras enfermedades y factores relacionados con el estilo de vida que pueden causar este problema. A continuación, se encuentra una lista de estas enfermedades:

  • Quiste ovárico/nefritis/insuficiencia renal
  • Vejiga hiperactiva/infección de la vejiga/vaginitis
  • Reducción del tamaño de la vejiga urinaria/cálculos renales
  • Cáncer de la vejiga, de los ovarios o del útero
  • Enfermedades del corazón/esclerosis múltiple
  • Envejecimiento/estrés/tomar grandes cantidades de líquidos
  • El uso de medicamentos como los diuréticos
  • El frío, que puede causar una sensación de vejiga llena
  • Radioterapia/hipertiroidismo/accidente cerebrovascular
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • El consumo regular de edulcorantes artificiales/cafeína/alcohol

Las mujeres suelen reducir la ingesta de agua y retener la orina durante períodos más largos para evitar la micción a causa de problemas relacionados con la higiene y otras razones.
Con el tiempo, esto puede causar problemas como las infecciones y síntomas relacionados, como la micción frecuente.

Ansiedad y la tensión emocional
Las preocupaciones y la ansiedad pueden causar la urgencia de orinar frecuentemente.
Además de este síntoma, la mujer puede también sufrir de diarrea frecuente.

 

Necesidad de orinar con frecuencia en los niños

Estrés y ansiedad
En los niños, la micción frecuente puede ser el resultado de la emotividad.
Si el niño se siente bajo presión, entonces, dentro de un día o dos desde el comienzo de esta situación, podría tener a menudo la necesidad de ir al baño.

Causas comportamentales: la micción frecuente puede ser también el resultado de algunas razones comportamentales.
Muchos niños y niñas beben demasiado, esto puede causar micción frecuente y abundante.
En los niños del grupo de edad de 3 a 4 años, es común estar fascinados por la micción y por la necesidad de quedarse quietos y de orinar con frecuencia.
Esta es una peculiaridad del comportamiento y en el plazo de 6 meses suelen abandonar este hábito.
Muchos niños aprenden también formas inteligentes de evitar las clases: utilizan la excusa de ir al baño a orinar, justo después beben agua, así que, después de una hora más o menos, tienen que volver a los servicios.
La mayoría de los maestros entienden rápidamente la situación y ponen fin a este hábito.

Diabetes mellitus: si el niño sufre de diabetes, también puede sufrir de enfermedades como la poliuria, polifagia (comer más de lo habitual), polidipsia (beber más líquidos de lo habitual) y pérdida de peso.

Diabetes insípida: la diabetes insípida no es una causa muy frecuente de micción frecuente.
Si el niño sufre de este tipo de diabetes, es probable que padezca de una deficiencia de vasopresina.

Polaquiuria: la polaquiuria es común entre los niños del grupo de edad de 3 a 8 años. No hay otros síntomas de este problema.

Infección del tracto urinario: una causa muy frecuente, incluso en las mujeres, son las infecciones del tracto urinario que causan la necesidad frecuente de orinar. Si el niño sufre de infecciones del tracto urinario, no sólo padece micción frecuente, sino que también se queja de:

  • Urgencia (la necesidad de orinar lo más rápidamente posible)
  • Disuria (ardor y dolor al orinar)
  • Orina turbia o llena de sangre
  • Fiebre
  • Dolor de espalda
  • Dolor abdominal
  • Náuseas.

bajo-vientre-anatomíaDisfunción de la micción: la micción frecuente en los niños se nota también a causa de esta enfermedad. Algunos niños no logran vaciar completamente la vejiga porque tienen miedo a perder algo o porque quieren volver a jugar enseguida.

Vulvovaginitis: si se trata de una niña, la vaginitis (o inflamación alrededor del área vaginal) puede ser una causa de la micción frecuente.

 

Micción frecuente durante el embarazo

Puesto que en el útero está creciendo un niño, una mujer embarazada tiene que aumentar la ingesta de líquidos y tiene que seguir ciertas pautas dietéticas.
Es necesario asegurarse de que el feto reciba todos los nutrientes.
Debido a estos cambios relacionados con el estilo de vida, durante el embarazo se verifican varios cambios corporales.
Entre éstos se encuentran el aumento del volumen de la sangre y el aumento del rendimiento cardíaco.
Dado que el volumen de la sangre aumenta, los riñones tienen que trabajar más para expulsar los residuos.
Esto provoca un aumento en la producción de orina, que, por consiguiente, provoca la micción frecuente.
Si los músculos del suelo pélvico se debilitan, podrían verificarse síntomas como la pérdida de orina al toser o al estornudar.

El segundo trimestre es el momento en que las mujeres pueden no tener la necesidad de orinar con mucha frecuencia.
Esto se debe al hecho de que durante el segundo trimestre el útero se mueve más arriba.
Luego, el útero tiene que expandirse para acomodar el crecimiento del feto.
Como resultado, se ejerce mucha presión sobre la región pélvica.

Durante el tercer trimestre, el bebé se mueve más abajo y la presión sobre la vejiga aumenta considerablemente.
Durante este período, la vejiga está sometida a una fuerte presión.
Por esta razón, las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir de micción frecuente.

 

chica, bebe, agua¿Qué hay que hacer contra la micción frecuente durante el embarazo?

Las mujeres tienen que hacer frente a una serie de síntomas relacionados con el embarazo, pero la idea de estar creciendo una nueva vida dentro de su cuerpo, les da la fuerza para soportar estas dificultades.
Sin embargo, hay remedios naturales para reducir el fastidio.
Para lo que se refiere a la micción, la mejor medida de precaución es no beber líquidos que poseen propiedades diuréticas.
Hay que evitar absolutamente el té, el alcohol, el café y las bebidas con gases.
Las mujeres nunca deben cometer el error de reducir el consumo de agua u de otros líquidos para prevenir el aumento de la micción durante el embarazo.
Reducir la ingesta de líquidos puede causar deshidratación.
Dado que la deshidratación puede causar varios problemas de salud, durante el embarazo hay que mantenerse bien hidratado durante todo el tiempo.

 

Causas de la micción frecuente durante la noche

Hay muchas causas de la nocturia. A continuación, se mencionan junto con los tratamientos:

diabetes-consecuenciasDiabetes mellitus: la diabetes mellitus es una de las causas más frecuentes de micción frecuente. Por consiguiente, uno de los síntomas de la diabetes es la necesidad de orinar con frecuencia durante la noche. Esto se nota especialmente en las personas que tienen diabetes no bajo control, en el caso de cetoacidosis diabética y en el síndrome hiperglucémico hiperosmolar no cetósico.

Tratamiento: la diabetes es una enfermedad grave. Los diabéticos tienen que bajar los niveles de azúcar antes de llegue a niveles demasiado altos.

Diabetes insípida: la diabetes insípida de por sí mismo no es una causa muy frecuente de micción frecuente.
Sin embargo, cuando se produce esta enfermedad, la nocturia puede ser uno de los pocos síntomas manifiestos.
En este caso, el paciente bebe mucho y la orina es transparente.

Tratamiento: actualmente no existe un tratamiento hormonal sustitutivo para la diabetes insípida. Sin embargo, algunos medicamentos pueden ayudar a los pacientes, por ejemplo, los diuréticos como hidroclorotiazida (Esidrex). También es muy importante que la persona beba suficiente agua porque los pacientes con diabetes insípida se deshidratan con mucha facilidad.

 

Trastornos de la próstata: en los hombres los trastornos de la próstata son una de las causas principales de nocturia.
Esto se debe al hecho de que los trastornos de la próstata se manifiestan a menudo como un ligero dolor cerca de la región de la ingle, acompañado por la necesidad de orinar con frecuencia.
Los trastornos de la próstata incluyen: el agrandamiento de la próstata, la hiperplasia prostática benigna y el cáncer de próstata.

Tratamiento: el tratamiento de los trastornos de la próstata es largo y complicado. Hay que hacer pruebas específicas para detectar la enfermedad exacta que afecta a la glándula prostática, o sea que hay que determinar si se trata de una hipertrofia benigna relacionada con la edad o de un cáncer de próstata. Por lo tanto, el tratamiento es diferente dependiendo de la enfermedad presente.