Dolor de cadera

El dolor de cadera es un trastorno muy frecuente que puede tener origen en diferentes enfermedades.
La articulación de la cadera tiene la capacidad de soportar movimientos repetidos y desgaste.

Esta articulación se compone de una esfera insertada dentro de una cavidad y es la más grande del cuerpo.
La esfera es la extremidad del hueso del muslo, es decir la cabeza del fémur, mientras que la cavidad es el acetábulo, es decir, una abertura de la pelvis.

El dolor de cadera no siempre afecta a esta parte del cuerpo, sino que puede experimentarse en la zona central del muslo y la ingle.

De la misma manera, el dolor de cadera puede resultar de un trastorno de la espalda, más bien que de la cadera.
La localización del dolor de cadera es un buen indicador del origen del problema.

 

Dolor de cadera lateral o externo

 

Contusión de cadera

Una contusión de cadera es un trauma que provoca un hematoma en la parte superior y externa de la cadera, denominada cresta ilíaca.
Esta parte del cuerpo contiene una gran cantidad de músculos, entre ellos el glúteo y el tensor de la fascia lata.
Una contusión puede provocar fracturas o lesiones de tejidos blandos.
En algunos casos, los pacientes presentan un edema óseo, es decir, una parte del hueso se inflama provocando dolor intenso.

dolor de cadera

Causas
Las contusiones tienen origen en un golpe directo contra los huesos de la pelvis. Esto se produce con frecuencia en los futbolistas o jugadores de hockey, cuando otro jugador le golpea la cadera.
También puede producirse debido a una caída sobre el costado durante cualquier deporte.

Factores de riesgo
Las personas que practican deportes de contacto están predispuestas a desarrollar una contusión en la cadera. Los jugadores de fútbol y hockey están especialmente en riesgo.

Síntomas
Los síntomas son: dolor durante la actividad, hinchazón, hematomas, espasmos musculares y reducción de la amplitud de movimiento.
En caso de edema óseo y fracturas, el paciente no logra caminar correctamente, sino que cojea o necesita muletas.

Prevención
La contusión de cadera se produce debido a golpes directos en la zona afectada. Por lo tanto, la contusión de cadera no siempre se puede prevenir. Sin embargo, es importante utilizar equipos deportivos adecuados y una protección para reducir las posibilidades de lesión.

 

Bursitis trocantérea

La bursitis de cadera también se denomina bursitis trocantérea. Se produce cuando la bolsa llena de líquido que se encuentra entre los huesos de las articulaciones se inflama.
La bolsa de la cadera es bastante grande y puede irritarse fácilmente provocando dolor en el costado.
El dolor puede ser agudo y sordo y puede empeorar al permanecer acostados sobre el costado o sentados durante mucho tiempo.

bursitis trocanterea

Causas
Algunas de las causas más frecuentes de bursitis de cadera son:

  • Una lesión en la cadera, provocada por una caída sobre el costado, golpe o accidente deportivo;
  • Artritis reumatoide;
  • Cirugía de cadera;
  • Escoliosis y otras enfermedades de la columna vertebral;
  • Piernas de diferentes longitudes;
  • Espolones óseos o depósitos de calcio en la cadera.

Síntomas
Los síntomas son:

  • Dolor de cadera y pelvis en la parte externa;
  • Dolor que se propaga de la cadera al muslo, sin afectar a la rodilla;
  • El dolor empeora por la noche o cuando el peso cae en los costados;
  • Los síntomas empeoran al permanecer de pie durante mucho tiempo, mantener la misma posición sentada por mucho tiempo, y tras practicar ciertas actividades como por ejemplo subir escaleras y ponerse en cuclillas.

Prevención
Hacer ejercicios de estiramiento antes de la actividad deportiva, reforzar los músculos y descansar cuando se realizan actividades repetitivas ayuda a prevenir la bursitis.

 

 

Dolor de cadera en la parte posterior

El dolor de cadera en la parte posterior suele tener origen en el síndrome del piriforme.
El síndrome del piriforme es una causa muy común de dolor de cadera en la parte posterior.
El dolor suele experimentarse en el glúteo.
Los síntomas empeoran al sentarse, correr y girarse en la cama.
La prueba para averiguar si el origen del dolor es el piriforme consiste en la rotación activa de cadera o rotación interna pasiva.
El dolor puede propagarse hacia abajo y la parte posterior del muslo.
En algunos casos, el músculo piriforme se inflama y presiona sobre el nervio ciático provocando síntomas similares a una hernia de disco.

dolor de cadera

El músculo duele al tacto y con el estiramiento (flexión de la cadera y rotación interna).
El tratamiento más adecuado consiste en un masaje profundo del tejido de la zona afectada, estiramiento del músculo piriforme, refuerzo de los rotadores y abductores de la cadera.
El tiempo de curación puede prolongarse, especialmente si se tarda en realizar el tratamiento adecuado. La recuperación puede requerir algunas semanas o incluso meses.

Las fracturas de cadera y pelvis suelen producirse debido a caídas u osteoporosis grave. Afectan con frecuencia a los corredores.

Si el dolor es profundo especialmente al correr o saltar, y empeora con el tiempo, puede que se trate de una fractura por estrés. El entumecimiento del hueso es una buena indicación.
La radiografía no evidencia una fractura por estrés durante las primeras 3-4 semanas, por lo que la resonancia magnética es de utilidad para visualizar la lesión ósea.
La mayoría de las fracturas por estrés pueden tratarse simplemente con el reposo, aunque los casos más graves requieren el uso de muletas o una intervención quirúrgica.
La fractura por estrés suele producirse debido a un error de entrenamiento (correr demasiado o demasiado rápido).
Una buena regla es la de no aumentar la duración, frecuencia o intensidad del entrenamiento de más del 10% por semana. Las mujeres en menopausia tienen un riesgo mayor de desarrollar fracturas por estrés.

La fibromialgia es un síndrome de fatiga crónica asociada con dolor muscular extendido y rigidez que pueden provocar fastidio en todo el cuerpo.
Entre los puntos dolorosos (puntos sensibles) se encuentran algunas zonas de la parte posterior de la cadera y detrás de la parte superior de la pelvis.
Otros síntomas son: alteraciones del sueño, calambres musculares, espasmos, entumecimiento de muchos grupos musculares en todo el cuerpo y debilidad.

La ciatalgia o inflamación del nervio ciático también puede manifestarse con dolor de cadera y hormigueo a lo largo del miembro inferior hasta el pie.
Existen varias razones que provocan la inflamación del nervio ciático, entre ellas:

 

Tratamiento

Contusión de cadera
Las contusiones de cadera leves se tratan con reposo, antinflamatorios no esteroideos (AINEs) y hielo.
Si el trauma es más grave, la fisioterapia, especialmente la Tecarterapia, es de utilidad para absorber el hematoma y reducir la inflamación.
El médico puede realizar infiltraciones de cortisona directamente en la cadera.
Las contusiones de cadera más graves requieren varias semanas para curarse.

Bursitis trocantérea
Por lo general, la bursitis se trata con reposo, hielo y fármacos para aliviar el dolor y reducir la hinchazón.
Otros tratamientos útiles son:

  1. Los ultrasonidos,
  2. Osteopatía,
  3. Inyecciones de cortisona,
  4. En raras ocasiones, la intervención quirúrgica.