Esclerosis múltiple: tratamiento y pronóstico

Tratamiento para las recaídas de la esclerosis múltiple

Hoy en día, no existe un remedio definitivo porque esta enfermedad no se cura aunque el médico puede curar los síntomas.
Si los síntomas dependen de una recaída, hay que tomar mucha cortisona durante tres-cinco días (metilprednisolona).
El medicamento puede administrarse por vía oral (pastilla) o intravenosa (gotero). El tratamiento se realiza en el hospital o en casa.

Los especialistas no saben por qué la cortisona acelera la recuperación después de una recaída: según lo dicho, estos medicamentos suprimen el sistema inmunológico. Así pues, los anticuerpos ya no atacan la mielina en el sistema nervioso central.
La cortisona es útil para favorecer la recuperación después de una recaída aunque el resultado de la recaída no cambia.
Los esteroides no hacen que la evolución de la enfermedad cambie y no pueden hacer que la enfermedad vuelva a aparecer.

La cortisona produce efectos adversos a largo plazo y, entre éstos, encontramos la osteoporosis y el aumento de peso. Por tanto, no hay que tomarla durante más de tres semanas seguidas.

Según algunos estudios, la vitamina D puede bloquear la evolución de la enfermedad hacia el cerebro.

 

Tratamiento para los síntomas de la EM

La EM produce muchas consecuencias, algunas leves y otras graves. Hay algunos tratamientos que reducen los síntomas. Algunos síntomas se reducen más fácilmente con respecto a los demás.


Problemas en la visión
La esclerosis múltiple produce problemas en la visión.
Los trastornos en la visión suelen mejorar sólos después de pocas semanas. Si los síntomas son graves, el médico receta cortisona para que la recuperación sea más rápida.
El doctor receta medicamentos como gabapentina (Starck et al. – 2010), baclofeno (Serra et al. – 2018) o clonazepam (Stahl et al. – 2002) en caso de problemas con el movimiento de los ojos (nistagmo).

esclerosis multipleEspasticidad y espasmos musculares
La espasticidad y los espasmos musculares mejoran gracias a la fisioterapia. Los movimientos de extensión hacen que no se produzca espasticidad (rigidez). Un fisioterapeuta interviene para curar la espasticidad y los espasmos musculares cuando éstos limitan el movimiento.
Si los espasmos musculares son graves, el médico puede recetar un medicamento que relaja los músculos (relajantes musculares) y que reduce los espasmos. Los principios activos son baclofeno o gabapentina aunque hay otras alternativas como tizanidina (Lapierre et al. – 1987), diazepam y dantroleno.
Todos estos medicamentos tienen efectos adversos:

Si hay efectos adversos, se aconseja consultar al médico o al fisioterapeuta.
Puede que los medicamentos y la fisioterapia no sean suficientes para reducir la espasticidad y los espasmos musculares.

El médico puede aconsejar ejercicios de stretching con una cuerda y con pesas o bien unas inyecciones de fármacos en el líquido espinal (alrededor de la médula espinal).

Entre las novedades (últimos descubrimientos), encontramos el uso de cannabis (marihuana) para curar la espasticidad (Corey-Bloom et al. – 2012). El médico puede recetar pastillas (Malfitano et al. – 2008) o inhaladores (Collin et al. – 2007).

Dolor por neuropatía
El dolor por neuropatía procede de daños en los nervios y es agudo, lancinante y produce ardor en la piel. Este tipo de dolor se soluciona con gabapentin o con carbamazepina (Espir et al. – 1970) y amitriptilina (Pöllmann et al. – 2008).

Dolor músculo-esquelético
La EM produce estrés y tensión en los músculos del cuerpo.
Un fisioterapeuta puede dar consejos útiles sobre cómo prevenir el dolor músculo-esquelético con ejercicios y posturas.
Si el dolor es muy grave, el médico receta analgésicos (reducen el dolor).
Se puede usar una herramienta que estimula las terminaciones nerviosas (TENS).

Problemas de movimiento
Los problemas de movimiento son el resultado de espasmos musculares, debilidad y espasticidad. Pueden producir problemas de equilibrio o vértigos.

El médico puede recetar infiltraciones con toxina botulínica. Este medicamento hace que se relajen los músculos.

Deterioro cognitivo (problemas con el pensamiento y la memoria)
Un psicólogo analiza los problemas y sugiere la rehabilitación cognitiva para que mejore la capacidad del paciente.

Problemas emocionales
Cuando hay trastornos emocionales (por ejemplo, reír o llorar sin ninguna razón), un psicólogo tiene que evaluar si dependen de la EM.
El médico de cabecera o el neurólogo puede recetar antidepresivos o benzodiazepinas para la ansiedad y la depresión.
Los psicólogos usan la terapia cognitivo-conductual (TCC) para la depresión.

Fatiga y cansancio
Muchas personas con EM sufren de cansancio.
Las causas más frecuentes son las siguientes:

  • Efectos adversos de los medicamentos,
  • Mala alimentación.

Si el cansancio procede dela EM, el médico puede recetar amentadina (Generali et al. – 2014).

Problemas en la vejiga
En caso de vejiga hiperactiva, el médico puede recetar un medicamento anticolinérgico como oxibutinina (Gajewski et al. – 1987) o tolterodina (Ethans et al. – 2004).
Esto hace que se reduzca la sensación de tener que orinar. Si estos medicamentos no funcionan, se puede tomar un medicamento más reciente: mirabegrón.
La necesidad de orinar frequentemente durante la noche, puede curarse con un medicamento: desmopresina.
Si la vejiga no se vacía por completo, hay que introducir un catéter urinario.
El catéter es una sonda pequeña que se introduce en la vejiga y drena el exceso de orina.
Para eliminar el problema de la incontinencia, hay que consultar al urólogo.


Problemas intestinales
El estreñimiento se soluciona cambiando de dieta o tomando laxativos.
El estreñimiento más grave se soluciona con supositorios o con un enema. En el enema hay un medicamento líquido que favorece la expulsión de las heces.
La incontinencia fecal se cura con medicamentos contra la diarrea o a través de ejercicios para el fortalecimiento del piso pélvico (de Kegel) y de los músculos del recto.

 

Cirugía para la esclerosis multiple

La intervención para la esclerosis múltiple es una novedad introducida por el doctor Zamboni y se basa en la dilatación de las venas yugulares, quitando la obstrucción que se produce en los pacientes con EM.

 

¿Cuál es la expectativa de vida? El pronóstico para los pacientes con esclerosis multiple

Los pacientes pueden vivir casi de manera normal durante muchos años en cada una de estas fases o pueden llegar rápidamente a una minusvalía.

Casi el 25% de los pacientes tiene una forma sin misnusvalía de EM.
El 5% de los pacientes suele sufrir de recaídas sin recuperación.
Éstas llevan a minusvalía y muerte precoz.
El 15% de los pacientes se vuelve minusválido después de poco tiempo.
El 20% de los casos son progresivos desde el principio (primariamente progresiva).

La esperanza de vida de una persona con EM no es menor con respecto a la de otras personas.

Embarazo
Las mujeres con esclerosis múltiple pueden quedarse embarazadas, dar a luz con anestesia epidural y darle el pecho al niño.
Los hijos tienen más probabilidad de estar afectados por la enfermedad. La tasa de recaídas se reduce durante el embarazo y empeora después de dar a luz.

 

Perspectivas para los enfermos de EM

El pronóstico para la longevidad es bueno, excepto en los casos de EM primariamente progresiva.
Los pacientes afectados por EM tienen problemas que empeoran la calidad de la vida.
La UMMC enseña datos preocupantes sobre las tasas de suicidio entre las personas con EM.

Según la UMMC, después del diagnóstico, casi 2/3 de los que tienen EM andan sin silla de ruedas a los 20 años.
Algunas personas necesitan muletas o bastones para andar.
Son pocos los que usan un patinete eléctrico o una silla de ruedas para llegar a sitios lejanos.
La EM produce problemas de movimiento en más del 30% de los pacientes cuando no se cura.

Hay dos situaciones extremas en la EM.

  • La primera es un síndrome “benigno”, en el cual los pacientes tienen muchas lesiones. Éstas son pequeñas y puede que pasen decenios entre un ataque y otro.
  • La segunda situación es una enfermedad grave conocida como variante Marburg de esclerosis múltiple, en la cual los síntomas son progresivos y los pacientes mueren.

Artículos Relacionados:

Bibliografía:

  1. Myhr KM, Mellgren SI. Corticosteroids in the treatment of multiple sclerosis. Acta Neurol Scand Suppl. 2009;(189):73-80. doi: 10.1111/j.1600-0404.2009.01213.x.
  2. Acquired pendular nystagmus in multiple sclerosis: an examiner-blind cross-over treatment study of memantine and gabapentin. J Neurol. 2010 Mar;257(3):322-7. doi: 10.1007/s00415-009-5309-x.
  3. Starck M, Albrecht H, Pöllmann W, Dieterich M, Straube A.
  4. Alessandro Serra, Clara G. Chisari, and Manuela Matta. Eye Movement Abnormalities in Multiple Sclerosis: Pathogenesis, Modeling, and Treatment.Front Neurol. 2018; 9: 31. doi: 10.3389/fneur.2018.00031
  5. John S Stahl, MD PhD, Gordon T Plant, FRCP, and R John Leigh, MD. Medical treatment of nystagmus and its visual consequences. J R Soc Med. 2002 May; 95(5): 235–237.
  6. Lapierre Y, Bouchard S, Tansey C, Gendron D, Barkas WJ, Francis GS. Treatment of spasticity with tizanidine in multiple sclerosis. Can J Neurol Sci. 1987 Aug;14(3 Suppl):513-7.
  7. Jody Corey-Bloom, MD PhD et al. Smoked cannabis for spasticity in multiple sclerosis: a randomized, placebo-controlled trial. CMAJ. 2012 Jul 10; 184(10): 1143–1150.
  8. Anna Maria Malfitano, Maria Chiara Proto, and Maurizio Bifulco. Cannabinoids in the management of spasticity associated with multiple sclerosis. Neuropsychiatr Dis Treat. 2008 Oct; 4(5): 847–853.
  9. Collin C, Davies P, Mutiboko IK, Ratcliffe S, Sativex Spasticity in MS Study Group. Randomized controlled trial of cannabis-based medicine in spasticity caused by multiple sclerosis. Eur J Neurol. 2007 Mar; 14(3):290-6.
  10. Michael L. E. Espir and Paul Millac.Treatment of paroxysmal disorders in multiple sclerosis with carbamazepine (Tegretol). J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1970 Aug; 33(4): 528–531.
  11. Pöllmann W, Feneberg W. Current management of pain associated with multiple sclerosis. CNS Drugs. 2008;22(4):291-324.
  12. Joyce A. Generali, RPh, MS, FASHP (Editor)* and Dennis J. Cada, PharmD, FASHP, FASCP. Amantadine: Multiple Sclerosis–Related Fatigue. Hosp Pharm. 2014 Sep; 49(8): 710–712.. doi:  10.1310/hpj4908-710
  13. Ethans KD, Nance PW, Bard RJ, Casey AR, Schryvers OI. Efficacy and safety of tolterodine in people with neurogenic detrusor overactivity. J Spinal Cord Med. 2004; 27(3):214-8.
  14. Gajewski JB, Awad SA. Oxybutynin versus propantheline in patients with multiple sclerosis and detrusor hyperreflexia. J Urol. 1986 May;135(5):966-8.
  15. Bronagh McDonnell, Investigation, Writing – Original Draft Preparation1and Lori Ann Birder, Recent advances in pharmacological management of urinary incontinence. Version 1. F1000Res. 2017; 6: 2148. doi:  10.12688/f1000research.12593.1