Diagnóstico de esclerosis múltiple y terapia medicamentosa

Diagnóstico de esclerosis múltiple

El diagnóstico de la enfermedad lo realiza el neurólogo según los síntomas. Si el paciente no tiene trastornos o si éstos son muy leves, el diagnóstico puede tardar mucho.

Pruebas y análisis
Los síntomas de EM pueden parecerse mucho a los de muchos más trastornos del sistema nervioso.
La fibromialgia produce dolor muscular, debilidad, cansancio y dificultad para concentrarse. Por tanto, para el diagnóstico hay que eliminar este trastorno.

Los que curan esta enfermedad pueden pensar en la EM si hay una reducción de la actividad de dos partes diferentes del sistema nervioso central (como un problema en los reflejos) en dos momentos diferentes.

esclerosis múltiple, pruebas, nervios, médula espinalUna prueba neurológica enseña una reducción en la conducción de los nervios en una parte del cuerpo o un aumento en otras áreas.
Entre los trastornos hay:
– Reflejos nerviosos anómalos,
– Disminución de la capacidad de mover una parte del cuerpo,
– Reducción de sensibilidad,
– Otros trastornos en la actividad del sistema nervioso.

Una prueba del ojo puede enseñar:
– Respuestas anómalas de las pupilas,
– Cambios en el campo visual o en el movimiento del ojo,
– Movimientos rápidos del ojo (nistagmo).

La prueba para diagnosticar la EM incluye:

  • Resonancia magnética del cerebro y de la columna vertebral.
  • Inyección lumbar (espinal) para el análisis del líquido cerebroespinal,
  • Electromiograma y prueba de los potenciales evocados (estas pruebas estudian la coductividad del nervio),
  • Análisis de la sangre para eliminar otras enfermedades, por ejemplo, el médico puede mirar los valores de los anticuerpos ANA para entender si el paciente está afectado por una enfermedad antoinmunitaria,

 

Medicamentos para curar la EM

La EM no se cura, el tipo remitente-recurrente se gestiona con unos tratamientos que reducen el número y la gravedad de las recaídas.
Estos tratamientos hacen que la evolución de la EM sea más lenta.
Los medicamentos reducen la cantidad de los daños en la mielina del sistema nervioso central.
El médico los receta sólo para aquellos pacientes con los siguientes tipos de EM:

  • Remitente-recurrente,
  • Progresiva,
  • Secundaria progresiva.

Interferón beta
Es un medicamento que se puede inyectar y se encuentra en el mercado bajo formas diferentes.
El tratamiento con interferón es recomendable en caso de que haya habido por lo menos dos recaídas en los últimos dos años.

También se puede recetar para las personas con EM secundaria progresiva. Los pacientes afectados por este tipo de EM sufren de recaídas seguidas y, después de cada aparición, su estado empeora.
Hay efectos adversos leves, como los síntomas de la gripe (dolor de cabeza, escalofríos y fiebre baja).
Las mujeres embarazadas o las que amamantan no pueden tomar este medicamento.

Glatiramero acetato
El glatimero acetato (Copaxone) se inyecta en la piel todos los días.
El glatiramero acetato sólo se usa en el tipo remitente-recurrente de EM.
Al igual que el interferón beta, el glatiramero acetato no se puede usar en mujeres embarazadas o que amamantan.

Teriflunomida
La teriflunomida (Aubagio) es un medicamento oral que se toma una vez al día. Suele ser bien tolerado aunque puede producir los siguientes efectos secundarios:

  • Problemas en el hígado,
  • Náuseas,
  • Dolor de cabeza,
  • Diarrea,
  • Calvicie.

Las personas que tengan problemas graves en el hígado y las mujeres embarazadas no pueden tomar teriflunomida.

Natalizumab

Este medicamento (Tysabri) se inyecta por vena una vez cada 28 días. El principio activo puede dar lugar a los siguientes efectos adversos:

cerebro, encéfalo, lóbulo, interior

En muy pocos casos, el natalizumab produce leucoencefalopatía multifocal progresiva (LEMP).
La LEMP es una enfermedad poco común y muy grave: la mielina de las fibras nervosa se rompe, al igual que en la EM. Produce problemas en la visión, en el lenguaje y parálisis.
Se aconseja usarlo cuando:

  • Hay un aumento de la frecuencia, de la gravedad o del número de recaídas (pese al tratamiento con interferón o copaxone),
  • Hay dos o más recaídas durante un año.

El medicamento no puede ser utilizado ni siquiera en los pacientes con cáncer o con un sistema inmunológico débil (con VIH).

Fingolimod
Este medicamento (Gilenya) es un medicamento oral que se toma una vez al día. El principio activo resulta bien tolerado. Sin embargo, en algunas personas, puede que haya los siguientes efectos adversos:

  • Infecciones,
  • Problemas en la visión (edema macular),
  • Problemas en el hígado,
  • Bradicardia,
  • Arritmia (irregularidad en las contracciones del corazón).

Por todo esto, es mejor tomar las primeras dosis en el hospital.
El Fingolimod se aconseja en caso de recaídas pese al tratamiento con interferón.
Los pacientes con problemas en el corazón, las mujeres embarazadas o que amamantan no pueden tomar Fingolimod.

 

Esclerosis múltiple: tratamiento y pronóstico

 

Bibliografia:

  1. Shah I, James R, Barker J, Petroczi A, Naughton DP. Misleading measures in Vitamin D analysis: a novel LC-MS/MS assay to account for epimers and isobars. Nutr J. 2011 May 14; 10():46.
  2. Nazem Ghasemi, Ph.D, Shahnaz Razavi, Ph.D, and Elham Nikzad, B.Sc. Multiple Sclerosis: Pathogenesis, Symptoms, Diagnoses and Cell-Based Therapy. Cell J. 2017 Apr-Jun; 19(1): 1–10. doi: 10.22074/cellj.2016.4867
  3. Gronseth GS, Ashman EJ. Practice parameter: the usefulness of evoked potentials in identifying clinically silent lesions in patients with suspected multiple sclerosis (an evidence-based review): Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology. 2000 May 9; 54(9):1720-5.