Piel roja o enrojecimiento

 

La piel roja (o enrojecimiento) puede ser frustrante, pero existen varias maneras de combatirla.

Lo mejor es consultar a un dermatólogo que ayude a determinar la causa del enrojecimiento de la piel.

Para empezar, se deben tener en cuenta las causas más comunes:

1. Cambios climáticos. Si el enrojecimiento de la piel tiene lugar cuando baja la temperatura y la calefacción está al máximo, la alteración de la piel se debe a la escasa humedad.

Durante el invierno, las personas con piel grasa desarrollan el problema opuesto, es decir la piel se vuelve seca, lo que es más irritable.

2. Alergias. Algunas sustancias presentes en perfumes, conservantes, etc., pueden causar reacciones alérgicas en la piel. Las alergias alimentarias pueden manifestarse a través del enrojecimiento de la piel y de la inflamación.
Las personas que sufren de una alergia alimentaria también pueden sentir una sensación de ardor en la piel.
Si se tiene sospecha de alguna alergia se debe consultar a un dermatólogo y someterse a la prueba del parche con objeto de determinar los alimentos que se deben evitar.

3. Rosácea. Los síntomas del acné rosácea son: manchas rojas en la cara, sofocos, vasos sanguíneos de la cara prominentes, engrosamiento de la piel de la nariz y engrosamiento de las glándulas sebáceas (que aparecen como protuberancias de color amarillento).

4. Las manchas de la piel se deben a la decoloración que afecta a la piel de una persona. Tienen su origen en varios factores, tales como la rosácea, el sarampión y los sofocos. También pueden deberse a quemaduras y reacciones alérgicas a ciertos tipos de alimentos y medicamentos.

Otras causas menos frecuentes:

  1. Embarazo. Las mujeres embarazadas tienen la piel más seca y de color rojizo debido al desequilibrio hormonal;
  2. Micosis. Aparece especialmente entre los dedos y en la zona íntima; también puede provocar picor e irritación de la piel;
  3. Melanoma. El cáncer de piel puede provocar enrojecimiento de la piel.
  4. Afeitado y depilación. Las maquinillas de afeitar y la depilación con cera irritan la piel y pueden provocar el enrojecimiento de la piel y pequeños granos. Se trata de una erupción cutánea temporal que debería desaparecer en 24 horas;
  5. Picaduras de insectos. En concreto, mosquitos, avispas y abejas pueden provocar enrojecimiento de la piel e hinchazón.
  6. Radioterapia. La piel puede enrojecerse en la zona afectada.

¿Qué hacer para el enrojecimiento?

1. Fortalecer la barrera cutánea
En caso de enrojecimiento e irritación frecuentes, es posible combatir la inflamación mediante el fortalecimiento de las defensas naturales de la piel.
En concreto, se pueden aplicar ingredientes tópicos tales como ceramidas, colesterol, glicerina y ácido esteárico.

2. Elegir cuidadosamente los productos para la piel
Entre los medicamentos para la piel roja se encuentran:

– Niacinamida
– Licochalcona
– Matricaria
– Sulphur
– Sulfacetamida
– Ácido salicílico

En caso de enrojecimiento se deben evitar los productos que pueden provocar molestias:

  • El peróxido de benzoilo es una sustancia eficaz contra el acné y para pieles sensibles, pero es demasiado agresivo para las personas que sufren sofocos y enrojecimiento cutáneo.
  • Los alfahidroxiácidos (AHA), tales como el ácido láctico y el ácido glicólico, pueden ser demasiado fuertes para las pieles muy sensibles.
  • Los productos que contienen menta, como por ejemplo el aceite de menta piperita y el aceite de canela y mentol suelen provocar enrojecimiento e irritación en las pieles sensibles.
  • La vitamina C en forma tópica puede provocar enrojecimiento. Se recomienda ingerir este excelente antioxidante exclusivamente por vía oral.
  • Las cremas “anti-enrojecimiento” con hidrocortisona y otros esteroides: si bien estos productos tienen un efecto de vasoconstricción temporal, los vasos sanguíneos engrosados (por ejemplo a causa de rosácea) pueden sufrir el efecto contrario y engrosarse aún más, creando un círculo vicioso de inflamación.
  • Evitar los productos abrasivos: los productos exfoliantes de la piel son demasiado fuertes para las pieles sensibles y empeoran la inflamación.
    Por el contrario, se pueden eliminar las células muertas a través de ingredientes no abrasivos, como el ácido salicílico.

3. Elegir tratamientos profesionales.
Los tratamientos de belleza de la piel, como la limpieza facial, la microdermoabrasión, la cera caliente, la sauna y el baño turco pueden irritar las pieles sensibles, especialmente en personas con rosácea.

Algunos procedimientos dermatológicos pueden ser muy eficaces para el tratamiento del enrojecimiento crónico de la piel: la luz pulsada intensa (IPL) y los tratamientos vasculares pueden eliminar el problema de los capilares rotos rápidamente.

Remedios caseros

Es posible tratar la piel roja empleando:

Las rodajas de pepino se aplican directamente sobre las manchas rojas para enfriar, calmar y reducir el enrojecimiento.
También se puede preparar una mascarilla muy simple batiendo un pepino y añadiendo una taza de harina de avena.

Otro remedio natural para la piel roja es la mascarilla de arcilla.
Mezclar el agua o un batido con arcilla para la cara y formar una pasta densa.
Aplicar la mezcla sobre la piel durante 20 minutos y luego enjuagar con agua tibia.
En caso de rosácea, es importante evitar los factores que empeoran el enrojecimiento, tales como el tabaquismo, la cafeína y las comidas muy calientes o picantes.

Remedios caseros para reducir la inflamación
El enrojecimiento de la piel o las manchas rojas en la piel también pueden aparecer a raíz de la inflamación debida a una piel excesivamente seca, irritada por un alérgeno o con acné.
La miel contiene propiedades antiinflamatorias naturales, por lo que se puede aplicar una mascarilla de miel sobre la piel.
Primero, se debe enjuagar la piel con agua tibia y a continuación aplicar la miel sobre la piel enrojecida y dejar que actúe durante unos 30 minutos antes de enjuagar. No se debe utilizar la miel si el enrojecimiento se debe a una quemadura.

La harina de avena es otro antiinflamatorio natural. Un baño de harina de avena no solo es hidratante para la piel seca, sino que también puede reducir la inflamación que provoca el enrojecimiento de la piel.
Si el enrojecimiento de la piel se debe a una sequedad excesiva, es posible aplicar una mascarilla con pulpa de aguacate para hidratarla.

Remedios naturales para las quemaduras
Si el enrojecimiento de la piel se debe a una quemadura, se puede aplicar una mezcla de gel de áloe vera, vinagre blanco y vinagre de manzana.
Entre otros remedios caseros se encuentran algunas opciones naturales para calmar las quemaduras de la piel:

  • Yogur
  • Aceite de lavanda
  • Té o infusión fría (la manzanilla es especialmente calmante)
  • Rodajas de pepino.

El aceite de coco es un óptimo producto. Gracias a sus propiedades antioxidantes y antibacterianas, puede reducir el enrojecimiento de la piel provocadas por la exposición al sol.
El aceite de coco virgen es el mejor producto contra las quemaduras solares.
Aunque se desconoce el mecanismo de acción exacto, suele emplearse en la medicina ayurvédica.
Se estima que el tejido conectivo de las células cutáneas absorbe el aceite de coco  y protege contra los efectos nocivos de los rayos ultravioleta.
Sin embargo, no se puede utilizar como sustituto de la protección solar.

Piel roja en los bebés

La piel de un recién nacido puede sufrir cualquier tipo de erupción cutánea. Por suerte, la mayoría de irritaciones de la piel son inofensivas y desaparecen por sí solas.

Erupciones cutáneas frecuentes en los bebés
Los granitos de color rosa o “acné neonatal” tienen su origen en la exposición del bebé a las hormonas maternas al estar en el útero.
No requieren tratamiento y desaparecen con el tiempo.
El acné neonatal puede durar semanas o incluso meses antes de desaparecer.

El eritema tóxico neonatal es otra erupción frecuente en el recién nacido.
Las manchas rojas, ligeramente en relieve y con bordes mal definidos pueden tener un pequeño punto blanco o amarillo en el centro.
Se desconoce su causa, pero no se trata de una enfermedad.
El eritema tóxico desaparece sin tratamiento al cabo de unos días o semanas.

La piel seca y escamosa afecta más o menos a todos los niños normales, pero es especialmente evidente en los recién nacidos post-término. La piel subyacente es perfectamente normal, suave y húmeda.
Los puntos blancos a los lados de la nariz y en la cara (milia) se deben a la obstrucción de las glándulas sebáceas.
Cuando estas glándulas se dilatan y se abren a los pocos días o semanas, los puntos blancos desaparecen.

El hemangioma de la infancia (también denominado “picadura de cigüeña” en el cuello o alrededor de los ojos) es un simple engrosamiento de los vasos sanguíneos (originado probablemente por las hormonas maternas) que desaparece por sí solo al cabo de unas semanas o meses.

 

Piel roja o enrojecimientoEnrojecimiento de la piel tras una costra

La piel es una parte elástica del cuerpo. Un corte en la piel comienza a curarse de inmediato formando un coágulo de sangre para evitar la pérdida excesiva de sangre.
Un coágulo de sangre se produce cuando las plaquetas sanguíneas liberan ciertas proteínas que forman una “red” que atrapa las células sanguíneas en el interior.
Durante esta fase, los vasos sanguíneos se contraen para reducir el flujo sanguíneo y facilitar la coagulación.

Unos días después
A las pocas horas de la lesión inicial, las células de la piel comienzan a dividirse y a llenar el vacío dejado por el corte.
En caso de cortes más profundos, es posible colocar puntos de sutura para favorecer este proceso y mantener la piel unida durante la coagulación.

Unas semanas más tarde
Después de una o dos semanas, la costra se cae mostrando nueva piel. La piel debajo de la costra es roja y forma una depresión.
La piel se reconstituye muy pronto, gracias a la regeneración de las fibras de colágeno.
El tiempo necesario para una curación completa después de la caída de la costra depende de cada persona.
Los factores que influyen en la duración del enrojecimiento de la piel son:

  1. La cantidad de plaquetas en el cuerpo;
  2. La ingestión de medicamentos como Aldocumar, que es un anticoagulante de la sangre;
  3. El padecimiento de algunas enfermedades como la diabetes;
  4. El punto en que se produce la herida: en algunos puntos menos vascularizados se requiere más tiempo, como por ejemplo en el exterior de la nalga o delante de la tibia.

Por lo general, se necesitan de 2 a 3 semanas para una recuperación completa, aunque es posible que el enrojecimiento de la piel que se produce tras la caída de la costra desaparezca por completo más de un año después.

¿Por qué la piel tatuada no vuelve a recobrar su aspecto inicial?

Los tatuajes profesionales se realizan mediante la perforación de la piel y la inyección de gotas de tinta en la dermis.
La epidermis cambia constantemente con la regeneración de las células.
Dado que la tinta penetra en la dermis y no solo en la epidermis, la imagen dibujada por la tinta es permanente y mantiene su forma.

Piel roja y seca

La piel roja y seca aparece con frecuencia en la cara, en concreto alrededor de la nariz, en la barbilla y en los pómulos, donde la piel es más delgada y se encuentra expuesta al sol y a las sustancias irritantes.
La piel seca de la cara se vuelve agrietada, áspera y escamosa con mayor facilidad.

Causas de la piel seca en la cara
Entre las causas que provocan la reducción de los aceites naturales de la piel se encuentran:

  • El uso excesivo de agua y jabón,
  • Las temperaturas frías,
  • La exposición a productos químicos agresivos,
  • Algunas enfermedades dermatológicas, como el eczema y la dermatitis de contacto.

Remedios para la piel roja y seca
La mejor forma de tratar la piel seca es identificar su causa.
Lavarse la cara muy a menudo elimina los aceites naturales de la piel, lo que hace que la piel se arrugue y se seque.
El uso de agua demasiado caliente para la ducha seca la piel, por lo que se aconseja evitar las duchas excesivas y emplear agua templada en el baño.
Aplicar una crema hidratante rica y cremosa para combatir la piel seca y escamosa.
Las cremas hidratantes que contienen ingredientes como ceramidas, manteca de karité, jojoba y niacinamida son muy eficaces.