Ardor de garganta

 

El ardor de garganta puede tener muchas causas, las más comunes son el resfriado y el dolor de garganta.

El ardor en la parte posterior de la garganta puede tener su origen en una infección, alergia, etc.
El consumo de alimentos muy calientes y picantes suele provocar ardor en la boca y la garganta.
El ardor de garganta proviene de la inflamación de las amígdalas, laringe o faringe. Puede provocar dificultad para deglutir.

 

Síntomas que acompañan al ardor de garganta

El ardor de garganta puede ir acompañado de:

  1. Tos
  2. Disminución de voz
  3. Cansancio
  4. Fiebre
  5. Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello

 

Causas del ardor en la boca y la lengua

Reflujo gastroesofágico
El reflujo gastroesofágico se produce cuando el ácido presente en el estómago sube de manera repentina hacia el esófago. Entre los síntomas de esta enfermedad se incluyen la irritación de la garganta y del estómago después de comer, boca amarga, náuseas, etc.
El ardor y los demás síntomas se producen especialmente por la tarde y la noche.

Resfriado y gripe
El dolor de garganta es síntoma de infecciones virales tales como resfriado y gripe. Estas infecciones suelen producirse durante el invierno, especialmente en niños y ancianos. Algunos de los síntomas son tos, fiebre, secreción nasal, etc.

Faringitis estreptocócica
Se trata de una infección bacteriana provocada por la bacteria Streptococcus pyogenes. Además del dolor de garganta, otros síntomas de esta enfermedad son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para deglutir
  • Expulsión de sangre por la boca o hemoptisis (poco común)
  • Fatiga, etc

Alergias
Los síntomas de una alergia incluyen ardor e irritación en la garganta y el pecho. Una reacción alérgica a contaminantes del aire, alimentos y otros factores puede provocar la inflamación de la garganta, dolor de cabeza, náuseas y otros síntomas relacionados.

Esofagitis
La esofagitis es la inflamación del esófago. Puede deberse a varios factores, como por ejemplo infecciones, consumo de fármacos antiinflamatorios, efectos secundarios de una intervención quirúrgica o quimioterapia, etc. En la mayoría de los casos se presenta como una complicación del reflujo ácido.
Además de irritación de garganta, provoca dolor de pecho, vómitos, etc.

Canto
Cantar o hablar en voz alta durante mucho tiempo puede provocar ardor de garganta.

Infección
El dolor de garganta y la tos pueden deberse a una infección viral si se experimentan los siguientes síntomas:

  1. Fiebre leve
  2. Dificultad para deglutir
  3. Dolor de cabeza
  4. Congestión nasal

Una infección bacteriana en la garganta provoca dolor, fiebre alta, inflamación de los ganglios linfáticos y una capa blanca en las amígdalas.
Algunas causas poco comunes incluyen la difteria (una enfermedad provocada por “Corynebacterium diphtheriae”) o la quimioterapia.

Otras causas comunes son las comidas muy calientes y picantes, la indigestión, el estrés, la ansiedad, etc.
El tabaquismo también puede ocasionar ardor en la boca y en la garganta.
En general, se experimenta ardor después de vomitar, a causa de los ácidos del estómago que regresan al esófago.

Ardor de garganta y tos seca

Causas principales

Alergias: algunos de los alérgenos más frecuentes son:

  • Polvo
  • Granos de polen
  • Moho
  • Pelo de animal
  • Ácaros del polvo
  • La consecuencia es una irritación de la garganta debido a la tos.

Infecciones virales: la causa más frecuente de irritación de garganta y tos seca es el resfriado, una enfermedad viral infecciosa y contagiosa de las vías respiratorias superiores.
Generalmente, el resfriado provoca secreción nasal y estornudos, pero también puede dar lugar a la infección de los senos nasales, con el consiguiente dolor de garganta.
Otras infecciones virales que producen estos síntomas son la varicela, el sarampión y la mononucleosis infecciosa.
La tiroiditis granulomatosa subaguda es una infección viral de la tiroides que puede provocar ardor de garganta.

Infecciones bacterianas: las infecciones bacterianas como la tos ferina, la brucelosis y la infección por estreptococo provocan dolor de garganta debido a la tos.

Contaminación atmosférica: la presencia de gases nocivos y sustancias químicas en la atmósfera provoca irritación o congestión en la garganta. Entre las sustancias irritantes también se incluyen el humo del tabaco, los gases de escape, etc.

Respiración por boca: las personas que sufren apnea del sueño suelen dormir con la boca abierta, ya que no son capaces de respirar adecuadamente por la nariz.
Dormir con la boca abierta puede señalar la existencia de un pólipo nasal, sinusitis, congestión nasal y otras muchas enfermedades.
La persona afectada puede experimentar ardor de garganta al despertarse por la mañana.
La calefacción artificial de los edificios durante el invierno puede provocar dolor de garganta y tos.

Otras causas:

  1. Infecciones virales o bacterianas
  2. Humo (también el del cigarrillo electrónico)
  3. Alcohol
  4. Comida picante
  5. Esfuerzo de las cuerdas vocales
  6. Cambio de clima
  7. Intervención quirúrgica en la garganta

Ardor de garganta durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben esforzarse en evitar las infecciones. El abuso de fármacos puede dañar tanto a la madre como al feto.
Además, el embarazo puede debilitar el sistema inmunitario de la mujer.
Una infección de garganta puede ser viral o bacteriana. Para combatir una infección bacteriana se recetan antibióticos, que matan a las bacterias. Sin antibióticos, la infección tarda en desaparecer y puede provocar complicaciones graves para la salud.

Dolor de garganta persistente

Los síntomas del dolor de garganta persistente o crónico duran aproximadamente 3-4 semanas.

Causas del dolor de garganta persistente

Infección crónica. Con frecuencia, resfriado, gripe, neumonía e infecciones por cándida provocan enfermedades infecciosas. Entre los síntomas típicos se incluyen infección de garganta, fiebre y dolor de cabeza.

Alergia. La alergia a ciertos alimentos, bebidas, polvo, polen, etc., es otra causa del dolor de garganta persistente.

Sistema inmunitario débil. Un sistema inmunitario debilitado no es capaz de mantener los parásitos bajo control. Por lo tanto, es más fácil padecer una enfermedad y sufrir dolor de garganta intenso. Las causas más frecuentes de un sistema inmunitario debilitado son la mala alimentación y el estrés.

Aire seco. La exposición prolongada al aire demasiado frío o seco es otra causa del dolor de garganta recurrente. Un aire excesivamente seco hace que se seque el moco de la garganta, provocando irritación y picor.
Durante el verano, el ardor de garganta puede originarse por el aire acondicionado.

Ardor de gargantaGanglios linfáticos inflamados.
El dolor de garganta crónico y la hinchazón de las glándulas se deben a la inflamación de los ganglios linfáticos. Existen varias causas:

  1. Mononucleosis infecciosa
  2. Tuberculosis
  3. Sarampión
  4. VIH
  5. Otras enfermedades infecciosas

Ardor de garganta por la mañana. Las personas que respiran por la boca o roncan por la noche pueden experimentar ardor de garganta al despertarse.
La rinitis alérgica puede provocar el mismo síntoma junto a la congestión nasal.

¿Qué hacer? Remedios naturales para el ardor de garganta

El dolor de garganta con ardor puede tratarse con fármacos sin receta médica o remedios caseros.
Los fármacos en forma de spray o pastilla alivian los síntomas.
La terapia del reflujo gastroesofágico incluye medicamentos antiácidos, inhibidores de la bomba de protones, etc.
Los síntomas de la alergia, resfriado y gripe pueden tratarse con medicamentos.
Se aconseja consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento.

Ajo
El ajo tiene muchas propiedades antivirales y antifúngicas. Se aconseja masticar varios dientes para el dolor de garganta provocado por una infección viral o alergia. Se trata de uno de los remedios caseros más rápidos y eficaces.

Higiene oral
Es muy importante cepillarse los dientes al menos dos veces al día, ya que las bacterias presentes en la boca pueden agravar la situación. Se aconseja cepillarse periódicamente la lengua blanca.

Bebidas calientes
Para calmar el ardor de garganta se recomienda tomar una bebida caliente, como por ejemplo un té de hierbas. Infusiones como el té de menta y la manzanilla fortalecen el sistema inmunitario.
Se puede preparar una antigua receta mezclando una cucharadita de miel y vinagre de manzana, una pizca de pimienta roja y el zumo de limón en una taza de agua caliente.
Se recomienda beber esta infusión dos veces al día.

La leche caliente con una pizca de cúrcuma puede ser eficaz para la garganta.

Dieta saludable
El ardor producido por reflujo puede reducirse al mínimo evitando las comidas picantes y grasas.
Una dieta equilibrada, especialmente rica en vitamina C y zinc, fortalece el sistema inmunitario.
Los alimentos ricos en vitamina C son:

  • Limón
  • Brócoli
  • Naranjas
  • Tomates
  • Patatas

Los alimentos ricos en zinc son:

  • Plátanos
  • Pollo
  • Moras
  • Salmón
  • Aguacate

Pastillas de zinc
Algunos estudios han demostrado que las personas que padecen dolor de garganta viral se recuperan más fácilmente tomando una pastilla de zinc un par de veces al día.

Fármacos
Para tratar el dolor de garganta de inmediato, se pueden tomar pastillas para la garganta, que proporcionan un alivio temporal.
Para combatir la infección bacteriana que provoca dolor de garganta, los medicamentos recomendados son los antibióticos, como por ejemplo amoxicilina (Augmentine).
Entre los medicamentos para el dolor, se encuentran los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como ketoprofeno (Orudis), nimesulida e ibuprofeno (Neobrufen).
Para los casos más graves el médico puede recetar corticoides, como por ejemplo betametasona (Celestone).

Vitamina C
La vitamina C es eficaz contra las infecciones. Existe una gran cantidad de tabletas masticables aromatizadas.
Algunos alimentos ricos en vitamina C son:

  1. Grosella negra
  2. Fresas
  3. Limón

Ulmus rubra u olmo rojo
El olmo rojo está considerado por los herbolarios como uno de los mejores remedios contra la irritación de la garganta.

Vinagre de manzana
Uno de los remedios caseros para la irritación de la garganta consiste en tomar un vaso de agua tibia y añadir una cucharada de vinagre de manzana. Hacer gárgaras y luego escupir. Hacer gárgaras de nuevo y tragar. El vinagre de manzana es muy ácido y consigue eliminar las bacterias.

Agua salada
Hacer gárgaras con agua salada ayuda a limpiar la garganta. Añadir 1-2 pizcas de sal en un vaso de agua tibia y hacer gárgaras 3-4 veces al día para obtener un alivio inmediato.

Dejar de fumar es una de las formas más seguras para prevenir la irritación de la garganta. El estrés puede tener un efecto negativo en la digestión y en la salud general.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.