Testículos hinchados

Los testículos hinchados pueden tener origen en diferentes enfermedades, algunas pueden llegar ser emergencias médicas que hay que tratar lo antes posible.
En cualquier caso, es importante consultar al médico a la hora de notar este síntoma.

La hinchazón puede ser de un solo testículo o de ambos.

El escroto es una estructura en forma de bolsa que se encuentra detrás del pene.
Contiene dos órganos muy importantes (los testículos) que sirven para la síntesis de los espermatozoides para la reproducción.

Los testícuos hinchados pueden estar causados por una acumulación de líquido o de sangre, por una inflamación o por la presencia de una masa dentro del escroto.
La hinchazón que se debe a una inflamación del escroto provoca dolor moderado o intenso.

 

Causas de los testículos hinchados

Hernia inguinal
Ocurre cuando los tejidos del intestino delgado se desplazan de su posición original y salen a través de las secciones más débiles de los músculos de la zona abdominal inferior (a través del canal inguinal).
Por lo general, en la zona inguinal, se produce hinchazón debido a este tipo de hernia.
Estos tejidos no siempre permanecen en la zona inguinal, sino que pueden:

  1. Desplazarse hasta llegar al escroto
  2. Provocar hinchazón en el escroto

Este trastorno puede afectar a los jóvenes, ancianos e incluso niños.
Los bebés prematuros tienen una mayor predisposición de hernia inguinal. De hecho, esta enfermedad afecta al 6-7% de ellos.
La hernia inguinal puede causar dolor:

  1. Al toser o al realizar un efuerzo, debido a que aumenta la presión abdominal. Los nervios de los tesículos pasan por el canal inguinal, por lo tanto, el aumento de la presión en la hernia comprime los nervios de los testículos.
  2. En caso de hernia estrangulada  encarcelada

Intervención quirúrgica para la hernia inguinal
Tras una cirugía de hernia inguinal, se puede experimentar dolor durante algunas semanas.
Además, el hematoma que se forma durante la cirugía se desplaza hacia abajo, debido a la fuerza de gravedad.

Se recomienda que el paciente mantenga los testículos en una posición elevada mientras esté tumbado, ya que esto favorece la salida de sangre del testículo. Para esto, el paciente puede colocar un cojín bajo los genitales.

Epididimitis
La inflamación del epidídimo se denomina epididimitis. El epidídimo es un tubo que se encuentra en el escroto en la parte posterior de cada testículo.
Mide 6-7 metros de largo y está enrrollado para poder caber en un espacio muy reducido.
La función principal del epidídimo es la de reunir y transportar los espermatozoides

La inflamación del epidídimo puede provocar:

  1. Dolor en el lado derecho del abdomen y dolor en la ingle
  2. Molestia e hinchazón en el escroto
  3. Secreción por la urétra
  4. Sangre en la orina
  5. Fiebre y escalofríos
  6. Náuseas

La inflamación del epidídimo puede ser la consecuencia de una lesión del escroto (es la causa más común en los niños) o de infección bacteriana.
La epididimitis suele estar causada por los mismos microorganismos que causan clamidia y gonorrea.
Esta enfermedad suele diagnosticarse en chicos de entre 18 y 36 años.

Orquitis
Esta enfermedad consiste en la inflamación de los testículos, que se hinchan y se vuelven más duros.
La inflamación de los testículos puede deberse a:

  1. Infección bacteriana o viral (sobre todo por el virus de la parotiditis)
  2. Infección de las vías urinarias
  3. Necesidad de utilizar un catéter con frecuencia

En la mayoría de los casos, el testículo derecho e izquierdo se ven afectados al mismo tiempo, aunque incluso la hinchazón de un solo testículo puede ser muy dolorosa.
Entre los síntomas, se encuentran:

  1. Escalofríos
  2. Fiebre
  3. Sangre en el semen
  4. Secreciones
  5. Náuseas
  6. Dolor en el bajo vientre
  7. Ardor al orinar
  8. Enrojecimiento en los testículos
  9. Ganglios linfáticos inguinales hinchados

La orquitis puede ir acompañada de:

Las personas mayores de 45 años o las que suelen sufrir una infección del tracto urinario están predispuestas a padecer esta enfermedad.

Varicocele
Varicocele se refiere a una dilatación de las venas ((plexo pampiniforme) del escroto.
Todavía se desconocen las causas exactas.
Sin embargo, la mayoría de los expertos creen que se debe a anomalías en las venas que drenan los testículos, como por ejemplo una obstrucción o un problema con las válvulas.
Las válvulas son estructuras que impiden que la sangre circule en la dirección incorrecta.
El varicocele suele producirse en el testículo izquierdo y rara vez afecta al derecho, debido a razones anatómicas.
En las venas anormales, la sangre no circula de manera adecuada, a diferencia de las venas normales.
Esto provoca una acumulación excesiva de sangre en las venas que es la causa de la hinchazón.
Durante la pubertad (cuando el cuerpo se desarrolla sexualmente), el flujo de sangre en los testículos aumenta, por lo tanto, se vuelven más grandes.
Esto puede hacer que el varicocele sea más evidente.

Si el varicocele es grave se requiere una intervención quirúrgica, mientras que, si es leve y si la hinchazón del testículo es moderada, el médico no recomienda ese tratamiento.
Durante el postoperatorio de varicocele, el testículo permanece hinchado hasta que el paciente se recupere completamente.

Testículo hinchadoHidrocele
El hidrocele es un trastorno caracterizado po la acumulación de líquido en el escroto, es decir, la estructura dentro de la cual se encuentra el testículo.

Durante el embarazo, los testículos del feto se desarrollan dentro su abdomen (vientre).
Tras su desarrollo, los testículos llegan al escroto (la bolsa de piel que rodea los testículos) a través del canal inguinal.
Por lo general, antes del nacimiento este conducto se cierra, aunque a veces permanece abierto. En este caso, una cantidad variable de líquido se desplaza desde el abdomen hasta escroto, provocando la hinchazón típica del hidrocele.

En la mayoría de los casos, el líquido se absorbe en los tejidos circundantes y el hidrocele desaparece al cabo del primer año de vida del bebé.
En el caso de adultos o niños mayores, el hidrocele puede deberse a una inflamación (enrojecimiento e hinchazón) del escroto, esto puede estar causado por:

  • Lesión (un golpe en los testículos)
  • Infección
  • Tumor, en este caso el testículo es más duro, debido a la formación de una masa de células en lugar de una simple acumulación de líquido.

Al tacto, el testículo se siente hinchado y blando.

Quiste de epidídimo
El epidídimo es una estructura que se encuentra detrás de los testículos similar a una espiral que ayuda a almacenar y transportar el esperma.

Los quistes del epidídimo son bolsas llenas de líquido que se forman en esta estructura.
Se trata de formaciones benignas y, por lo general, suelen provocar solo una leve molestia. Además, no provocan cáncer.

Torsión testicular
Los testículos se encuentran dentro del ecroto.
El cordón espermático es una estructura con forma similar a la de una cuerda que lleva la sangre desde el ebdomen hasta los testículos.
Por lo general, los testículos no se mueven dentro del escroto. Sin emmbargo, algunos chicos nacen con un cordón espermático demasiado fljo (no tensa), por lo tanto, los testículos se mueven dentro del escroto.

Este movimiento aumenta el riesgo de torsión del cordón espermático.
Si los testículos se tuercen, el cordón espermático se enrrolla sobre sí mismo comprimiendo los vasos sanguíneos que se encuentran en su interior.
Por consiguiente, se reduce el fujo sanguíneo y las células del testículo pueden morir al no recibir el oxígeno y los nutrientes necesarios.
La torsión testicular también puede estar causada por:

  1. Lesión en la ingle
  2. Crecimiento rápido durante la pubertad

Entre los síntomas se encuentran la hinchazón testicular, enrojecimiento y dolor en un testículo, que puede ser estar más arriba que el otro.
Si el cordón espermático sufre una torsión grave, puede afectar al suministro de sangre al testículo, provocando una emergencia médica.
La falta de tratamiento inmediato puede provocar la necrosis del testículo.
En este caso, se requiere una intervención quirúrgica inmediata para eliminar la torsión, restaurando el suministro de sangre y protegiendo el testículo.

torsion de testiculo

Cáncer de testículo
El cáncer de testículo es una enfermedad caracterizada por la formación de células malignas (cancerígenas) en uno o ambos testículos.
En la mayoría de los casos, el cáncer de testículo tiene su origen en las células germinales que producen esperma inmaduro.
Los dos formas principales de cáncer testicular de células germinales son:

  1. Seminoma
  2. No seminoma

El cáncer de testículo es el cáncer más común en los hombres de entre 20 y 35 años.
Los síntomas son:

  1. Formación de un nódulo que no provoca dolor e hinchazón en ambos testículos
  2. Dolor sordo en el bajo vientre o en la ingle
  3. Acumulación repentina de líquido en el escroto
  4. Dolor o molestia en un testículo o en el escroto

 

 

 

¿Cuáles son los demás síntomas que acompañan los testículos hinchados?

Un testículo hinchado puede ir acompañado de otros síntomas, que dependen de la causa.
Los síntomas que suelen afectar al testículo también pueden afectar a otros sistemas del cuerpo.

El agrandamiento del testículo puede ir acompañado de otros síntomas comunes, tales como:

  • Dolor o presión abdominal
  • Micción dolorosa o ardor durante la micción (disuria)
  • Secreciones o material purulento del pene
  • Fiebre alta
  • Dolor durante la eyaculación
  • Dolor en el testículo
  • Sensación de hinchazón o pesadez en el escroto
  • Nódulo en el testículo (debido a un tumor)
  • Sangre en el semen o en la orina
  • Dilatación de los vasos sanguíneos del escroto (en caso de varicocele)
  • Dolor e hinchazón en la ingle
  • Dolor o fastidio en el escroto

 

Síntomas que indican una enfermedad grave

testículo hinchado, síntomas.En algunos casos, el agrandamiento de un testículo puede ser síntoma de una enfermedad grave conocida como torsión testicular. Se recomienda consultar inmediatamente a un médico si la hinchazón testicular va acompañada de uno de estos síntomas graves:

  • Náuseas y vómito
  • Dolor fuerte y repentino en el testículo, junto con hinchazón en un lado del escroto.

 

Diagnóstico de los testículos hinchados y masas testiculares

El médico que se ocupa de este tipo de trastorno es el andrólogo.

Se recomienda consultar al médico cuando se observan masas o hinchazón en los testículos.
En muy raras ocasiones, una masa puede ser un signo de cáncer testicular (en menos del 4% de los casos).

El médico le pregunta al paciente si experimenta:

  • Dolor – dónde, desde cuánto tiempo y qué tan fuerte.
  • Otros síntomas, tales como dolor durante la micción (que es signo de una infección del tracto urinario) o secreción de la uretra (el conducto que transporta la orina desde la vejiga).
  • Traumatismo precedente, como por ejemplo un accidente deportivo con golpe en la ingle.

 

¿Cuáles son las posibles complicaciones de los testículos hinchados?

Trs haber detectado la causa de la hinchazón, es importante someterse a un tratamiento específico para reducir el riesgo de complicaciones, como, por ejemplo:

  • Muerte del tejido testicular (en caso de torsión testicular)
  • Infertilidad
  • Propagación de cáncer
  • Propagación de una infección

 

¿Qué hacer? Tratamiento para los testículos hinchados

El tratamiento para este tipo de trastorno depende de la causa subyacente.

En caso de epididimitis por infección del tracto urinario, el médico suele recetar antibióticos y analgésicos.
En caso de torsión testicular, el tratamiento indicado el la intervención quirúrgica.

 

Remedios naturales para los testículos hinchados

Para reducir el dolor es de utilidad aplicar compresas frías. Poner 3 cubitos de hielo en un vaso de agua fría y aplicar sobre la piel un paño de lana para evitar un enfriamiento excesivo.
Para reducir la hinchazón y el dolor, se recomienda tomar otras precauciones, como por ejemplo:

  1. Usar ropa interior cómoda
  2. Mantener los testículos en una posición elevada a estar tumbados, por ejemplo apoyándolos sobre un cojín

 

Pronóstico del paciente con testículos hinchados

Los síntomas de la orquitis aislada suelen desaparecer por sí solos al cabo de 3-10 días.
La epididimitis tarda aproximadamente de 5 a 10 días en desaparecer, después del inicio del tratamiento antibiótico.

Según la Mayo Clinic, el 95% de los hombres con torsión testicular que se han sometido a un tratamiento a más tardar seis horas después de la aparición del dolor se han recuperado sin necesidad de extirpar el testículo.
Sin embargo, si se inicia el tratamiento 48 horas después de la aparición del dolor, el 90% de los pacientes requiere una intervención quirúrgica para extirpar el testículo.