Leucemia mieloide aguda: síntomas y clasificación

La leucemia mieloide es un tipo de cáncer de la sangre o de la médula ósea que causa una alteración en el recuento de las células sanguíneas:

  1. Glóbulos blancos (leucocitos)
  2. Glóbulos rojos
  3. Plaquetas

La médula ósea produce las células de la sangre.
Por lo general, la leucemia afecta la producción de glóbulos blancos, es decir, las células que combaten los virus, las bacterias y los hongos para prevenir las infecciones.
Las células inmaduras (blastos) que se encuentran en el organismo en caso de leucemia no funcionan como las células maduras normales.
Los blastos son células inmaduras a partir de las cuales se originan:

  1. Glóbulos blancos
  2. Glóbulos rojos
  3. Plaquetas

En caso de leucemia mieloide aguda, los blastos:

  1. Continúan creciendo
  2. Se acumulan en la médula ósea y alteran la producción de células normales

Por consiguiente, esto provoca dificultades para:

  1. Combatir las infecciones
  2. Detener las hemorragias
  3. Transportar el oxígeno

Leucemia aguda
Es una enfermedad proliferativa que se caracteriza por el crecimiento rápido de las células sanguíneas inmaduras.

Leucemia, glóbulos, rojos, blancos, plaquetas

Esta acumulación impide que la médula produzca células sanguíneas sanas.
Es necesario un tratamiento inmediato debido a la rápida progresión y a la acumulación de células malignas que:

  1. Entran en el flujo sanguíneo
  2. Se difunden a otros órganos.

Si no se somete a tratamiento, el paciente muere al cabo de pocos meses o incluso semanas.
Hay una variante grave de la leucemia aguda que se llama leucemia fulminante, en este caso:

  1. La progresión es muy rápida
  2. Suele provocar la muerte del individuo en poco tiempo

La leucemia aguda se caracteriza por:

  1. Aumento de las células sanguíneas
  2. Interrupción de la diferenciación celular – las células producidas por la médula ósea son blastos, es decir, células inmaduras o indiferenciadas.

Anteriormente se llamaba leucemia no linfocítica aguda.
También conocida como leucemia mieloide aguda (LMA), es más frecuente en los adultos que en los niños.
Los estudios muestran que la LMA se desarrolla más en los hombres que en las mujeres.

 

Leucemia linfocítica aguda

Este tipo de leucemia afecta a las células linfoides (linfocitos) que se acumulan en:

  1. Médula ósea
  2. Ganglios linfáticos y en el tejido linfático

El tejido linfático forma el sistema inmunitario.
También conocida como leucemia linfoblástica o linfoide aguda, es el tipo más frecuente en los niños. Esta enfermedad también afecta a los adultos, especialmente a las personas de 65 años o más.
Es un cáncer de los linfocitos que se caracteriza por la sobreproducción y por la multiplicación continua de los glóbulos blancos inmaduros malignos en la médula ósea.

 

Leucemia infantil

De manera similar a la leucemia adulta, la leucemia infantil puede ser:

  1. Aguda
  2. Crónica

Sin embargo, en los niños la leucemia es principalmente aguda.
La leucemia aguda se clasifica en 3 categorías:

  1. Leucemia linfocítica aguda (LLA)
  2. Leucemia mielógena aguda (LMA)
  3. Leucemia híbrida

En la LLA el problema empieza en las células que forman los linfocitos, mientras que en la LMA el problema comienza en las células no linfocíticas que forman:

  1. Glóbulos blancos
  2. Glóbulos rojos
  3. Plaquetas

La leucemia híbrida es una combinación de LLA y LMA, en la que están implicadas las células linfocíticas y no linfocíticas.
La LLA es el tipo más común de leucemia infantil que cubre hasta el 70% de la incidencia de leucemia infantil.
El 30% restante se compone de LMA y leucemia híbrida.

Una forma rara llamada leucemia mielomonocítica juvenil (LMMJ) se produce en los niños pequeños principalmente menores de 4 años. Puede ser aguda o crónica.

 

Síntomas de la leucemia mieloide

Leucemia mieloide aguda (LMA)médula ósea, células, sangre

La LMA se propaga rápidamente en la sangre y en la médula ósea.

Síntomas de la leucemia mieloide aguda 

En el 14% de los casos se produce linfoadenomegalia (ganglios linfáticos agrandados) localizada o generalizada.
La linfoadenomegalia generalizada masiva se produce en alrededor del 25% de los pacientes con la forma de leucemia M4-M5 (componente monocítica).

linfonodo, parotide, gonfio, leucemia acuta mieloide

En la imagen de la derecha se observa que ha sido afectado un ganglio parotídeo.
El paciente padece leucemia mieloide aguda extramedular con una acumulación de células neoplásicas en la piel o en otros órganos.

Síntomas iniciales de la leucemia
Los primeros síntomas y signos de la leucemia son:

 

Síntomas de la leucemia en los niños

Según el número de células leucémicas, los niños muestran diferentes síntomas.
Estos niños están pálidos, débiles y anémicos.
Aparte de eso, los otros síntomas incluyen:

La disminución en el recuento de glóbulos rojos también provoca piel pálida, junto con los ganglios linfáticos inflamados a causa del exceso de glóbulos blancos en la sangre.

 

Clasificación (FAB) de la LMA

En 1970, un grupo de expertos franceses, americanos y británicos dividieron las leucemias mieloides agudas en subtipos, de M0 a M7, en función del tipo de célula que ha desarrollado la leucemia y de la maduración de las células.

Subtipo FAB Nombre
M0 Leucemia aguda mieloblástica indiferenciada
M1 Leucemia mieloblástica aguda con maduración mínima
M2 Leucemia mieloblástica aguda con maduración
M3 Leucemia promielocítica aguda (APL)
M4 Leucemia mielomonocítica aguda con eosinofilia
M5 Leucemia monocítica aguda
M6 Leucemia eritroide aguda
M7 Leucemia megacarioblástica aguda

Los blastos de la M0 non presentan signos que permitan su diferenciación, esto quiere decir que aún son completamente inmaduros.
De M1 a M3, presentan diferentes grados de diferenciación:

  1. M1 – están es un estadio bastante diferenciado
  2. M2 – están en un estadio intermedio de diferenciación
  3. M3 – están más diferenciadas

La presencia de gránulos es un signo característico de diferenciación, en particular, se observan gránulos en M2, pero no en M1.