Neumonía atípica

Neumonía atípica

Una vez, las formas atípicas eran muy raras, pero por varias razones, hoy en día son cada vez más frecuentes e importantes.
Son causadas por:

  • Bacterias no típicas
  • Virus

A menudo la causa no está clara.

Son diferentes de otras neumonías a nivel de:

  • Paciente afectado,
  • Desarrollo de la enfermedad,
  • Síntomas y signos.

A diferencia de las típicas, estas formas causan pequeñas epidemias, por lo tanto es muy importante la anamnesis y la búsqueda de otros enfermos:

  • Entre los miembros de la familia
  • En el entorno en que vive el paciente

A menudo hay otras personas afectadas.
Tienden a ser muy graves y pueden haber formas fulminantes porque estos microorganismos son mucho más agresivos que otros.

Generalmente, el diagnóstico es difícil (excepto la legionella) porque a menudo afectan a sujetos jóvenes y / o sanos.

Contagio
En las formas típicas habían microorganismos nocivos en las vía respiratorias superiores que descendían al pulmón, en cambio en este caso proceden del exterior con una fuente ambiental contaminada, por ejemplo el caso de:

  • Legionella
  • Fiebre Q, a causa del contacto con ciertos animales

La neumonía es casi siempre intersticial, mientras que las neumonías clásicas afectaban sólo los alvéolos.
Los alvéolos raramente están afectados.
Pueden afectar también enteros lóbulos pulmonares y las consecuencias a largo plazo son muy raras.

El diagnóstico se produce porque a menudo hay una placa torácica que muestra una inflamación importante a nivel intersticial o lobar.

Neumonía por Legionella o Legionelosis
Hay alrededor 20 especie de legionella, pero la más importante es la Legionella pneumophila porque es la más peligrosa y es responsable del 90% de los casos de legionelosis en el hombre.
La transmisión ocurre por inhalación a través de gotitas de agua contaminada que se forman en:

  • Sistemas de aire acondicionado
  • Equipos hospitalarios utilizados para el soporte respiratorio
  • Baños con hidromasaje
  • Gimnasios

Por lo tanto se forman pequeñas epidemias en:

  • Hoteles
  • Hospitales
  • Cruceros

Los factores de riesgo son:

  • Tabaquismo
  • Broncopneumopatías
  • Inmunosupresión

Puede ser un brote (localizada) o afectar un lóbulo entero.
Entre los síntomas se encuentran:

  • Fiebre importante (alrededor de 40 ° C)
  • Tos grasa
  • A menudo, los sentidos suelen resultar afectados

Por lo general, la mitad de estos pacientes tienen diarrea y bradicardia.
El examen clínico y físico no muestra signos de neumonía: hay una incongruencia entre:

  • El cuadro clínico (signos y síntomas)
  • El examen físicodel tórax

Es necesario hacer una radiografía para encontrar una densificación (acumulación de líquido intersticial).

Para hacer un diagnóstico hay que aislar el germen responsable. El médico realiza:

  • Cultivo del esputo
  • Inmunofluorescencia directa del esputo,
  • Prueba de antígeno urinario (menos fiable)
  • Búsqueda de los anticuerpos en la sangre

Los macrólidos son muy eficaces para las neumonías clásicas, como también:

  • Las Quinolonas
  • Las tetraciclinas

 

Neumonía lobar, intersticial, por aspiración y otros tipos