Neuritis óptica | clasificación, causas y síntomas

¿Qué es la neuritis óptica?

La neuritis óptica es una inflamación del nervio óptico, la estructura que conecta el ojo al cerebro.
Puede causar una disminución repentina de la visión en el ojo afectado.

El nervio óptico está constituido por una extensión nerviosa (axón) que se origina en la retina de cada ojo.
El nervio óptico lleva la información visual desde la retina a las neuronas en el tronco cerebral, donde la señal se envía a la zona del cerebro que procesa la visión (córtex occipital).

 

Clasificación de la neuritis óptica

Hay cuatro tipos de neuritis óptica:

  1. Neuritis retrobulbar o inflamación del nervio óptico en la parte posterior del ojo, generalmente es causada por la esclerosis múltiple. Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida total o parcial de la vaina de mielina que cubre los nervios.
  2. Papilitis o neuritis óptica frontal (anterior): inflamación del disco óptico en la parte delantera (anterior), puede ser causada por la esclerosis múltiple.
  3. Perineuritis es la inflamación de la vaina del nervio óptico, no afecta al nervio óptico como tal.
    Por lo general, los pacientes son personas ancianas y la pérdida de visión es leve o moderada.
    La Perineuritis es causada por enfermedades inflamatorias o infecciosas, tales como la sífilis o la sarcoidosis.
  4. Neuroretinitis. Entre los signos también se encuentra la hinchazón del nervio óptico y de la mácula.
    El exudado (líquido inflamatorio) que se forma alrededor de la mácula tiene la apariencia de una estrella.
    La perineuritis y la neurorretinitis no están relacionadas con la esclerosis múltiple.

 

Causas de la neuritis óptica

1. Desmielinización aguda
La causa más común de la neuritis óptica en las zonas donde la esclerosis múltiple (EM) es más frecuente (poblaciones caucásicas y latitudes altas)

2. Neuropatía óptica isquémica
La neuritis óptica isquémica anterior (NOIA) se deriva de una isquemia en la región prelaminar, laminar o retrolaminar del nervio óptico.
Hay dos tipos de NOIA:

Forma no arterítica
Los factores de riesgo son:

Forma arterítica
Entre los factores de riesgo encontramos:

  • Enfermedad de Horton o arteritis de células gigantes, un trastorno vascular que afecta a las arterias de calibre mediano y grande
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Artritis reumatoides
  • Panarteritis nudosa

Entre los síntomas de la neuritis óptica isquémica anterior están:

  • Estrechamiento del campo visual. Se puede perder la visión solo de la parte superior del campo visual o sólo de la parte inferior, manteniendo la visión de la parte central.
  • Distorsión central o en forma de cuño o arco
  • Disminución de la sensibilidad al contraste

3. Neuritis óptica autoinmune, las causas pueden ser:

  • Sarcoidosis
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Enfermedad de Behçet
  • Neuromielitis óptica (síndrome de Devic, afecta a los nervios ópticos y a la médula espinal)
  • Neuritis autoinmune
  • Neuritis inflamatoria crónica recidivante

4. Neuritis óptica parainfecciosa– puede ser una consecuencia de:

  • Encefalomielitis diseminada aguda
  • Post- infección
  • Post-vacunación
  • Infección viral, como:
    1. Sarampión
    2. Paperas
    3. Rubéola
    4. Tos ferina
    5. Fiebre glandular

5. Neuritis óptica infecciosa o intersticial, es un tipo de meningitis del nervio óptico causada por uno de los siguientes procesos infecciosos:

  • Tuberculosis
  • Sífilis
  • Enfermedad de Lyme
  • Enfermedad por arañazo de gato
  • Herpes zóster
  • Meningitis criptocócica
  • Toxoplasmosis
  • Neuritis viral (una complicación rara de la varicela)
  • Infecciones periorbitales y de los senos paranasales (celulitis orbital, sinusitis severa supurativa)

6. Neuritis tóxica y metabólica:

Deficiencia nutricional

  1. Deficiencia grave de vitamina B12
  2. Deficiencia de vitamina B1 en los alcohólicos

Neuritis óptica anterior tóxica causada por fármacos y toxinas, por ejemplo:

  • Amiodarona
  • Etambutol
  • Isoniazida
  • Intoxicación por metanol
  • Alcohol
  • Glutamato
  • Quinina
  • Ambliopía por tabaco-metanol

7. Neuropatía óptica hereditaria

  1. La neuropatía óptica hereditaria de Leber es una enfermedad genética que afecta al nervio óptico, por lo general es bilateral.
    La neuropatía óptica hereditaria de Leber es una enfermedad poco común que puede causar la pérdida de la visión central.
    Por lo general, afecta a los hombres (80-90% de los casos) entre quince y treinta y cinco años, pero los síntomas se pueden notar a cualquier edad, en hombres o mujeres.
  2. Atrofia óptica autosómica dominante es una enfermedad genética que causa la pérdida progresiva de un tipo de células de la retina que transmiten las imágenes del ojo hasta el cerebro. Esto causa una pérdida progresiva de la visión que conduce a la ceguera y una alteración de la visión del color. Afecta a ambos sexos entre 4 y 6 años de edad, los síntomas empeoran con el crecimiento.

8. Neuritis óptica post-traumática es causada por un traumatismo directo o lesión en la cabeza.

Neuritis óptica en los niños
Después de la infección viral es una causa frecuente.

 

Síntomas de la neuritis óptica

Neuritis óptica

Neuritis óptica

La neuritis óptica suele ser unilateral (afecta solo a un ojo), aunque también puede ser bilateral.
Entre los síntomas de la neuritis óptica encontramos:

  1. Dolor. La mayoría de las personas que desarrollan neuritis óptica tiene dolor de cabeza y dolor de ojos que empeora al mover del ojo. Por lo general, el dolor relacionado con la neuritis óptica alcanza la máxima intensidad al cabo de unos días.
    2. Pérdida de la visión. El grado de la perdida de la visión relacionado con la neuritis óptica puede variar dependiendo de la persona.
    La mayoría de la gente tiene una reducción rápida y aguda de la visión de lejos y de cerca.
    La pérdida de la visión puede ser permanente en algunos casos.
    Reducción del campo visual: hay un punto ciego o negro en el centro del campo visual, o en la parte inferior o superior.
    3. Pérdida de la visión y de la percepción del color. La neuritis óptica, a menudo afecta a la percepción de los colores. Se puede notar que los colores de los objetos, especialmente los rojos, aparecen temporalmente “descoloridos” o menos brillantes de lo normal.
    4. Destellos. Algunas personas con la neuritis óptica informan que ven luces intermitentes o temblorosas.

En el 15-20% de las personas que desarrollan esclerosis múltiple, la neuritis óptica es el primer síntoma.

 

Neuritis óptica: diagnóstico, tratamiento y remedios