Extrasístole ventricular

La extrasístole ventricular es una enfermedad cardíaca por la que el ventrículo se contrae de forma prematura, es decir antes de llenarse de sangre.
El ritmo cardíaco tiene su origen en una señal eléctrica que proviene de células especializadas de la aurícula izquierda del cerebro.

La señal eléctrica se propaga hacia abajo al nodo atrioventricular (AV), una parte del corazón con células especializadas.
Desde el nodo atrioventricular, la señal pasa a los ventrículos, las cámaras inferiores, a través de fibras especiales incorporadas en las paredes del corazón.

El impulso eléctrico provoca la contracción de los ventrículos que bombean la sangre rica en oxígeno a todo el cuerpo.

Una contracción ventricular prematura es un latido muy rápido cuyo origen se encuentra en los ventrículos y descompensa el ritmo cardíaco normal.doctora, bata blanca
La extrasístole del corazón se verifica en esta secuencia:

  1. Ritmo cardíaco normal
  2. Latido cardíaco adicional
  3. Leve pausa
  4. Latido más fuerte de lo normal

El corazón se llena de una cantidad de sangre mayor durante la pausa después de la contracción ventricular prematura, por lo que la siguiente contracción debe ser más fuerte.
Este modelo puede manifestarse de forma casual o a intervalos estables.
El latido ventricular prematuro también puede producirse en un corazón sano y es frecuente en deportistas bien entrenados.
La extrasístole también puede detectarse en el feto, si bien no hay que preocuparse si el corazón es sano.
La extrasístole atrial no es peligrosa.

 

Tipos de extrasístole

  1. En la extrasístole bigeminada, cada contracción normal va seguida de una contracción ventricular prematura.
  2. En la extrasístole trigémina, después de dos contracciones se verifica una contracción prematura.
  3. En la extrasístole cuadrigémina, se verifican tres contracciones seguidas y una prematura.

 

Síntomas de extrasístole

Aunque los pacientes con contracciones prematuras de los ventrículos no suelen experimentar síntomas, en raras ocasiones se pueden verificar:

  1. Cansancio,
  2. Vértigos o mareos,
  3. Náuseas,
  4. Desmayo.

Esto se debe a que las contracciones ventriculares prematuras frecuentes pueden disminuir el rendimiento cardíaco y la sangre que llega a los órganos. La consecuencia es una presión sanguínea baja.

Los pacientes con tres o más contracciones ventriculares prematuras consecutivas sufren taquicardia ventricular.
La taquicardia ventricular prolongada puede provocar bajo rendimiento cardíaco, baja presión sanguínea y desvanecimiento (síncope).
La taquicardia ventricular puede dar origen a fibrilación ventricular, es decir ritmo cardíaco anormal que puede volverse mortal.
Con frecuencia, las contracciones ventriculares prematuras no provocan síntomas, aunque se puede percibir una extraña sensación en el pecho:

  1. Palpitación,
  2. Sensación de vuelco en el corazón,
  3. Corazón que se detiene,
  4. Pérdida de latidos,
  5. Nudo en la garganta,
  6. Dolor de pecho,
  7. Mayor percepción del latido cardíaco normal,
  8. Dolor de cabeza.

 

¿Cuáles son las causas de la extrasístole ventricular?

A pesar de su frecuencia, los médicos no siempre son capaces de identificar la causa de la extrasístole ventricular.
Los factores de riesgo son:

  • Ciertos tipos de medicamentos, como los estimulantes y los medicamentos contra el asma
  • Desequilibrios hormonales
  • Alcohol y drogas
  • Cafeína
  • Ansiedad, que puede provocar extrasístole con una frecuencia seguida de contracciones prematuras
  • Problemas en el estómago como reflujo gastroesofágico, gastritishernia hiatal, en cuyo caso la extrasístole se manifiesta durante la digestión (después de las comidas). El reflujo gastroesofágico también puede provocar tos y boca amarga, si bien estos síntomas no tienen su origen en la extrasístole.
  • La extrasístole después de comer puede deberse a la compresión del nervio vago, que puede alterar el latido cardíaco. La compresión del nervio vago puede provocar la extrasístole que se manifiesta al respirar profundamente o doblarse hacia adelante.
  • Embarazo, como consecuencia de las modificaciones del cuerpo, en especial el agrandamiento del útero
  • Ciclo menstrual, donde la extrasístole tiene su origen en alteraciones hormonales
  • Presión sanguínea alta o hipertensión
  • Frío
  • Enfermedades del corazón
  • Trastornos cardíacos congénitos
  • Lesiones en el músculo cardíaco debidas a enfermedad coronaria, cardiopatías congénitas o infecciones (miocarditis)

nervio-vago-cabeza-extrasístole-al-corazón

Complicaciones del extrasístole ventricular

En caso de frecuentes contracciones ventriculares prematuras existe un riesgo mayor de desarrollar alteraciones del latido cardíaco (arritmia).
Si la extrasístole se produce en pacientes con cardiopatía, puede ocasionarse una arritmia peligrosa y la muerte repentina, si bien se trata de casos excepcionales.

 

Diagnóstico y pruebas diagnósticas para la extrasístole ventricular

Si el médico sospecha de extrasístole puede solicitar un electrocardiograma (ECG). Esta prueba puede detectar los latidos adicionales, así como identificar el tipo de onda eléctrica y su origen.

Electrocardiograma
En caso de contracciones ventriculares prematuras raras es posible que el examen no las detecte.
Puede que se requiera un monitor cardíaco o Holter durante al menos 24 horas.

ECG estándar
Durante un ECG estándar, se adhieren sensores (electrodos) en el pecho y en las extremidades para crear un gráfico de las señales eléctricas que viajan a través del corazón. El examen dura unos minutos.

ECG bajo esfuerzo
Esta prueba diagnóstica sirve para registrar la actividad eléctrica del corazón al andar sobre una cinta de correr o al pedalear en una bicicleta estática.
Puede ayudar a establecer el significado de la extrasístole. Cuando los latidos prematuros desaparecen o disminuyen durante la prueba suelen considerarse inocuos. Por otra parte, si el ejercicio físico ocasiona latidos adicionales puede indicar un mayor riesgo de problemas cardíacos graves.

Electrocardiograma dinámico Holter
Este aparato portátil se lleva en el bolsillo o en el cinturón. Registra automáticamente la actividad del corazón durante un período de 24 horas y muestra al médico el ritmo cardíaco.
Registrador de eventos
Este ECG portátil se puede transportar como el Holter. Cuando el paciente percibe los síntomas aprieta el botón y el aparato crea un breve registro de la actividad eléctrica del corazón. Esto permite al médico ver el ritmo cardíaco cuando se perciben los síntomas.

Los análisis de sangre para el diagnóstico de trastornos que pueden provocar la extrasístole incluyen:

  1. Niveles de electrolitos en la sangre, que se pueden monitorizar para detectar niveles bajos de potasio o magnesio (hipocalemia e hipomagnesemia).extrasístole, cateterización cardíaca
  2. Niveles de medicamentos en la sangre, que se monitorizan para detectar la toxicidad por digoxina y aminofilina, o bien los niveles de las enzimas de la tiroides, ya que el hipertiroidismo puede provocar extrasístole.
  3. Oxigenación de la sangre (oximetría), que puede medirse para detectar la hipoxia.
  4. Análisis de sangre para detectar drogas o anfetaminas.
  5. Niveles hemáticos de enzimas cardíacas como la creatina quinasa (CK) y la troponina, que se controlan para evaluar los daños en el miocardio después de un ataque al corazón.

 

Medicamentos antiarrítmicos para la extrasístole ventricular

Los medicamentos para la arritmia sirven para controlar las contracciones ventriculares prematuras con el objetivo de prevenir la taquicardia ventricular, la fibrilación ventricular y la muerte repentina.

Entre los antiarrítmicos se encuentran los betabloqueantes, como por ejemplo la amiodarona. Por desgracia, no existe la suficiente evidencia científica para afirmar que los medicamentos antiarrítmicos impiden la taquicardia y la fibrilación ventricular. Algunos medicamentos para la arritmia pueden provocar anormalias en el ritmo cardíaco.

Los betabloqueantes se recetan a muchos pacientes con enfermedades de corazón por varias razones, no solo para la arritmia.
A muchos pacientes con extrasístole y una cardiopatía subyacente, o con graves síntomas, el médico prescribe un examen electrofisiológico, es decir una prueba para evaluar la conducción eléctrica del corazón.

Para la ansiedad, el médico puede recetar antidepresivos como el bromazepam (Lexotan).

 

Remedios naturales para la extrasístole ventricular

Los siguientes remedios naturales pueden ayudar a controlar la extrasístole y mejoran la salud del corazón.
Si los exámenes no evidencian cardiopatías o riesgos para el corazón (extrasístole aislada o benigna), el paciente no requiere medicamentos.

  • Sustancias o eventos desencadenantes. En caso de síntomas frecuentes, se puedes apuntar los síntomas y actividades, lo que ayuda a identificar las sustancias o las acciones que pueden desencadenar la extrasístole.
  • Evitar ciertas sustancias. La cafeína, el alcohol, el tabaco y las drogas pueden provocar contracciones ventriculares prematuras. Reduciendo o evitando estas sustancias se pueden reducir los síntomas. La extrasístole por la tarde o por la noche a menudo tiene su origen en la bebida y otras sustancias estupefacientes.
  • Gestionar el estrés. La ansiedad puede ocasionar latidos cardíacos anómalos, sobre todo por la noche o por la mañana temprano. Si la causa de la extrasístole es la ansiedad, se deben experimentar técnicas de relajamiento como la meditación o el ejercicio físico.
  • Remedios fitoterapéuticos. El extracto de espino contiene procianidinas y flavonoides que ayudan a regularizar el ritmo cardíaco y reducen la ansiedad.
  • Osteopatía. Este tratamiento puede ser eficaz para liberar los obstáculos que comprimen el nervio vago y para relajar el diafragma.
    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.