Prolapso de la válvula mitral: tipos, causas y síntomas

El prolapso de le válvula mitral indica que las aletas de las válvulas:

  • Se vuelven más gruesas y menos elásticas
  • Permanecen curvadas hacia el atrio izquierdo del corazón
  • No cierran completamente la válvula y, por lo tanto, la sangre que se bombea en el ventrículo izquierdo se devuelve hacia la aurícula

El corazón está compuesto por cuatro cavidades: dos superiores (aurículas) y dos inferiores (ventrículos).
El lado izquierdo del corazón está compuesto por un ventrículo y una aurícula unidos a través de una válvula conocida como válvula mitral o bicúspide.

válvula cardiaca, biológica, mecánica

La válvula mitral está compuesta por dos aletas y actúa de barrera contra el reflujo de sangre.

La función principal de esta válvula es la de permitir e impedir el paso de la sangre oxigenada.

La válvula:

  • Se cierra cuando el ventrículo se contrae
  • Se abre cundo el ventrículo se relaja

De esta manera, se impide que la sangre del ventrículo regrese a la aurícula izquierda.
Una pequeña cantidad de reflujo (llamado reflujo o insuficiencia mitral) es fisiológica o normal, pero si supera ciertos niveles puede causar síntomas graves.

Los extremos de la válvula están unidos a la pared interna del ventrículo por unas estructuras tendinosas llamadas cuerdas.
Generalmente, en el prolapso de la válvula mitral se encuentran las siguientes alteraciones:

  1. Extremos de la válvula son más largos y gruesos de lo normal
  2. Anillo exterior dilatado
  3. Cuerdas tendinosas más largas

Este trastorno se define científicamente como degeneración mixomatosa.
En la degeneración mixomatosa se produce una alteración del tejido conectivo valvular y esto provoca hinchazón y engrosamiento de los extremos de la válvula, el extremo más alterado suele ser el posterior.

Debido a esta ampliación, cuando la válvula se debería cerrar, los extremos se doblan hacia atrás o tienen un prolapso en la aurícula (se mueven hacia la parte opuesta).
Una pequeña cantidad de sangre puede devolverse desde ventrículo hasta la aurícula.
Si la cantidad de sangre es muy reducida, esto no supone un problema serio, el corazón sigue funcionando bien pero, si la cantidad de sangre aumenta, puede ocasionar complicaciones.

Las estadísticas muestran que las mujeres padecen mucho más a menudo de prolapso mitral respecto a los hombres.
Las más afectadas son principalmente las mujeres entre los 20 y los 40 años.

 

Tipos de prolapso de la válvula mitral

  • Cuando el prolapso mitral es leve se caracteriza por la hinchazón de las aletas de las válvulas , esto se conoce como billowing (válvula mitral en oleaje) , en esta fase el reflujo de sangre es mínimo.
    Por lo general, el paciente no es consciente de tener este trastorno.
  • El prolapso mitral moderado se caracteriza por un reflujo moderado de sangre, las cuerdas tendinosas están más delgadas y alargadas (cardiopatía valvular).
  • Con el pasar del tiempo, algunas cuerdas se pueden estirar excesivamente y se despedazan hasta que se rompen completamente, esta condición se conoce como flail.
    Esta ese define como prolapso severo debido a que un extremo de la válvula se dobla hacia atrás y el reflujo de sangre se hace peligroso.

 

Causas de prolapso de la válvula mitral

 

  • La causa principal es la degeneración mixomatosa que causa el engrosamiento de la válvula.
  • La mayoría de los médicos afirman que el prolapso mitral es congénito (presente desde el nacimiento) y que es un trastorno hereditario (genético), de hecho, se encuentra en casi el 7% de los niños.
    Este trastorno afecta entre al 2% y al 6% de la población global.
  • El prolapso de la válvula mitral puede ir acompañada de otros trastornos genéticos como
    • Síndrome de Marfan (enfermedad del tejido conectivo). Las personas que padecen este trastorno suelen ser altas, delgadas, con brazos y piernas largas, además padecen anomalías del esqueleto como la cifosis y la escoliosis.
      Este síndrome causa manos y extremidades más largas de lo normal.
      Las personas que padecen el síndrome de Marfan tienen articulaciones excesivamente flexibles o pueden tener un aneurisma de la aorta abdominal.
    • Síndrome de Ehlers-Danlos
    • Osteogénesis imperfecta, etc.
  • Infarto del miocardio – puede afectar a las estructuras de soporte de la válvula.
  • Otra causa asociada con el prolapso mitral es un trastorno del sistema nervioso autónomo, o sea, del sistema que controla las funciones vitales como la respiración.
    En términos médicos se habla de distonía.

prolapso de la válvula mitral, corazón, cirugía

 

Síntomas de prolapso de la válvula mitral

En muchos casos esta enfermedad es asintomática (sin síntomas).
El paciente puede padecer:

  1. Cansancio
  2. Migraña
  3. Ansiedad y ataques de pánico
  4. Dolor en el pecho
  5. Falta de aliento (Disnea)
  6. Edema pulmonar (solo en caso de insuficiencia mitral aguda)
  7. Ritmo cardíaco acelerado (palpitaciones cardíacas)
  8. Arritmia o ritmo cardíaco irregular, por ejemplo, en extrasístole. La conducción del impulso eléctrico que hace que la aurícula se contraiga debe pasar a través de un músculo sano. Si la aurícula izquierda se encuentra dilatada debido al prolapso mitral, se forman algunas zonas fibrosas que obstaculizan la conducción del estímulo eléctrico provocando la extrasístole.

 

Complicaciones del prolapso de la válvula mitral

Algunas de las complicaciones son las siguientes:

  • Endocarditis – inflamación de la membrana interna del corazón y las válvulas cardíacas que provoca rigidez y fibrosis en las válvulas.
  • Insuficiencia cardíaca – en una persona sana, el corazón bombea aproximadamente 5 o 6 litros por minuto. Si una parte de la sangre se devuelve hasta la aurícula izquierda, el corazón debe bombear con más fuerza hasta llegar a bombear de 10 a 15 litros por minuto. Esto puede causar una dilatación del ventrículo izquierdo (insuficiencia) y la pérdida de elasticidad de las células.
  • Ictus – el prolapso mitral puede causar la formación de un émbolo que puede llegar hasta el cerebro.
  • Raramente (<1%), existe el riesgo de muerte súbita, pero generalmente esto ocurre cuando el paciente padece además de otros trastornos como la arritmia.

 

Prolapso de la válvula mitral: diagnóstico, tratamiento y alimentación