Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y complicaciones

La cardiopatía isquémica ocurre cuando el suministro de sangre y oxígeno al corazón no es suficiente.
Esto ocurre sobre todo cuando se acumulan placas en las arterias.

Estos vasos transportan la sangre rica en oxígeno y otras sustancias nutritivas al corazón.
La placa es una acumulación de:

  1. Grasas
  2. Colesterol
  3. Calcio
  4. Otras sustancias presentes en la sangre

La enfermedad vascular provocada por la acumulación de la placa en las arterias se llama aterosclerosis y es bastante común en los ancianos.
Las placas estrechan y bloquean los vasos sanguíneos (estenosis). Por consiguiente, el corazón:

  • No recibe suficiente sangre
  • Debe hacer un esfuerzo mayor para bombearlaCardiopatía isquémica

Existe una variante denominada cardiopatía
isquémica dilatada (o cardiopatía hipertrófica) caracterizada por el agrandamiento del músculo cardíaco, sobre todo del ventrículo izquierdo.
Esta cardiomiopatía puede tener su origen en:

Un aporte reducido de sangre provoca dolor de pecho, mientras que el bloqueo completo del flujo puede provocar:

Es indispensable identificar la causa de la cardiopatía isquémica y llevar un estilo de vida más saludable para prevenir las complicaciones.

 

Causas de la cardiopatía isquémica

    • Genética: los expertos creen que la transmisión genética de padre a hijo es una de las causas principales de cardiopatía isquémica.
    • Presión alta (hipertensión): un aumento rápido de la presión sanguínea, afecta a las paredes internas de las arterias.
      Cuando las grasas de los alimentos ingeridos entran en el flujo sanguíneo, pueden acumularse en las arterias afectadas.
      Con el pasar del tiempo, las paredes de las arterias se hacen menos elásticas y por lo tanto, el flujo sanguíneo en el cuerpo es más reducido.
  • Colesterol alto: el colesterol es una sustancia cerosa y grasa que se encuentra en el cuerpo de forma natural. Un exceso de colesterol en la sangre forma depósitos en las paredes de las arterias coronarias que se estrechan hasta provocar la cardiopatía isquémica obstructiva.
    Los antecedentes familiares de exceso de colesterol pueden favorecer la cardiopatía isquémica juvenil.
  • Tabaquismo: cuando la nicotina presente en el tabaco entra en la sangre provoca un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.  Fumar cigarrillos o pipa y el tabaco de mascar pueden provocar varios daños en el corazón, por ejemplo favorecen la oxidación de las lipoproteínas LDL que favorecen el desarrollo de la aterosclerosis.
    Los pacientes con BPCO suelen ser personas que han fumado mucho, por lo que es fácil que padezcan ambas enfermedades.
  • Diabetes: se produce cuando el cuerpo no consigue mantener bajo control la cantidad de glucosa en la sangre. La glucosa no consigue entrar en las células, por lo tanto, ésta permanece en la sangre.
    La diabetes acelera la formación de placas arteriosas y la oclusión de los vasos.
  • Obesidad: es una enfermedad metabólica por la que el exceso de grasa se acumula en el cuerpo, aumenta los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre y la presión sanguínea aumenta.
  • Estrés: no provoca directamente la cardiopatía isquémica, sino que acelera la constricción de los vasos sanguíneos. Provoca el aumento de la presión sanguínea y de la frecuencia cardíaca.
    Cuando el estrés es crónico, daña gravemente las arterias coronarias.
  • Dieta y ejercicio físico: una alimentación rica en grasas saturadas y grasas trans y pobre en fibras aumenta el riesgo de padecer placas en las arterias coronarias.
    Por lo general, las grasas en la alimentación se consideran como la causa principal de la aterosclerosis, pero según un estudio publicado en PUBMED (Dietary fats, carbohydrate, and progression of coronary atherosclerosis in postmenopausal women), una alimentación rica en carbohidratos con un alto índice glucémico (que aumenta rápidamente la glucemia en la sangre) puede ser aún peor por lo que se refiere al desarrollo de la estenosis (estrechamiento) coronario.
    Una alimentación saludable con bajo contenido en grasas ayuda a luchar contra muchas causas de la enfermedad y garantiza un flujo sanguíneo regular para las funciones del corazón.
    Las personas que no practican actividades físicas acumulan grasa en el cuerpo, por consiguiente se produce obesidad y los problemas relacionados con ella.
    Realizar ejercicio físico con regularidad previene la obesidad y la diabetes, también reduce la presión sanguínea y los niveles de colesterol.
    El deporte de competición está contraindicado en caso de cardiopatía isquémica, pues la mayor demanda de sangre arterial puede provocar un infarto.
  • Menopausia: la cardiopatía isquémica afecta principalmente a las mujeres después de la menopausia.
    Antes de este período, las mujeres están protegidas por los altos niveles de estrógenos.

Al ser la causa de muchas muertes, esta enfermedad se ha convertido en un motivo de preocupación.
Un cambio en el estilo de vida ayuda a luchar contra la cardiopatía isquémica.

Entre los factores de riesgo se encuentran:

  1. Exceso de lípidos en la sangre
  2. Diabetes mellitus
  3. Hipertensión
  4. Sexo masculino
  5. Frío – las temperaturas bajas provocan vasoconstricción y esto empeora el estado de salud de las personas que padecen enfermedades cardiovasculares
  6. Según un estudio de Dehnert C, Bärtsch P realizado en pacientes seleccionados, el ejercicio físico suele no conllevar riesgos para los pacientes con cardiopatía isquémica estable y con un estado físico adecuado, siempre y cuando se realice e los 3000 y los 3500 metros de altura sobre el nivel del mar. Durante los primeros días en la montaña, los pacientes con angina estable pueden desarrollar síntomas de isquemia miocárdica.
  7. Fibrilación auricular – esta enfermedad aumenta el riesgo de muerte en los pacientes que sufren de cardiopatía isquémica.
  8. Antecedentes familiares de aterosclerosis.

 

Cardiopatía coronaria

Fisiopatología
Las arterias se estrechan cuando se forman placas en su interior. Esta enfermedad se conoce como ateroesclerosis o arterioesclerosis y se trata de una cardiopatía isquémica crónica.

Las arterias obstruidas pueden desarrollar nuevos vasos para llevar la sangre al corazón. Durante el esfuerzo, estos pequeños vasos sanguíneos no logran trasportar la cantidad de sangre necesaria.
A veces, la ruptura de la placa provoca la formación de coágulos de sangre que:

  • Aumentan el tamaño de la oclusión
  • Pueden impedir por completo que circule la sangre

Por consiguiente, esto puede provocar isquemia, que conlleva un suministro inadecuado de sangre al miocardio.

Puede que el miocardio isquémico no funcione correctamente. Si la isquemia afecta a una gran parte del miocardio puede provocar daños en el tejido.
Sin embargo, si el flujo de sangre al corazón aumenta, puede ser reversible.
La isquemia también puede provocar la muerte irreversible de los tejidos a causa de la falta de oxígeno.
Esta enfermedad se llama infarto de miocardio.
Así, la oclusión coronaria provoca la isquemia que puede ocasionar:

infarto, ictus, trombo

 

Síntomas de la cardiopatía isquémica

Entre los síntomas de esta enfermedad se encuentran:

Angina de pecho
Se trata de un síndrome temporal y reversible caracterizado por episodios de dolor de pecho muy fuerte, por lo general retroesternal, provocado por isquemia que puede avanzar rápidamente hasta volverse un infarto del miocardio.

Tipos de angina:

  1. Angina estable: episodios repentinos de dolor muy fuerte durante las actividades físicas. Este dolor se alivia al permanecer en reposo o con vasodilatadores.
    Está causada por la estenosis de las coronarias principales en las que hay placas ateromatosas.
  2. Angina de Prinzmetal: angina que ocurre en reposo debido a un espasmo (contracción) reversible de las arterias coronarias.
  3. Angina inestable: episodios de dolor prolongado, ocurren en reposo o tras haber realizado esfuerzos físicos leves. Está asociada a la presencia de por lo menos una placa ateromatosa inestable, es decir, aquellas placas que tienen un mayor riesgo de romperse y de formar un trombo.
  4. Muerte súbita cardíaca: muerte repentina del paciente, que suele ocurrir al cabo de 1 o 2 horas después del ataque cardíaco o incluso sin que se manifiesten síntomas.

El síndrome coronario agudo incluye todos los síntomas compatibles con la isquemia miocardíaca aguda, entre los que se encuentran:

  1. Angina inestable
  2. Infarto del miocardio sin elevación del segmento ST (NSTEMI)
  3. Infarto del miocardio con elevación del segmento ST (STEMI)

infarto agudo, ecg, segmento st

El síndrome coronario agudo puede indicar la presencia de una enfermedad ateroesclerótica generalizada en las arterias coronarias.

arteriosclerosis

La Cardiopatía isquémica crónica incluye:

  1. Angina estable
  2. Cardiopatía isquémica silente

El dolor cardíaco es el dolor más fuerte después del dolor aórtico y puede ser:

  1. Típico: ocurre en los hombres. Se manifiesta con una sensación de opresión, de presión y peso en la zona retroesternal del pecho. Por lo general, suele irradiarse al brazo izquierdo, debido a los nervios en la región precondial (de la parte anterior del tórax) que quedan en los adultos y los ancianos y vienen del período embrional. A veces el dolor puede llegar hasta la mandíbula y la quijada.
  2. Atípico: ocurre en las mujeres, se describe como un dolor penetrante, similar al de una puñalada, que puede empeorar al inspirar el aire, al toser o con la digitopresión.
    Este dolor se considera atípico debido a que es diferente al que sienten los hombros. De hecho se trata de un dolor dorsal muy fuerte en los hombros y en el cuello. Las mujeres también sienten náuseas, dolor de estómago (puede confundirse con una indigestión) y cansancio extremo.

Se puede manifestar junto con:

  1. Ritmo cardíaco irregular
  2. Sudoración
  3. Náuseas

Otros síntomas incluyen:

  1. Falta de aliento
  2. Vértigo
  3. Palidez
  4. Vómito
  5. Disfunción eréctil
  6. Pérdida de conciencia

Los síntomas no siempre se perciben antes del ataque cardíaco. El infarto puede ocurrir incluso sin síntomas, en cuyo caso se trata de isquemia silente.
Los síntomas pueden variar en mujeres y hombres.

El dolor cardíaco coronario puede mejorar con la nitroglicerina sublingual ya que esta dilata las coronarias.
El en 90% de los casos, la nitroglicerina alivia el dolor o hace que desaparezca por completo.
Esta sustancia puede tener efectos secundarios, como:

  1. Cefalea grave
  2. Síncope

En el período postmenopausia algunas mujeres padecen disfunción microvascular, un trastorno del funcionamiento de las arterias más pequeñas en el corazón (las arterias más grandes se encuentran en buen estado).
En estas arterias aumenta la vascularización, pero no consiguen dilatarse.
Esta disfunción tiene su origen en muchos factores, entre los que se encuentran:

  1. Alteraciones en el nivel de estrógenos (hormonas femeninas)
  2. Tabaquismo
  3. Hipertensión

El término más preciso para definir este fenómeno es síndrome X cardíaco: las personas padecen síntomas de cardiopatía coronaria debida a la disfunción de las arterias pequeñas.

Riesgos y complicaciones de la cardiopatía isquémica

El corazón bombea la sangre oxigenada de los pulmones a las distintas partes del cuerpo. La sangre rica en oxígeno circula a través de las arterias coronarias.
En caso de cardiopatía coronaria, se reduce el flujo de sangre al corazón debido a la placa en el interior de las paredes arteriales.
La aterosclerosis puede ocasionar angina frecuente e incluso infarto de miocardio, una enfermedad peligrosa que puede afectar considerablemente a la vida del paciente.

La cardiopatía isquémica puede empeorar y provocar una insuficiencia cardíaca congestiva.

 

Cardiopatía isquémica: diagnóstico, tratamiento y pronóstico