Ictus cerebral isquémico o hemorrágico – síntomas y causas

El ictus cerebral (o accidente cerebrovascular, infarto cerebral, derrame cerebral) es una enfermedad crónica que procede de la disminución del flujo sanguíneo que llega al cerebro.
Esta enfermedad se produce cuando el flujo sanguíneo queda bloqueado o cuando se rompe un vaso sanguíneo.

Clasificación del ictus cerebral

Ictus isquémico
El ictus isquémico es más común, casi el 85% de los casos.
Éstos dependen de la obstrucción completa de las arterias que llevan la sangre al cerebro.
Aunque suele afectar a los más mayores, puede afectar a los niños y a los jóvenes también.

ictus isquémico, hemorrágico, hemorragia cerebralIctus hemorrágico
El ictus hemorrágico se produce cuando un vaso sanguíneo cerebral se rompe. Hay dos tipos de vasos sanguíneos que pueden romperse y pueden llevar a un ictus hemorrágico: los aneurismas y las malformaciones arteriovenosas (MAV).

Una malformación arteriovenosa (MAV) es un trastorno genético de un vaso sanguíneo. Uno de estos vasos puede romperse y llevar a una hemorragia en el cerebro.
Un aneurisma es una dilatación patológica de un vaso sanguíneo. Si no se empieza un tratamiento, las paredes de la arteria se debilitan hasta romperse.

El ictus hemorrágico puede ser de dos tipos:

  • Con hemorragia subaracnoidea;
  • Con hemorragia cerebral.

Hemorragia subaracnoidea: las arterias cerca de la superficie del cerebro (fuera de la vaina aracnoidea) se rompen y la sangre va llenando el espacio entra la calavera y el cerebro.

Hemorragia cerebral: los vasos sanguíneos que se encuentran en el cerebro se rompen y dañan las células cercanas.

 


Tipos de ictus según su localización

Posterior cuando se produce en el área vértebrobasilar, es decir las arterias vertebrales o las basilares;
Anterior cuando se produce en la arteria cerebral media;
Lacunar cuando sólo afecta una arteria penetrante y profunda.

El ictus en la parte derecha del cerebro produce síntomas en el lado izquierdo del cuerpo.

¿Qué es un AIT o un ataque isquémico transitorio?
El flujo de sangre que llega al cerebro sólo se interrumpe durante poco tiempo. Los síntomas se parecen a los de los ictus isquémicos.

Ictus en el tronco del encéfalo
El tronco cerebral (la parte más baja del cerebro) se llama puente.
Si el flujo sanguíneo se bloquea durante pocos segundos, puede que se produzcan problemas graves en las células cerebrales.
Hay tres partes principales del sistema nervioso central:

  • Cerebro,
  • Cerebelo,
  • Tronco del encéfalo.

El cerebro es la parte más grande del sistema nervioso central y está compuesto por dos partes: hemisferio derecho e izquierdo.
La isquemia en la parte del puente depende de la falta de sangre en el tronco cerebral.
El tronco cerebral es responable de algunas actividades fundamentales para vivir: la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea.
Un ictus en el puente produce graves problemas con respecto a estas actividades.

 

Diferencias entre un ictus y un ataque al corazón

Ictus: muerte repentina de algunas células del cerebro por la falta de oxígeno. Esto se produce cuando el flujo sanguíneo que tendría que llegar al cerebro se bloquea a raíz de una obstrucción o de un vaso sanguíneo que se rompe.

Ataque al corazón: falta o insuficiencia de sangre en el corazón. El infarto de miocardio suele proceder de una oclusión u obstrucción de una arteria coronaria. El síntoma principal es el dolor en el pecho.

 

Causas del ictus cerebral hemorrágico o isquémico

arterias del cerebro

Ictus isquémico
Casi el 85% de los ictus son isquémicos. Las isquemias se producen cuando las arterias del cerebro se obstruyen por trombos o émbolos. Esto produce una disminución del flujo sanguíneo. Las isquemias proceden de:

  • Trombos
    Se produce cuando un coágulo de sangre (trombo) se queda en una de las arterias que llevan la sangre al cerebro. Un coágulo de sangre procede de la grasa que se acumula en las arterias y que produce una reducción del flujo sanguíneo (aterosclerosis).
    La fibrilación atrial favorece la aparición de coágulos y hace que aumente la probabilidad de sufrir de ictus.
    Acaban de descubrir que puede que haya una predisposición genética.
  • Émbolos
    Se producen cuando un coágulo de sangre (lejos del cerebro) viaja en el flujo sanguíneo para después quedarse en las arterias del encéfalo. Este coágulo se llama émbolo.

Ictus hemorrágico
El ictus hemorrágico se produce cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe. Las hemorragias cerebrales proceden de muchas enfermedades de los vasos sanguíneos como la hipertensión arterial y los aneurismas.

Aneurisma de la arteria cerebral media

Aneurisma de la arteria cerebral media

Una de las causas pocos comunes de hemorragia cerebral está representada por la rotura de un vaso sanguíneo que resulta anómalo desde que nacemos.

Hemorragia cerebral
Una hemorragia cerebral se produce cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe y la sangre entra en contacto con el tejido cerebral que la rodea. Por consiguiente, hay un daño en las neuronas.
Las células cerebrales no tienen oxígeno y pueden morir.

Las enfermedades que producen hemorragia cerebral son las siguientes:

  • Hipertensión arterial,
  • Traumatismos,
  • Malformaciones vasculares,
  • Medicamentos anticoagulantes.

Hemorragia subaracnoidea
Cuando el individuo está afectado por esta enfermedad, una arteria entre el cerebro y la calavera se rompe (fuera de la vaina aracnoidea).
El paciente suele sufrir de dolor de cabeza agudo y repentino.
Una hemorragia subaracnoidea depende de la rotura de un aneurisma en el cerebro. Después de la salida de sangre, los vasos del cerebro se pueden contraer de manera irregular (vasoespasmo).
Los vasoespasmos hacen que cambie el flujo de sangre que llega al encéfalo y pueden dañar las neuronas.

Ataque isquémico transitorio (AIT)
Un ataque isquémico transitorio (AIT) tiene síntomas que se parecen a los de un ictus aunque éstos desaparecen por completo en algunas horas y, a menudo, tardan menos de cinco minutos en desaparecer.
Al igual que un ictus isquémico, un ATI se produce cuando un coágulo hace que el flujo de sangre al cerebro se reduzca.

 

Síntomas y consecuencias del ictus agudo

Los síntomas del ictus se producen de repente y sin preaviso.
Los más comunes son:

  • Confusión,
  • Problemas en el lenguaje,
  • Problemas en la comprensión,
  • Dolor de cabeza,
  • Inconsciencia,
  • Vómito,
  • Afasia (dificultad en hablar),
  • Boca estirada hacia un lado por la parálisis facial en un sólo lado,
  • Hormigueo y dolor en la cara, brazo o pierna,
  • Pérdida de la visión de un ojo,
  • Dificultad en andar,
  • Vértigos,
  • Pérdida del equilibrio,
  • Falta de coordinación.

Los síntomas dependen de los lóbulos afectados por el ictus:

  • lóbulo frontal: produce problemas de movimiento y de percepción del cuerpo en el espacio,
  • lóbulo temporal: produce trastornos que afectan el oído, el lenguaje y la memoria,
  • lóbulo parietal: afecta la capacidad de percibir el cuerpo y el mundo que nos rodea,
  • lóbulo occipital: afecta sobre todo la visión y puede producir alucinaciones visuales.

areas funcionales de la corteza cerebral

Diagnóstico del ictus cerebral hemorrágico o isquémico

Pruebas que se realizan al ir a urgencias
La primera prueba es una TAC. Ésta enseña si hay sangrado en el cerebro. Esta prueba nos dice si el ictus es isquémico o hemorrágico.
Otras pruebas que se realizan en caso de ictus son:

Análisis de sangre:

  • Hemograma completo,
  • Glucemia,
  • Electolitos,
  • Función hepáica y renal,
  • Tiempo de protrombina (mide cuánto tarda la sangre en coagular).

Pruebas sucesivas:

  • Ecodoppler carotídeo,
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM),
  • Angiografía por TM,
  • Angiografía carotídeo.

Si el ictus procede de un problema en el corazón, habrá:

  • Ecocardiogramma,
  • Monitoreo Holter,
  • Prueba de telemetría.

Según los estudios, los factores de riesgo son importantes para prevenir un ictus también. Un ictus fulminante puede llevar a la muerte.
La posibilidad de morir aumenta si la persona tiene fiebre después de un ictus.
A menudo, un problema cardíaco lleva a una enfermedad cerebral. Muchas personas con ictus también sufren de una enfermedad en la arteria coronaria.

Artículos Relacionados: