Eritema nodoso

 

El eritema nodoso (o nudoso) es una enfermedad reumática que afecta a la piel y se caracteriza por nódulos rojos en la parte anterior de la pierna y, en menor grado, en los muslos y antebrazos.
Es un tipo de paniculitis, es decir una enfermedad inflamatoria que afecta a la grasa subcutánea.
El eritema nodoso puede desaparecer por sí solo en un plazo de tres a seis semanas.

Al curarse puede dejar un aspecto lívido temporal o una depresión crónica en la piel, en la zona de capa de grasa afectada.
El eritema nodoso crónico es una enfermedad en la que pueden aparecer lesiones en cualquier zona durante algunas semanas o meses.
Sin embargo, esta enfermedad dura varios años y se trata de otro tipo.
El eritema nodoso crónico con recidivas intermitentes puede aparecer con o sin enfermedad subyacente.

 

¿Quién sufre de eritema nodoso?

La mayoría de los casos de eritema nodoso se producen entre los 20 y los 45 años, con un aumento entre los 20 y los 30 años.
No suele afectar a los ancianos y los niños.
Afecta a las mujeres adultas de 3 a 6 veces más que a los hombres adultos.
Sin embargo, antes de la pubertad el sexo no conlleva distinción.
La mayoría de las personas con eritema nodoso gozan de buena salud, pero con frecuencia han experimentado una infección reciente o una enfermedad.

 

¿Cuáles son las causas del eritema nodoso?

El eritema nodoso parece ser una reacción de hipersensibilidad con muchas causas diferentes.
Las causas más frecuentes de eritema nodoso son:

1. Infecciones de la garganta: éstas pueden tener su origen en estreptococos o virus.
2. Sarcoidosis: en la sarcoidosis, el eritema nodoso suele aparecer a menudo junto a los ganglios linfáticos inflamados (linfadenopatía) en el pecho.
Este fenómeno se conoce como síndrome de Lofgren.
Se trata de una enfermedad pulmonar que puede provocar tos seca o falta de aliento.
3. Tuberculosis (TB): el eritema nodoso puede presentarse con la infección de tuberculosis primaria. La tuberculosis también puede provocar el eritema indurado de Bazin, caracterizado por erupciones cutáneas que pueden convertirse en úlceras y que se encuentran en la parte posterior de la pierna (pantorrilla).
4. Embarazo o píldora anticonceptiva: el eritema nodoso puede aparecer tras los 2 o 3 primeros ciclos de la píldora anticonceptiva.
5. Embarazo: el eritema nodoso puede aparecer en las mujeres embarazadas, pero desaparece después del parto. Puede reaparecer en sucesivos embarazos.
6. Otros fármacos: algunos medicamentos pueden causar un eritema nudoso, entre éstos se encuentran: sulfonamidas, salicilatos, fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), bromuros, yoduros y sales de oro.
7. Enfermedades antiinflamatorias intestinales (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn).
8. Enfermedad de Behçet, que también provoca llagas en la boca, psoriasis artrítica y algunas enfermedades de los ojos (uveítis y conjuntivitis)
9. Algunos tipos de cáncer, como el linfoma y la leucemia, pueden desencadenar la enfermedad.
10. La infección por citomegalovirus, la mononucleosis, la hepatitis B y otras.
11. Idiopática, a veces se desconoce la causa.

El eritema nodoso leproso es una variante particular que afecta a algunas personas que reciben tratamiento para la lepra.

 

¿Cuáles son los síntomas del eritema nodoso?

Síntomas semi-gripales

  1. Antes de que aparezcan los nódulos, se experimenta un malestar general durante algunas semanas.
  2. Es posible tener fiebre, tos y perder peso durante este período.
  3. Los pacientes también refieren dolores articulares, rigidez y dolores generalizados en las extremidades inferiores. Las articulaciones pueden hincharse.
  4. Las articulaciones del tobillo, la rodilla y la muñeca suelen verse afectadas; otras articulaciones afectadas son: manos, codos, hombros y pies.
  5. Los dolores en piernas y articulaciones pueden durar algunas semanas o meses después de la aparición de los nódulos.

Nódulos dolorosos
Los nódulos que aparecen con el eritema nodoso pueden tener un tamaño de entre 2 y 6 cm.
Los márgenes (bordes) de los nódulos no están bien definidos.
Las tibias son la zona más afectada. Otras zonas afectadas son los brazos, los muslos y el tronco, si bien los nódulos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Cada nódulo dura unas dos semanas; sin embargo, pueden aparecer nuevos nódulos hasta seis semanas después.
Al principio, el nódulo es de color rojo, sólido y está caliente.
Luego se vuelve más suave.
Cuando el nódulo comienza a desaparecer se parece a un moratón de color azul y luego amarillento.
Por lo general, se requieren algunas semanas para que los nódulos sanen por completo.
No dejan cicatrices.
Pueden aparecer únicamente dos nódulos o muchos, incluso más de 50.

Síntomas según la enfermedad que causa el eritema
Los nódulos del eritema nodoso pueden aparecer dos o tres semanas después de la infección de la garganta por estreptococo.
Las personas con una enfermedad inflamatoria intestinal pueden sufrir diarrea y dolor abdominal bajo. Las personas con tuberculosis pueden experimentar tos, problemas respiratorios, etc.

Entre los demás síntomas se encuentran:

  1. Fiebre, dolor generalizado y sensación de malestar, especialmente cuando aparecen los primeros nódulos.
  2. El dolor en las articulaciones se produce en más de la mitad de las personas que padecen un eritema nodoso, independientemente de la causa.
    Las rodillas suelen verse casi siempre afectadas y de forma más esporádica el resto de grandes articulaciones.
    Los síntomas pueden persistir durante meses, pero luego desaparecen por completo.
  3. La conjuntivitis es menos frecuente.

 

 

Eritema nodosoDiagnóstico y pruebas de laboratorio para el eritema nodoso

Si el médico diagnostica el eritema nodoso, suele recomendar algunas pruebas para identificar la causa subyacente.
Entre ellas se encuentran:

  1. Análisis de sangre para buscar signos de inflamación e infección.
  2. Prueba del estreptococo. Por ejemplo, una muestra faríngea. El exudado se envía al laboratorio para ver si hay una infección.
    Un análisis de sangre especial también puede mostrar si el paciente ha experimentado recientemente una infección estreptocócica.
    En este caso, el análisis de sangre también muestra un nivel alto de VES.
    En muy pocas ocasiones se realiza una biopsia (examen histológico de un nódulo para confirmar el eritema nodoso).
  3. Radiografía del tórax. Si el médico sospecha de tuberculosis o sarcoidosis puede recomendar una radiografía del tórax.
  4. Otras pruebas para la tuberculosis. El médico puede recomendar la realización de un examen específico llamado prueba cutánea de la tuberculina.
    La prueba consiste en una pequeña inyección en el brazo.
    Se realiza para ver si el paciente está infectado por TB.
    Si el paciente tiene tos, el médico puede solicitar una muestra del material expulsado por la tos para analizarla en el laboratorio.
  5. Pruebas para la sarcoidosis. Si el médico sospecha de sarcoidosis, puede remitir al paciente a un especialista para profundizar, en este caso a un reumatólogo.
    Entre éstas se encuentran las pruebas de función respiratoria (pruebas especiales de respiración).
    También se puede realizar un TAC o resonancia magnética de los pulmones o una broncoscopia (se introduce una cámara especial por la nariz y la boca para examinar las vías respiratorias y los pulmones).
  6. Muestra de heces. Ésta permite detectar infecciones como la Salmonella spp. y el Campylobacter spp.
    El médico puede recomendar este examen si el paciente sufre de dolor de barriga o diarrea junto con el eritema nodoso.
  7. Pruebas intestinales. Si el médico sospecha que la causa subyacente es una enfermedad inflamatoria intestinal como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, puede recomendar otras pruebas, como la colonoscopia.

Diagnóstico diferencial
El médico debe descartar:

  • Paniculitis
  • Vasculitis
  • Picadura de mosquito o de avispa

 

Tratamiento para el eritema nudoso

El tratamiento prevé reposo en cama para reducir el dolor y/o la hinchazón si es grave y para combatir el estrés que puede influir negativamente.

Si la causa del eritema nodoso es una infección se requiere un tratamiento con antibióticos.
Se debería usar un vendaje protector fijo o calcetines de compresión ligera.
Los medicamentos antiinflamatorios reducen las molestias.
El yoduro de potasio puede ser eficaz, pero no es fácil de obtener.
Las tetraciclinas orales contienen propiedades antiinflamatorias y pueden acortar la duración de la enfermedad y de las molestias.

Remedios naturales y homeopáticos
Para reducir los síntomas es posible aplicar gotas de tintura madre de ortiga o caléndula sobre los nódulos, o bien gel de áloe vera.

 

¿Cuánto dura? Pronóstico

Cabe destacar que el eritema nodoso no representa ninguna amenaza para los órganos internos, aunque es molesto y a menudo doloroso.
Por lo general, con el tiempo se consigue una recuperación completa, si bien la enfermedad a veces puede reaparecer.