Flebitis en la pierna

La flebitis en la pierna es una enfermedad caracterizada por inflamación y hinchazón de las venas.
Esto puede causar la formación de un trombo o coágulo de sangre.

El trombo en la vena puede causar dolor, irritación, y en algunos casos puede bloquear el flujo de sangre en las venas.

La tromboflebitis es la inflamación de una o más venas a causa de la formación de un trombo.
Los trombos generalmente se producen en las venas de las extremidades inferiores, pero se pueden formar también en las venas de los brazos y del cuello.
La flebitis que afecta las venas en la capa más externa de la piel se llama flebitis superficial mientras que los coágulos de sangre en las venas profundas se denominan trombosis venosa profunda.

La flebitis superficial no es grave.
Cualquier persona puede desarrollar una flebitis, pero los ancianos tienen más probabilidades, especialmente aquellos enfermos que tienen que quedarse en la cama.

 

Trombosis venosa profundaTipo de flebitis:

  1. Química – es causada por sustancias irritantes o medicamentos, por ejemplo, la quimioterapia.
  2. Mecánica – puede ocurrir a causa de una muestra de sangre en la que hay una lesión de la pared venosa.
  3. Infecciosa o séptica – Puede ocurrir una infección bacteriana durante la entrada de la aguja para realizar una terapia intravenosa.

La flebitis linfática es la inflamación de un vaso linfático.

 

Causas de flebitis

La causa más común es una lesión de la pared venosa.
La flebitis puede ser también la consecuencia de la inactividad prolongada.
Las personas que permanecen sentadas o acostadas durante un largo periodo de tiempo tienen
un mayor riesgo de enfermedad, por ejemplo durante un largo viaje en avión o durante la convalecencia después de una cirugía.

Otras causas de la flebitis son:

  1. Obesidad,
  2. Humo,
  3. Embarazo,
  4. Píldora anticonceptiva,
  5. Medicamentos (por ejemplo la quimioterapia),
  6. Deficiencia de vitamina B-12,
  7. Quemadura solar,
  8. Picadura de mosquito tigre (rara),
  9. Algunos tipos de cáncer.

 

Síntomas de la flebitis

Una persona con trombosis venosa profunda puede tener enrojecimiento de la piel y hinchazón de las extremidades.
Los síntomas dependen del tipo de flebitis.
Los síntomas comunes de la trombosis superficial y profunda son:

  1. Color en la piel de la zona afectada;
  2. Enrojecimiento;
  3. Dolor;
  4. Hinchazón;
  5. Sensación de ardor en la piel;
  6. Entumecimiento.

trombosis-venosa-profunda-flebitis

Síntomas específicos de la flebitis superficial

Venas duras y inflamadas debajo de la piel que se pueden ver a simple vista.

En la TVP, el coágulo de sangre se puede mover a otras partes del cuerpo (como corazón, pulmones, etc.) y podría causar una embolia pulmonar.
Una persona que sufre de TVP puede tener los siguientes síntomas:

  1. Ritmo cardíaco acelerado,
  2. Dificultad para respirar,
  3. Dolor en el pecho.

La flebitis en las venas profundas puede causar o empeorar una úlcera venosa de las pierna.

 

¿Cómo reconocer la flebitis? El diagnóstico

El médico especialista a quien dirigirse es el angiólogo que realiza la exploración física y controla la historia clínica , además puede prescribir los siguientes exámenes:

Resonancia magnética (RMN): Ofrece una imagen tridimensional de la zona afectada y revela la presencia de un coágulo.

Ultrasonido-Doppler-con-trombosis-venosa-profunda
Ultrasonido Doppler con trombosis venosa profunda

Ultrasonido Doppler: Durante este examen, se envía una onda acústica de alta frecuencia a la zona afectada.
El reflejo se utiliza para formar una imagen en la pantalla y para verificar la presencia de un coágulo.

Análisis de sangre: los análisis se realizan para verificar si hay altos niveles de dímero D (una sustancia anticoagulante).

 

Tratamiento para la flebitis

El tratamiento de tromboflebitis depende del tipo y de la región afectada.

La TVP debe ser tratada inmediatamente, porque si se descuida puede dar lugar a complicaciones como la embolia.
El médico prescribe anticoagulantes para prevenir el desarrollo de otros coágulos.
La heparina y la enoxaparina (Clexane) son medicamentos inyectables que diluyen la sangre rápidamente.
La warfarina (Aldocumar) se empieza inmediatamente, pero sirven unos días para alcanzar niveles terapéuticos en la sangre, por lo tanto el Clexane se utiliza como puente hasta que esto ocurra.
El tiempo de protrombina es un análisis de sangre que mide la velocidad de coagulación de la sangre y se utiliza para determinar la dosis de warfarina.

Para el dolor se pueden tomar antiinflamatorios no esteroideos, mientras que los antibióticos están indicados para las infecciones.

 

¿Cuándo operar en caso de flebitis?

La cirugía puede ser necesaria cuando la flebitis afecta la circulación e interfiere con las actividades diarias. Además, puede ser necesaria para prevenir la progresión de la trombosis venosa profunda o embolia pulmonar.
Rara vez se necesita la extracción quirúrgica de la vena (por ejemplo, la vena safena o la poplítea en la extremidad inferior).

 

vena-safena-mayorTromboflebitis superficial

La tromboflebitis superficial es una enfermedad en la que un coágulo de sangre se deposita en el interior de una vena superficial, causando inflamación.

Factores que contribuyen

Entre las otras razones que pueden causar la flebitis superficial hay:

  • La inserción de una cánula (un tubo flexible que se utiliza para administrar medicamentos o líquidos) puede herir una vena superficial.
  • Una incisión quirúrgica en una vena para realizar la flebotomía, para el tratamiento de las venas varicosas o las varices con la escleroterapia.
  • La inyección intravenosa de medicamentos podría causar una lesión de una pared venosa superficial y por lo tanto puede causar una inflamación de la vena.
  • La tromboflebitis traumática es la forma más frecuente de flebitis, algunas enfermedades pueden predisponer a este problema.
  • El síndrome de Trousseau (o tromboflebitis migratoria) es una enfermedad caracterizada por inflamaciones repetidas de las venas, a veces puede coexistir con el cáncer de un órgano interno.
  • Las venas varicosas pueden coexistir con la inflamación de las venas superficiales.

El riesgo es alto si una persona sufre de coagulación más rápida, por ejemplo:

  1. Embarazo,
  2. Píldora anticonceptiva.
  3. Terapia de reemplazo hormonal.

Entre los factores de riesgo encontramos:

  1. La obesidad,
  2. La inmovilización en la cama,
  3. El estilo de vida sedentario.

 

flebitis-en-la-piernaSíntomas de la flebitis

➞ La inflamación de una vena superficial provoca dolor al rededor de la vena afectada hasta la mano o el pie.
➞ Enrojecimiento en la piel a lo largo de las venas superficiales de las piernas y de los brazos.
➞ La piel que rodea la vena puede estar caliente.
➞ En caso de infección se puede tener fiebre.
Los síntomas pueden empeorar cuando se baja la extremidad, especialmente al levantarse de la cama por la mañana.

Aunque un examen físico puede ayudar a los médicos a realizar un diagnóstico, puede servir una prueba de coagulación sanguínea y una ecografía o un ultrasonido.
A diferencia de la trombosis venosa profunda, no hay un riesgo de trombo o émbolo.

 

¿Cuál es el tratamiento para la flebitis superficial?

La flebitis superficial se puede tratar desde el exterior.
➞ El tratamiento generalmente implica la aplicación de compresas calientes en la zona afectada.
➞ El dolor y la inflamación se reducen con la ayuda de analgésicos y medicamentos anti-inflamatorios.
➞ Usar un vendaje de compresión puede ser útil, se puede utilizar un vendaje que contiene el óxido de zinc para reducir el hinchazón.

ablación-vena-flebitis ➞ Aunque no se prescriben los anticoagulantes para la tromboflebitis superficial, los médicos pueden recomendar estos medicamentos si el paciente tiene también la trombosis venosa profunda.
➞ Si la vena safena superficial en la pierna está gravemente afectada, se puede realizar la ablación por radiofrecuencia de la vena.
➞ Otros procedimientos como la flebectomía o escleroterapia pueden ser recomendados para el tratamiento de las venas varicosas.

¡Cuidado! La terapia física está contraindicada en caso de trombosis venosa profunda, porque puede facilitar la separación del trombo que podría causar una embolia pulmonar peligrosa.
En particular, es necesario evitar el drenaje linfático manual, el masaje, la terapia de presión y las terapias instrumentales para el dolor como la Tecar, Láser y ultrasonidos.

En la primera fase, el médico aconseja evitar el deporte, especialmente correr.

 

¿Cuánto dura? El pronóstico para el paciente con flebitis

La trombosis venosa profunda se cura durante un período de dos a cuatro meses, pero en casos graves puede ser necesario más tiempo.

Enfermedad de Mondor

La enfermedad de Mondor es poco frecuente, se caracteriza por una tromboflebitis esclerosante de las venas subcutáneas de la parte anterior del pecho.
Se observa la aparición repentina de un cordón subcutáneo que en un principio es rojo y doloroso, pero más tarde se convierte en una tira indolora, dura y fibrosa.
La piel sobrenadante es tensa y sufre una retracción.
Esta enfermedad inofensiva puede convertirse en cáncer de mama (carcinoma de mama).
Sirve sólo la terapia sintomática.

La trombosis subcutánea del pene (flebitis de Mondor en el pene) aparece de repente como una fibrosis casi sin dolor en la superficie dorsal del pene.
En raras ocasiones, se pueden formar cordones similares también en la ingle, abdomen, brazo, antebrazo y axila.
En esta última área puede ser evidente después de la biopsia de un ganglio centinela axilar.

 

Remedios naturales para la flebitis

El tratamiento de la flebitis debe reducir la inflamación del sistema vascular cualquiera que sea la causa.
Entre los remedios de la abuela más útiles para regular la circulación y la inflamación encontramos el limón, pimienta de cayena y melaza.
El ejercicio físico regular es importante para estimular la circulación.

Melaza
La melaza es una sustancia muy nutritiva con alta concentración.
Contiene magnesio, potasio, hierro y muchos otros sustancias nutritivas.
La melaza ayuda a eliminar los radicales libres y diluye la sangre.

Pimienta de cayena
Esta sustancia es rica en capsaicina, que tiene una acción anticoagulante y regula la circulación. La cayena es útil también para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Limón
El limón junto con el bicarbonato de sodio es un tratamiento eficaz para la flebitis. La combinación de limón y bicarbonato de sodio se utiliza para alcalinizar el cuerpo y eliminar toxinas.
Se debe formar una pasta que se aplica en la piel.
Este compuesto reduce la inflamación, alivia el dolor y regula la circulación.

Prevención
Para prevenir la flebitis, hay que evitar permanecer en una posición sentada durante mucho tiempo y no usar pantalones ajustados.
El ejercicio físico regular ayuda a la circulación sanguínea y previene la flebitis.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.