Ardor al orinar y después de la micción

 

La sensación de ardor al orinar y después de la micción puede producirse por razones diferentes y es un síntoma muy frecuente en mujeres y hombres.

Esto se debe a que tanto el recto como la vagina son zonas muy predispuestas a la infección, puesto que las bacterias pueden entrar a través de la apertura de dichos conductos o por la uretra.

Son muchos los factores que pueden producir ardor, desde infecciones renales hasta enfermedades de transmisión sexual.

 doctora

Las mujeres pueden experimentar ardor en la zona de la vagina y la uretra hasta llegar a la vejiga, mientras que los hombres lo perciben sobre todo en el glande debido a las enfermedades de transmisión sexual. De hecho, es muy raro que los hombres tengan una infección de las vías urinarias.

¿Por qué escuece al orinar?

Las causas pueden deberse a las siguientes enfermedades:

Infección de las vías urinarias
Para las mujeres, la infección de las vías urinarias es una de las causas más frecuentes de la sensación de ardor.
De hecho, una de cada cinco mujeres experimenta infección de orina al menos una vez al año.
El motivo por el cual la infección de las vías urinarias es más frecuente en las mujeres que en los hombres se debe a que éstos disponen de una uretra más extensa y su próstata segrega sustancias antibacterianas naturales que ayudan a evitar las infecciones.
Por consiguiente, es muy raro que un hombre padezca infección urinaria, a no ser que sufra otra infección al mismo tiempo o un desarreglo del sistema inmunitario.
Además, la sensación de ardor durante el embarazo es frecuente, ya que las mujeres tienen más ganas de orinar, por lo que existe un riesgo mayor de adquirir una infección urinaria.
El peligro de que las chicas contraigan una infección bacteriana o por hongos es más elevado los dos días antes de la regla, al disminuir el nivel de estrógenos durante esos días.
El ardor es más fuerte por la mañana tras haber dormido muchas horas sin orinar.
El médico solicita un cultivo de orina para descubrir el tipo de bacteria que produce la infección y la cantidad de microorganismos presentes en el cuerpo. Si el resultado es negativo, el origen del ardor es otro.
En caso de infección, los análisis de orina también muestran un aumento de los leucocitos.
Los niños y recién nacidos también pueden verse afectados por una infección de las vías urinarias, sobre todo las niñas por la anatomía de su cuerpo.

Las ganas frecuentes de orinar empeoran el problema entre los ancianos que perciben ardor durante la micción.

Irritación de la uretra
La uretra es un conducto del cuerpo que se encarga de transportar los residuos líquidos de la vejiga al exterior a través de la parte superior del pene en los hombres y de una apertura en la vagina en las mujeres.
Por lo general, la irritación o inflamación de la uretra se debe a una enfermedad denominada uretritis.
Si se vuelve crónica, puede producir un síndrome uretral.
Con frecuencia, el cultivo de secreción uretral con algodón produce dolor en el paciente a la hora de orinar y durante la eyaculación, lo que puede durar varios días.

Uretritis
La uretritis la producen algunas bacterias y virus que también son responsables de la infección de las vías urinarias y de las enfermedades de transmisión sexual. Entre las bacterias y virus que pueden producir uretritis se encuentran:

Su origen puede encontrarse en enfermedades de transmisión sexual, tales como clamidia y gonorrea.
Otras causas son las lesiones en la uretra o la hipersensibilidad a algunas sustancias químicas presentes en las cremas anticonceptivas y en los espermicidas.

 

Síntomas que aparecen junto al ardor al orinar 

Pese a que los síntomas de la uretritis son distintos en hombres y mujeres, en ambos casos se produce la irritación de la uretra.
Entre los síntomas de los hombres se encuentran:

Los síntomas en las mujeres y niñas son:

Enfermedades de transmisión sexual
Otra de las causas frecuente son las enfermedades de transmisión sexual.
Son muchas las enfermedades de transmisión sexual que pueden producir una sensación de ardor durante la micción, como por ejemplo la gonorrea, el herpes genital, la clamidia, etc.
Aunque estas enfermedades presenten muchos más síntomas, la sensación de ardor es el síntoma que se percibe con mayor frecuencia.

Ardor después de dar a luz
Después de dar a luz, las lesiones presentes en la vagina producen ardor al orinar. Se recomienda beber mucho y orinar a menudo. Muchas mujeres temen que se desprendan los puntos de sutura, pero éstos son muy resistentes y no hay porqué preocuparse.
Para reducir el ardor, se puede verter agua caliente en la vagina mientras se orina.
En caso de cesárea no hay lesiones en la vagina, pero la paciente lleva un catéter durante los primeros días después de la intervención.
Al retirar el catéter, es muy probable que sienta dolor durante y después de la micción. Al cabo de una semana, los síntomas se van reduciendo.

Dolor y ardor al orinar después de ir en bici
Muchas personas experimentan dolor al orinar justo después de ir en bici. Esto puede deberse al contacto entre el sillín y la vagina, o bien por los golpes provocados por el asfalto irregular.
Por regla general, solo se produce la primera vez desde que la mujer acude al baño tras el entrenamiento.

Trastornos renales
Algunas veces, las enfermedades renales pueden producir una sensación de ardor. Esto suele pasar porque las infecciones renales bajan fácilmente hasta la vejiga urinaria y la uretra. Por tanto, los microorganismos pasan a la orina, provocando una sensación de ardor durante la micción. En ocasiones, los cálculos renales también pueden producir dolor al orinar si el cálculo es muy grande o se infecta.

Ardor al orinar y después de la micciónOtras causas del ardor durante y después de la micción

Los factores que suelen aumentar el riesgo de desarrollar una infección de las vías urinarias son:

  • Ser mujer
  • Diabetes
  • Edad avanzada
  • Engrosamiento de la próstata
  • Cálculos renales
  • Embarazo
  • Llevar un catéter urinario

Además del dolor durante la micción, entre los síntomas de una infección de orina se incluyen:

En ocasiones, la micción con dolor puede ir asociada a una infección vaginal, como por ejemplo una infección por levadura. Una infección vaginal también puede conllevar un cambio en las secreciones y en el olor vaginal.
Las siguientes infecciones de transmisión sexual pueden producir dolor al orinar:

  1. Herpes genital
  2. Clamidia
  3. Gonorrea

Además de dolor al orinar, entre los síntomas producidos por estas infecciones de transmisión sexual se encuentran:

  1. Prurito
  2. Ardor
  3. Vescículas o llagas por el herpes genital
  4. Pérdidas anormales de orina

 

Dolor después de orinar

No se deben subestimar las dificultades en la micción o el dolor después de orinar, porque a menudo van ligados a los problemas del sistema urinario de nuestro cuerpo. El dolor puede durar entre uno y dos minutos después de la micción.
El dolor puede ser leve o agudo, en cuyo caso el individuo podría dejar de orinar.

Motivos de las molestias después de orinar

Infección de orina
Ésta es una de las razones más frecuentes por la que hombres y mujeres sufren dolor después de la micción. El sistema de las vías urinarias se compone principalmente de órganos como:

  • Vejiga
  • Riñones
  • Uréteres
  • Uretra
  • Próstata

Son los órganos que ayudan al organismo a expulsar la orina. Por lo tanto, cuando una persona sufre una infección de orina significa que uno de estos órganos ha sido afectado. Si las bacterias invaden la vejiga, después de la micción el individuo percibe dolor en la vejiga.

Prostatitis
En los hombres, el dolor después de la micción puede deberse a la prostatitis (hinchazón de la próstata).
La próstata es una glándula que rodea el cuello de la uretra.

La uretra está compuesta por conductos que conducen la orina desde la vejiga hasta el exterior para expulsarla.
La inflamación de la próstata puede comprimir la uretra y provocar una interferencia en el flujo libre de orina.
Por consiguiente, incluso después de la micción, la persona no se siente satisfecha y puede que necesite orinar frecuentemente para vaciar la vejiga.
El bloqueo parcial de la uretra puede producir dolor después de la micción.
Los pacientes que experimentan dolor después de la micción deberían evitar:

  • Alcohol
  • Bebidas con cafeína
  • Fumar
  • Comida picante

Vaginitis
Si las mujeres sienten dolor durante la micción indica la presencia de vaginitis, una enfermedad que hincha la vagina. La vaginitis puede ser el resultado de una infección debida a bacterias o levaduras.
En las mujeres, la vaginitis no solo produce dolor después de orinar, sino también molestias durante las relaciones sexuales.
El prurito en la vagina es otro efecto secundario de la vaginitis que puede producir una inflamación grave.
El estrés favorece la aparición de infecciones en las mujeres. De hecho, a menudo las personas que sufren este trastorno también tienen un retraso en la regla.

Herpes genital
Esta infección viral que afecta a los órganos sexuales suele destacar por un dolor agudo durante la relación sexual y después de la micción. El paciente también puede percatarse de la presencia de bultos pequeños y pruriginosos en la zona de los genitales.
Mantener una relación sexual con una pareja afectada por este trastorno es la causa más frecuente de la difusión del herpes genital.

Cálculos renalesdolor al orinar, después de la micción, riñones
Si el dolor durante y después de la micción va acompañado de dolor en la espalda, puede que haya cálculos renales atrapados en algún lado por los uréteres.
Los uréteres son unas estructuras en forma de tubo que permiten que la orina pase de los riñones a la vejiga.
También se percibe un cambio en el color de la orina debido a la presencia de los cálculos renales.
El color de la orina puede ser marrón/rojizo y sobre todo el paciente necesita orinar muchas veces.
De esta forma, aunque la producción de orina descienda notablemente, el estímulo insólito de orinar sigue afectando al paciente.

Problemas de la vejiga
La aparición de un tumor de vejiga también puede producir dolor durante la micción, pero las molestias pueden seguir hasta después de orinar.
En este caso, el dolor después de orinar procede en realidad de la vejiga.
Si no hay tumor de vejiga, podría ser un cálculo atrapado en el cuello de la vejiga.
La cistitis intersticial es otro problema médico asociado a la vejiga que puede producir molestias después de orinar.

En esta enfermedad, la pared de la vejiga aparece hinchada y la inflamación no desaparece tan fácilmente. En definitiva, la hinchazón crónica de la pared de la vejiga es lo que destaca en la cistitis intersticial.
Entre los síntomas más frecuentes de la cistitis intersticial se encuentran dolor durante las relaciones sexuales e impulso irresistible de orinar.

Cáncer de próstata
Cuando aparecen células cancerígenas en la glándula prostática (una parte importante del aparato reproductor masculino), la enfermedad se denomina cáncer de próstata.
En la mayoría de los casos, el cáncer de esta glándula -que tiene la forma de una nuez- crece lentamente, por lo que los síntomas no pueden detectarse de manera precoz.
No obstante, si el cáncer se extiende a los órganos y a los tejidos cercanos, a veces se puede sufrir dolor después de la micción acompañado por sangre en la orina.

Retener la orina
Un individuo debería ir al baño cuando sea necesario.
La costumbre de retener la orina aunque la vejiga esté llena produce un dolor leve después de la micción.
Muchas personas retienen la orina y aplazan el momento de ir al baño.
Esto puede tener un impacto negativo en los músculos de la vejiga y provocar una sensación de ardor después de la micción.
Para reducir el dolor después de la micción, hay que tratar la causa desencadenante. Para la vaginitis, se emplean medicamentos o cremas con receta médica que varían según el tipo de infección.
Asimismo, se utilizan analgésicos y alfa-bloqueantes para mejorar los síntomas de la prostatitis.

Diagnóstico de disuria (dificultad para orinar)
Después del examen físico y de la historia clínica, el médico puede solicitar un análisis de laboratorio para diagnosticar las causas y los síntomas de la disuria. A continuación, se elige el tratamiento más apropiado.
Para detectar la causa, el médico puede preguntar si el dolor durante la micción:

  • Se ha producido de repente o de manera gradual
  • Ha afectado al paciente una o más veces
  • Se percibe al principio de la micción

El médico puede preguntar si el dolor durante la micción va acompañado de síntomas como:

Puede que el médico también pregunte si el dolor durante la micción va acompañado de cambios en el flujo de orina, como:

  • Goteo
  • Dificultad al empezar
  • Aumento en la frecuencia o en la necesidad de orinar

El médico también puede preguntar si se producen cambios en la orina junto a la micción dolorosa, como por ejemplo:

  • Color
  • Cantidad
  • Sangre en la orina
  • Material purulento en la orina
  • Turbidez

Tratamiento para el ardor al orinar y después de la micción

El tratamiento depende del factor desencadenante.
Con frecuencia, los antibióticos ayudan a luchar contra las infecciones del tracto urinario y las infecciones por levaduras.
A veces, si la causa principal de la sensación de ardor es un cálculo renal, es mejor curar los cálculos renales para eliminar el dolor por completo.
Para las enfermedades de transmisión sexual, se recomienda consultar al médico, quien probablemente recete un medicamento tópico u oral para luchar contra la enfermedad.
Como se ha indicado más previamente, no se debe ignorar la sensación de ardor al orinar (sobre todo en los hombres), porque podría ser el síntoma de una enfermedad grave como el cáncer de próstata.
Por lo tanto, si estas molestias persisten se recomienda consultar al médico para que diagnostique y cure esta enfermedad antes de que sea demasiado tarde.

Remedios naturales para reducir la micción dolorosa

Se pueden adoptar algunos cambios en el estilo de vida para eliminar el dolor a la hora de orinar:
Evitar el uso de detergentes perfumados y productos de baño para reducir el riesgo de irritación.

Utilizar un preservativo durante la relaciones sexuales con el fin de evitar el posible contagio de infecciones de transmisión sexual.
Modificar la dieta para eliminar las comidas y las bebidas que irritan la vejiga.
Algunas unas pruebas sugieren que ciertos alimentos pueden producir una mayor irritación de la vejiga con respecto a otros. Entre las sustancias irritantes que hay que evitar se encuentran:

  • Alcohol
  • Cafeína
  • Comida picante
  • Zumos de frutas y cítricos
  • Productos con tomate
  • Edulcorantes artificiales

En caso de dolor durante la micción, también se deben evitar los alimentos muy ácidos para ayudar a que la vejiga se recupere.

Durante el tratamiento, también se debe seguir una dieta para los cálculos renales durante algunos días.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.