Dolor en la vejiga en hombres y mujeres

La vejiga es el órgano hueco situado en la parte inferior del abdomen, en el que se acumula la orina.
Al llenarse, la vejiga se expande, ya que los músculos de las paredes se relajan.

Cuando la vejiga se vacía, los músculos se contraen, facilitando la salida de la orina a través de la uretra.

En los hombres, la vejiga se sitúa:

  • Sobre la próstata
  • Delante del recto
  • Detrás de la sínfisis del pubis

En las mujeres, la vejiga se sitúa:

  1. Debajo del útero y de la cavidad peritoneal
  2. Delante de la vagina
  3. Detrás de la sínfisis púbica

La vejiga se encuentra a la altura de las vértebras sacras inferiores.
El dolor que se origina en la vejiga es un dolor profundo, debajo del ombligo y justo encima, o a la misma altura, del hueso pubis.
Dependiendo de la causa, el color de vejiga puede irradiarse:

  • A los genitales
  • A los lados del abdomen (costados)
  • Incluso a la espalda

Vejiga

Causas de dolor en la vejiga 

Aunque a veces se desconocen las causas exactas, la mayoría de los investigadores creen que un evento puede ser responsable del dolor.
Entre los factores desencadenantes se encuentran:

  • Infección bacteriana
  • Dilatación excesiva de la vejiga, debido a largos períodos de tiempo sin orinar
  • Daños a los nervios dentro o alrededor de la vejiga o de la médula espinal
  • Inflamación del epidídimo (o epididimitis) puede provocar dolor en los testículos hasta afectar a la vejiga
  • Dolor de ovarios antes de la menstruación puede afectar a la vejiga, que está situada por delante del útero.
  • Cistitis intersticial
  • Endometriosis
  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Tumor
  • Problema debido a una intervención quirúrgica o lesiones físicas

Dolor en la vejiga por cistitis intersticial

La cistitis intersticial (CI) es una enfermedad crónica en la que la vejiga se inflama, pero a diferencia de la cistitis bacteriana, en este caso no hay una infección.
La CI puede deberse a un defecto en la pared interior de la vejiga.
Las mujeres están mucho más predispuestas a padecer esta enfermedad que los hombres.

Síntomas:

  1. El síntoma principal es la necesidad de orinar con frecuencia (hasta 60 veces al día), de noche y de día, incluso si para expulsar una pequeña cantidad de orina
  2. Otro síntoma importante es el dolor intenso que puede ser intermitente o constante tanto por el día como por la noche o la sensación de presión alrededor de la vejiga.
    La vejiga duele más cuando está llena, y menos después de haber orinado.
  3. Dolor de espalda y dolor abdominal en el bajo vientre
  4. Dolor pélvico entre la vagina y el ano (en las mujeres)
  5. Dolo entre el escroto y ano (en los hombres)

Los problemas sexuales pueden estar vinculados a la cistitis intersticial.

El empeoramiento de los síntomas de la cistitis intersticial puede producirse:

  • Tras comer ciertos alimentos o bebidas (como, por ejemplo, el café, alcohol, comidas picantes)
  • Durante la fase lútea del ciclo menstrual (de 14 a 28 días después del primer día del último ciclo menstrual)
  • Durante períodos de estrés, tras actividades tales como ejercicio físico y relaciones sexuales
  • Después de permanecer sentados durante largos períodos de tiempo (por ejemplo, durante un vuelo)

Para prevenir esta enfermedad es importante orinar después de haber tenido relciones sexuales.

 

Dolo de vejiga al orinar 

En el abdomen se sitúan muchos órganos, algunos de los cuales son responsables de la digestión y de la micción.
En todos estos órganos puede producirse una disfunción o una infección que pueden provocar dolor abdominal y micción dolorosa.

  • Infección de las vías urinarias (ITU) – una infección de las vías urinarias puede producirse en cualquier órgano del aparato urinario.
  • Prostatitis inflamación de la glándula prostática.
  • Infección por Chlamydia trachomatis e infección gonocócica (gonorrea) – son enfermedades de transmisión sexual (ETS) causadas por bacterias.
  • Cálculos renales
  • Tumor de vejiga
  • Cáncer del endometrio – un tipo de tumor que se origina en la pared interna del útero
  • Ureteritisinflamación de la uretra (conducto que lleva la orina desde la uretra hacia afuera del cuerpo)
  • Pielonefritis – la pielonefritis se debe a una infección bacteriana del parénquima renal (la parte formada por los nefrones)
  • Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) – infección de los órganos reproductivos femeninos
  • Uropatía obstructiva – se refiere a una obstrucción que impide que la orina fluya (parcial o completamente) a través del uréter, la vejiga y la uretra.
  • Estenosis uretral – se la uretra es estrecha puede impedir que la orina fluya libremente.

 

Dolor de vejiga en las mujeres

Prolapso de vejiga o cistocele
El prolapso de vejiga ocurre cuando la vejiga urinaria desciende respecto a su posición inicial y sobresale a través de la pared vaginal.
Esto ocurre cuando las estructuras que le proporcionan soporte a la cavidad pélvica (músculos y ligamentos) son más débiles y estirados de lo normal.

Los síntomas son:

  1. Sensación de llenura o presión en la zona pélvica. Este síntoma empeora al realizar esfuerzos, al toser, al reírse o si la persona permanece de pie por mucho tiempo.
  2. Sensación de vaciado incompleto de la vejiga.
  3. Cistitis recurrente.
  4. Dolor durante las relaciones sexuales o pérdidas de orina.

Endometriosis
La endometriosis es un trastorno caracterizado por la presencia de tejido interno del útero (endometrio) en otros órganos del cuerpo, como en los ovarios o en el estómago.
Se trata de una enfermedad crónica y puede provocar dolor:

  1. En el bajo vientre
  2. En la espalda

La gravedad de los síntomas es variable y estos ueden incluir:

  1. Dolores menstruales fuertes
  2. Dolor después de las relaciones sexuales
  3. Micción dolorosa o dolor al evacuar las heces durante la menstruación
  4. Náuseas
  5. Menstruacion abundante

Enfermedad pélvica inflamatoria
La enfermedad pélvica inflamatoria es una infección del tracto genital (cuello uterino, útero, trompas de Falopio y ovarios).
En la mayoría de los casos no provoca síntomas, en los otros casos puede causa:

  1. Dolor en el bajo vientre
  2. Dolor durante las relaciones sexuales
  3. Micción dolorosa
  4. Secreciones vaginales con mal olor
  5. Sangrado entre las menstruaciones, tras haber tenido relaciones sexuales
  6. Náuseas
  7. Fiebre

 

Dolor en la vejiga y embarazo

Embarazo al tercer semestre
Aunque el segundo semestre puede proporcionar cierto alivio de la presión en la vejiga porue el útero se desplaza hacia la parte de arriba del abdomen, el tercer semestre provoca un aumento del fastidio, acompañado del crecimiento del bebé. Cuando el feto se mueve, los golpes y movimientos repentinos pueden provocar una presión brusca sobre la vejiga, produciendo pérdidas de orina.

Micción frecuente
La presión sobre la vejiga puede provocar la necesidad de orinar con frecuencia.
La vejiga se llena con más frecuencia debido a otros fluidos en el cuerpo.
También se puede confundir la presión del bebé con la sensación de vejiga llena y al momento de orinar se descubre que no hay necesidad.
La presión de la vejiga y la micción frecuente pueden ser síntomas de una infección del tracto urinario, una enfermedad común durante el embarazo.

Infección del tracto urinario
Las infecciones del tracto urinario pueden producirse durante el embarazo, debido a los cambios en el tracto urinario.

El crecimiento del feto puede bloquear el drenaje de la orina desde la vejiga, provocando una infección.
Entre la sexta y la vigésima cuarta semana de embarazo, el riesgo de desarrollar una infección de vías urinarias es mayor.
La infección puede provocar:

Para prevenir esta enfermedad es importante orinar inmediatamente después de haber tenido relaciones sexuales.

 

Síntomas urinarios que pueden acompañar al dolor de vejiga

El dolor de vejiga provocado por la cistitis puede ir acompañado de otros síntomas relacionados con el aparato urinario, incluyendo:

  • Orina con sangre o de color rosa (hematuria)
  • Orina turbia
  • Dificultad para orinar (disuria) y retención urinaria
  • Orina maloliente
  • Micción frecuente que a menudo produce una pequeña cantidad de orina
  • Dolor o ardor durante la micción
  • Necesidad urgente de orinar

Los síntomas pueden variar de un día a otro.

dolor-de-vejigaOtros síntomas que pueden manifestarse junto con el dolor en la vejiga

El dolor en la vejiga puede ir acompañado de síntomas vinculados a otros órganos del cuerpo masculino o femenino, tales como:

 

Síntomas graves que pueden indicar una enfermedad peligrosa

En algunos casos, el dolor de vejiga puede ser síntoma de una enfermedad peligrosa que se debe examinar de inmediato. En concreto, se recomienda acudir a urgencias si se experimenta uno de estos síntomas:

  • Fiebre alta (más de 38° centígrados)
  • Incapacidad para orinar – debido a una obstrucción de las vías urinarias
  • Vómito persistente – en caso de infección de las vías urinarias
  • Dolor abdominal intenso – debido a una infección

 

anatomí-de-la-vejiga¿Cuáles son las posibles complicaciones del dolor de vejiga?

Las posibles complicaciones del dolor en la vejiga dependen de su origen.
El dolor de vejiga que tiene origen en una enfermedad grave (como el cáncer) puede tener complicaciones crónicas y peligrosas para la vida.
Además, el dolor de vejiga originado por una infección aguda de la vejiga puede provocar una complicación más grave, tales como una infección difundida.

Si se dejan sin tratar, las enfermedades que provocan dolor en la vejiga pueden resultar en complicaciones tales como:

  • Dolor permanente o crónico
  • Sepsis (infección bacteriana de la sangre, potencialmente mortal)
  • Propagación del cáncer.

 

Diagnóstico del dolor en la vejiga

Con frecuencia, el diagnóstico de la cistitis intersticial se realiza mediante la exclusión de otras enfermedades que puedan provocar síntomas similares, como por ejemplo infecciones vaginales o de las vías urinarias.
Existen algunas enfermedades que pueden provocar dolor en los hombres, tales como:

  1. Cálculos renales
  2. Cáncer de vejiga

Los cálculos renales provocan dolor, especialmente en los riñones (costado derecho o izquierdo), que puede propagarse a la espalda, genitales o a la ingle.
El médico suele informarse sobre las enfermedades anteriores y realizar un examen físico.

Las preguntas más frecuentes conciernen la frecuencia con que se orina, la urgencia y si se experimenta dolor y cuándo.
Se pueden realizar los siguientes exámenes:

  • Muestras de orina
  • Tras llenar la vejiga con un líquido, el médico introduce un instrumento largo y estrecho (cistoscopio) a través de la uretra, para examinar el interior de la vejiga.
  • Una ecografía o TAC de la pelvis para descartar otras enfermedades.

 

Tratamiento para el dolor en la vejiga

El tratamiento contribuye a aliviar los síntomas del dolor de vejiga y la urgencia de orinar. Sin embargo, encontrar el tratamiento más adecuado es difícil.
A continuación, se presentan algunas opciones terapéuticas:

Medicamentos para aliviar el dolor de vejiga
Entre los medicamentos utilizados para el tratamiento de la cistitis intersticial, se encuentran:

  • Antihistamínico hidroxizina (Atarax)
  • Antidepresivo tricíclico amitriptilina (Tryptizol)

En algunos casos, también se emplean medicamentos para la epilepsia, como por ejemplo:

  1. Gabapentina (Neurontin)
  2. Topiramato (Topamax)

Entre otros tratamientos se encuentran los fármacos inmunosupresores, tales como Sandimmun neoral (ciclosporina) y Azatioprina.

Si el dolor de vejiga es leve, pueden ser eficaces:

  1. Analgésicos, tales como la aspirina y paracetamol
  2. Fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno (Ibufen)

A menudo, se necesitan medicamentos con receta médica para el tratamiento de la cistitis intersticial.

 

Remedios naturales para el dolor de vejiga

Se recomienda consultar a un médico antes de empezar cualquier tratamiento, para asegurarse de que no se trate de una enfermedad grave.
Mientras tanto, se pueden llevar a cabo estos remedios (de forma cómoda y segura en nuestra casa para aliviar el dolor):

  • Colocar una bolsa de agua caliente sobre el perineo (la zona entre el ano y la vagina)
  • Relajarse manteniendo una posición en cuclillas con las rodillas dobladas hacia el pecho.
  • Beber 6 vasos de agua al día para que la orina no sea demasiado concentrada y no provoque una irritación.

Algunos cambios en el estilo de vida pueden aliviar el dolor.
Los factores que pueden agravar el trastorno son:

  • Alimentos picantes
  • Bebidas con cafeína
  • Alcohol

Fumar también agrava el dolor de vejiga, debido a los subproductos nocivos contenidos en los cigarrillos.
Llevar faldas y pantalones anchos permite estar más cómodos.

 

Dieta y alimentación para el dolor de vejiga

Cada vez más personas optan por la naturopatía para curar las enfermedades, debido a que la medicina convencional:

  1. Trata solo los síntomas
  2. Suele proprcionar un alivio temporal

No se han realizado muchos estudios científicos sobre la alimentación para combatir la cistisis, pero existe el testimoni de muchas personas que se han curado gracias a la dieta del grupo sanguíneo y a otras dietas que se abasan en una alimentación natural.
En particular, según la dieta del grupo sanguíneo, las causa de la cistitis es el consumo de:

  1. Pimienta, guindilla y pimentón
  2. Leche, productos lácteos y dulces que contienen leche
  3. Productos de charcutería y carne de cerdo

Además, las personas pueden desarrollar ciertas enfermedades debido al consumo de algunos alimentos que no son compatibles con el grupo sanguíneo al que pertenecen (O, A, B, AB).
Este tipo de dieta recomienda consumir los alimentos de la dieta mediterranea, especialmente:

  1. Pescado (atún, caballa, samón, etc.)
  2. Legumbres (garbanzos, fríjoles, lentejas, arvejas, etc.)
  3. Verduras (todas, pero hay que consumir lso tomates con precaución debido a que pueden causar enfermedades en algunas personas)