Boca seca

 

Al hablar de boca seca, nos referimos a la sensación de no tener bastante saliva en la boca.

De vez en cuando, todos podemos tener la boca seca si estamos nerviosos, enfadados o bajo estrés.
Tener boca seca todos los días o durante la mayoría del tiempo puede molestar y llevar a graves problemas de salud.
Puede ser el síntoma de algunas enfermedades.

El término médico para referirnos a la boca seca es xerostomía.

La salivación reducida o ausente puede producir problemas porque la saliva ayuda a prevenir la caries reduciendo las bacterias y quitando los residuos de comida.
La saliva aumenta la capacidad de sentir el gusto y ayuda a ingerir. Además, las enzimas en la saliva empiezan la digestión.

 

Cuáles son los efectos y los síntomas de la boca seca (xerostomía)?

Un síntoma es algo que sólo el paciente percibe y describe. Al contrario, el efecto es algo de que se dan cuenta los demás también, por ejemplo el médico.
Por ejemplo, la somnolencia es un síntoma mientras que las pupilas dilatadas son un efecto.
Entre los efectos y los síntomas encontramos:

  • Mal aliento,
  • Queilitis inflamación y ruptura de los labios
  • Labios agrietados
  • Lesiones y fisuras en la mucosa bucal (pared interna de las mejillas y de los labios)
  • Disgeusia- Boca amarga o sabor metálico
  • Infecciones por hongos en la boca, como la candidiasis (cándida)
  • Glosodinia-dolor en la lengua
  • Mucha sed, sobre todo durante la noche
  • Inflamación de la lengua, úlceras de la lengua
  • El pintalabios suele pegarse a los dientes
  • Enfermedades de las encías más frecuentes
  • Más placa y caries
  • Problemas en la lengua
  • Problemas al deglutir y masticar- sobre todo los alimentos muy secos y friables como cereales.
  • Problemas al usar la prótesis- problemas con el cuidado de la dentadura postiza y la formación de llagas.
  • Infección de las glándulas salivales
  • Dolor de garganta
  • Saliva pegajosa
  • Saliva que parece un hilo
  • Fisuras o dolor en la comisura de los labios

 

Causas de la boca seca

La boca seca tiene muchas causas, entre las cuales:

Efecto colateral de algunos medicamentos
La boca seca es un efecto colateral frecuente de muchos medicamentos con prescripción o de venta libre, incluso los medicamentos usados para curar depresión, ansiedad, dolor, alergias y gripe (antihistamínicos y descongestivos), obesidad, acné, epilepsia, hipertensión (diuréticos), diarrea, náusea, trastornos psicóticos, incontinencia de orina, asma (algunos broncodilatadores) y la enfermedad de Parkinson.
La boca seca puede ser un efecto colateral de los relajantes musculares y de los sedantes.

Efecto colateral de algunas enfermedades e infecciones
La sequedad de la boca puede ser un efecto colateral de algunas enfermedades, como el síndrome de Sjögren, VIH/SIDA, la enfermedad de Alzhéimer, la enfermedad de Parkinson, diabetes, anemia, fibrosis quística, artritis reumatoide, hipertensión, trastornos de ansiedad y depresión, ictus, parotitis y reacción alérgica.
El ictus y la enfermedad de Alzhéimer pueden producir una percepción de sequedad en la boca, aunque las glándulas salivales funcionen normalmente. Roncar al respirar con la boca abierta puede favorecer la boca seca.

Tratamiento para los tumores y para el cáncer
Efecto colateral de algunos tratamientos médicos. Los trastornos de las glándulas salivales (las glándulas que producen saliva) pueden estar producidos por la radioterapia para el tratamiento de la cabeza y del cuello o bien por la quimioterapia para el cáncer. Así pues, se reduce la cantidad de saliva producida.

Envejecimiento
Envejecer no es un factor de riesgo para la boca seca de por sí.
No obstante, muchas personas más mayores suelen tomar fármacos que pueden producir sequedad de la boca.
Además, las personas más mayores tienen más probabilidades de sufrir de otras enfermedades que producen sequedad en la boca.
Durante la menopausia, hay una producción menor de saliva porque disminuyen las hormonas estrógenas.

Boca seca por la mañana
Al despertar, es más fácil tener la boca seca y pastosa porque, durante la noche, el cuerpo produce menos saliva. Además, si se duerme con la boca abierta, la poca saliva que queda se seca.

Boca seca al hablar o al correr

Boca amarga, correr, andar, cinta de correrAl hablar o al correr, dejamos la boca abierta y, por tanto, es normal tener la boca seca. Se aconseja tener un botellín de agua cerca si se da una conferencia, sobre todo ante un público: las situaciones que producen emoción pueden influir en la salivación.

Daños a los nervios
Un traumatismo o una intervención quirúrgica que produce daño en los nervios de la parte del cuello y de la cabeza pueden llevar a la xerostomía.

Embarazo
En los primeros meses del embarazo, la mujer embarazada suele tener la boca seca aunque beba más de lo que suele beber.

Cigarrillos o puros
Fumar o mascar tabaco puede aumentar la sequedad en la boca.

Diagnóstico de la boca seca
Para evaluar si se sufre de sequedad en la boca, puede que el médico o el dentista examinen la boca y analicen la historia clínica.
En algunos casos, para llegar a reconocer la causa, resultan ser fundamentales los análisis de la sangre, las pruebas de imagen como la resonancia magnética o la gammagrafía de las glándulas salivales u otras pruebas que miden la cantidad de saliva que se produce (sialometría).

 

Tratamiento para la boca seca

Saliva artificial
El médico puede recetar un espray o un gel que serán unos sustitutos salivales. Sus efectos duran poco tiempo. Así pues, hay que usarlos frecuentemente. Algunos individuos consideran que algunos productos con saliva artificial son más útiles con respecto a otros.

Estimulantes de la saliva
En algunos casos, las glándulas salivales están afectadas sólo en parte y pueden recibir estímulos para producir más saliva.
Los chicles sin azúcar pueden aumentar la producción y el flujo de saliva.
La pilocarpina es un fármaco que puede estimular las glándulas a fin de producir una mayor cantidad de saliva. Se receta si los demás tratamientos no han ayudado mucho.
La pilocarpina suele funcionar rápida y eficazmente en la mayoría de las personas que tienen boca seca debido a un efecto colateral de un medicamento.
La pilocarpina no es muy eficaz en las personas cuya boca seca está producida por la radioterapia. Así pues, en este caso, se puede optar por una intervención que desplace la glándula salival a un lado para que esté más protegida.
La pilocarpina puede producir efectos colaterales en algunas personas, como sudoración, vértigos, nariz que gotea, vista ofuscada y necesidad de expulsar mucha orina. Después, los efectos colaterales se hacen menos insoportables porque el cuerpo se va acostumbrando.
Así pues, el médico puede sugerir que se administre una dosis inicial más baja hasta que los efectos colaterales disminuyan.
La dosis puede ir aumentando de manera gradual para que se produzcan pocos efectos colaterales y se obtenga el mejor resultado.
Normalmente, la pilocarpina no suele ser utilizada si se padece asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bradicardia (ritmo cardíaco lento), obstrucción de las vísceras o glaucoma por cierre angular.

 

Los cambios en el estilo de vida y remedios naturales para la boca seca

Si no se puede detectar o resolver la causa del problema, las siguientes sugerencias pueden ayudar a mejorar los síntomas de sequedad de la boca y a mantener los dientes sanos:

  • Mascar chicles sin azúcar o caramelos duros sin azúcar.
  • Reducir el consumo de cafeína. La cafeína puede hacer la boca seca. evitar caramelos y comida con azúcar y ácidos porque aumentan el riesgo de caries dental.
  • Lavar los dientes con un dentífrico con flúor. Preguntar al dentista si puede ser útil un dentífrico con flúor con prescripción médica.
  • Usar un gel con flúor o encuajar con productos dentales con flúor antes de ir a la cama.
  • No usar colutorios que con alcohol porque el alcohol puede producir mayor sequedad.
  • Dejar de fumar o mascar tabaco.
  • Ir bebiendo agua o ir comiendo hielo durante todo el día para humedecer la boca o beber agua durante la comida para ayudar a triturar e ingerir los alimentos.
  • Buscar sustitutos de la saliva de venta libre. Hay productos que contienen carboximetilcelulosa o hidroxietilcelulosa, como colutorios.
  • Evitar el uso de antihistamínicos de venta libre y descongestionantes porque pueden empeorar los síntomas.
  • Respirar por la nariz y no por la boca.
  • Añadir humedad en el aire durante la noche con un humidificador para habitaciones.