Estenosis de la válvula aórtica: diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico de estenosis de la válvula aórtica

El cardiólogo comprueba el estado de salud con un examen físico que incluye:

  • Auscultación del corazón (para detectar la presencia de ruidos anómalos)
  • Medir la presión arterial

El cardiólogo también realiza una prueba diagnóstica con imágenes para observar lo que pasa en el interior del músculo cardíaco

Los exámenes diagnósticos más utilizados son los siguientes:

Ecocardiograma ecocardiografía Doppler: utiliza una sonda ecográfica para mostrar las imágenes del corazón.
La ecografía Doppler permite medir:

  • La gravedad de la obstrucción de la válvula
  • La cantidad de reflujo, es decir, la sangre que se devuelve hacia el ventrículo

La ecocardiografía bidimensional proporciona una imagen detallada de la anatomía de la válvula aórtica, pero para evaluar la gravedad del trastorno es necesaria una ecografía Doppler.
Este es el examen principal ya que permite medir:

  • Dimensiones de las válvulas cardíacas
  • Movimiento de las aletas de la válvula
  • Presencia y las dimensiones de las calcificaciones.

La ecografía fetal se efectúa para saber si hay anormalidades cardíacas en el feto, la estenosis aórtica se detecta sólo a partir del tercer trimestre.

Cateterismo cardíaco: consiste en introducir un catéter flexible en uno de los vasos sanguíneos (generalmente en una arteria) que llega hasta el corazón. Se realiza antes de una posible intervención quirúrgica para descartar una obstrucción en las arterias coronarias.

Cuadro de la gravedad de la estenosis aórtica según el grado de presión

Superficie valvular (cm²)
Ligera 1,5-2,0
Moderada 1,0-1,5
Severa 0,6-1,0
Cerrada < 0,6

 

Velocidad máxima aórtica (m/seg.)
Ligera 2,5-3,0
Moderada 3,0-4,0
Severa > 4,0
Cerrada   —

 

Gradiente medio de presión (mm Hg)
Ligera < 25
Moderada 25-40
Severa > 40
Cerrada  —

 

Tratamiento para la estenosis aórtica

Medicamentos
Los medicamentos no pueden curar la estenosis de la válvula aórtica.
El médico puede recetar medicamentos para ayudar al corazón.

El tratamiento médico para la hipertensión está recomendado para los pacientes que padecen estenosis aórtica asintomática.
Para reducir el reflujo y la resistencia de los vasos sanguíneos, el médico recomienda:

  • Medicamentos inhibidores de la ECA (para reducir la presión) de manera gradual y en dosis bajas hasta llegar al nivel  deseado
  • Los antagonistas del calcio.

Para reducir la frecuencia cardíaca, el médico prescribe la digital.

Dieta y alimentación para la insuficiencia aórtica
Si se reduce la presión arterial y el colesterol se puede evitar el desarrollo de estenosis aórtica.

Según el higienismo de Shelton y la medicina natural, la causa de las calcificaciones son las sales inorgánicas que se encuentran en:

  • Agua en botella
  • Suplementos dietéticos de vitaminas y sales minerales
  • Leche y productos lácteos (pizza con queso mozzarella, yogur, quesos, helados, etc.)
  • Alimentos precocinados
  • Cereales (pan, pasta, arroz, etc.)
  • Alimentos procesados que se compran en el supermercado

Shelton aconseja beber agua destilada, es decir, sin sales.

En la naturaleza, los animales beben agua de los charcos y de los ríos que tienen pocas sales, tampoco beben mucho porque el agua contenida en los alimentos crudos ya es casi suficiente para vivir.

Según la dieta vegana/crudista hay que comer solamente:

  • Frutas de cáscara
  • Frutas y verduras crudas
  • Legumbres
  • Patatas


 estenosis-aórtica-corazón

¿Cuándo hay que someterse a cirugía para la estenosis aórtica?

Los medicamentos pueden aliviar los síntomas, pero la única manera para eliminar la estenosis es la cirugía para reparar o reemplazar la válvula.
La cirugía no siempre es urgente. Si las pruebas detectan una estenosis aórtica con una gravedad leve o moderada y no hay síntomas clínicos, el médico establece algunas citas de revisión para monitorear el funcionamiento de la válvula.

Estadísticamente, la estenosis aórtica empeora progresivamente y el volumen de la válvula disminuye en promedio 0,1 cm² cada año.
La cirugía se convierte en una opción viable cuando el estrechamiento se vuelve severo y se producen los síntomas.

La válvula aórtica puede ser reparada, pero para tratar la estenosis es más frecuente reemplazarla.
Por el contrario, para la estenosis mitral la reparación es más frecuente que el reemplazo.

 

Opciones de tratamiento quirúrgico para reparar o reemplazar la válvula aórtica

Valvuloplastía con balón

La valvuloplastía con balón utiliza un tubito blando y delgado (catéter) con un globo en la punta.

  • El cirujano introduce el catéter en la vena femoral hasta llegar al corazón y en la válvula aórtica restringida,
  • Cuando está en posición, se infla el globo en la extremidad del catéter,
    El globo ejerce presión contra las paredes de la válvula aórtica y ensancha la abertura mejorando el flujo de sangre,
  • El balón se desinfla y se saca el catéter del cuerpo.

Este procedimiento quirúrgico alivia los signos de estenosis aórtica.
La cirugía no tiene mucho éxito ya que la válvula se estrecha después de una mejoría inicial.
Por esta razón, los cirujanos no suelen recomendar la valvuloplastía con balón.
Hoy en día este procedimiento se utiliza en:

  • Pacientes muy enfermos que no pueden someterse a una cirugía más invasiva
  • Recién nacidos  con estenosis aórtica
  • Adultos o personas ancianas, antes realizar un reemplazo de válvula, para que la condición del paciente mejore antes de la cirugía, de esta manera tiene mayores probabilidades de éxito.

Reemplazo de la válvula aórtica

Esta es la principal técnica de cirugía para tratar la estenosis.
La operación se realiza bajo anestesia general y con la circulación extracorpórea.

Hay dos formas de acceder al corazón:

  • Toracotomía, se hace una incisión en el tercer espacio intercostal,
  • Con la separación del esternón (esternotomía), en este caso el cirujano fractura el esternón en una línea vertical, en el centro del hueso.

El cirujano:

  • Realiza una incisión en el pericardio (membrana externa del corazón),
  • Conecta el sistema cardiovascular a una máquina de circulación extracorpórea que sustituye el corazón y los pulmones durante la cirugía,
  • Bloquea la actividad del corazón
  • Extirpa la válvula aórtica y la reemplaza con una válvula mecánica o con otra válvula de tejido biológico
  • Durante la cirugía, se eliminan las calcificaciones

válvula aórtica, cirugía, reemplazo

Las válvulas mecánicas (de metal) son duraderas pero aumentan el riesgo de coágulos que se forman encima o cerca del nuevo injerto.
Si se implanta una válvula mecánica, el paciente debe tomar un medicamento anticoagulante, tal como la warfarina (Aldocumar) durante toda la vida para prevenir los coágulos de sangre.
Las válvulas de tejidos biológico (que pueden ser de cerdo, de vaca o de un donante humano) a menudo tienen que ser reemplazadas después de 10-20 años, aunque las válvulas más recientes duran mucho más.
Una prótesis biológica se deteriora un poco más rápidamente en los jóvenes que en los ancianos.

Las prótesis modernas se implantan sin suturas, se adhieren por sí solas.

Hoy en día, las válvulas mecánicas son más anchas, esto permite insertar en un futuro una nueva prótesis en el interior con técnicas mínimamente invasivas.
De esta manera se evita otra cirugía a corazón abierto para un nuevo reemplazo.
Otro tipo de sustitución de la válvula de tejido utiliza una válvula pulmonar (autoinjerto).
El reemplazo de la válvula aórtica se realiza con cirugía a corazón abierto.

 

Testimonio de un paciente con estenosis aórtica

Cuando era niño los médicos detectaron un soplo en el corazón y descubrieron la insuficiencia de la válvula aórtica y de la válvula mitral.
Todos los años iba a revisión médica y el cardiólogo realizaba:

  • Ecocardiograma, para tomar las medidas de la válvula
  • Electrocardiograma

El cardiólogo trató de posponer lo más posible la intervención porque las válvulas tienen una vida limitada, no duran para siempre.
Me sometieron a la cirugía de sustitución con una válvula humana, aunque ahora este tipo de válvulas ya no se implantan.

La cirugía se realiza:

  • Bajo anestesia general (por lo que no vi ni oí nada)
  • Con circulación extracorpórea

Hicieron una estereotomía para llegar al corazón.
La duración de la cirugía de sustitución de la válvula aórtica es de aproximadamente 4 o 5 horas.
Entré en el quirófano a las ocho de la mañana y me desperté a las cinco de la tarde aproximadamente.
En el quirófano hacía mucho frío.
Yo estaba en ayunas desde la noche anterior.
Cuando me desperté estaba “entubado”, fue una sensación desagradable.
Después de la cirugía, todos los días tenía fiebre.
Un día le dije a la enfermera que tenía la visión borrosa de en un ojo.
Me llevaron al oculista que detectó las esporas de la Cándida, se iban formando pequeños émbolos.

A partir de ahí me hicieron un ecocardiograma transesofágico, me dolió porque el médico inserta un dispositivo en la garganta.
Después de la primera intervención se produjo una infección por cándida en la válvula.
Recuerdo que me administraban un medicamento en una vena, pero me ocasionaba ardor en las venas y entonces cada vez tenían que cambiar el lugar de la inyección.
Debido a esta complicación tuve que repetir la operación después de unos 20 días.

 

Reemplazo de la válvula aórtica con catéter (TAVI)

Esta técnica quirúrgica se lleva a cabo en casos de estenosis aórtica.

Una técnica menos invasiva (reemplazo de la válvula aórtica con catéter) implica la sustitución de la válvula aórtica con una válvula protésica:

  • A través de la arteria femoral (acceso transfemoral)
  • Desde el vértice del ventrículo izquierdo del corazón (transapical)

TAVI, estenosis, sustitución, remplazo, catéter

Cuando la nueva válvula alcanza la posición correcta se expande un stent que se fija al calcio de la válvula estenosada.
La válvula estenosada permanece en el cuerpo, pero queda aplastada por la nueva.
Por lo general, la técnica TAVI se utiliza en los individuos que tienen mayor riesgo de complicaciones por la cirugía.

Los criterios para decidir si la cirugía está indicada son:

  • Los vasos sanguíneos tienen que permitir la introducción de catéteres, por lo tanto, el estado de salud tiene que ser bueno
  • Hay que revisar el tamaño de las aletas y excluir una oclusión de las arterias coronarias cuando se aprietan para insertar la válvula

Entre las contraindicaciones de esta cirugía se encuentran:

  • La liberación del calcio de válvula que entra en el torrente sanguíneo debido a que la válvula vieja se conserva y la nueva se implanta en el interior. El cardiólogo inserta un filtro para evitar que el calcio ocasione un émbolo (y un accidente cerebrovascular), pero el riesgo sigue existiendo
  • Un bloqueo de corazón, por lo que a veces hay que insertar un marcapasos si durante la operación se dañan las estructuras que controlan la actividad eléctrica del corazón
  • En la mitad de los casos, se produce una insuficiencia valvular

La operación dura unos 45 minutos, pero si el cirujano utiliza una válvula autoinflable (sin tener que hacer las suturas) la duración se reduce a unos 30 minutos.

Después de la cirugía, el médico puede prescribir un tratamiento con antibióticos antes de ciertos procedimientos médicos para evitar el riesgo de infección en el tejido cardíaco (endocarditis).

 

Estenosis aórtica severa: causas síntomas