Metástasis en el hígado: evolución y síntomas

Las metástasis hepáticas son tumores que se han propagado al hígado, pero que provienen de otros órganos del cuerpo.
Las células cancerosas que se encuentran en un cáncer de hígado metastásico no son auténticas células del hígado, sino que se trata de células de la parte del cuerpo en la que se origina el cáncer primario.
La mayoría de las veces, el cáncer de hígado es secundario.

Por lo general, al observarlas en el microscopio, las células de cáncer metastásico presentan el mismo aspecto que las células de cáncer original. Además, las células tumorales metastásicas y las células del cáncer original suelen tener ciertas características comunes, tales como la presencia de ciertas proteínas o alteraciones especificas del cromosoma.

 

Estadísticas sobre las metástasis hepáticas

El hígado es el segundo órgano más común con metástasis (propagación del cáncer), después de los ganglios linfáticos. Las metástasis hepáticas se han encontrado en el 30-70% de los pacientes que sufren un cáncer letal.
En el mundo occidental, las metástasis hepáticas son más comunes que el cáncer primario de hígado.
Las metástasis hepáticas son más frecuentes en pacientes de edades comprendidas entre 50 y 70 años en comparación con las personas ancianas.

 

Tumores que se diseminan al hígado

Las metástasis hepáticas solo se desarrollan si una persona ya padece cáncer. Algunos tipos de cáncer, como el cáncer gastrointestinal, tienen más probabilidades que otros de diseminarse al hígado. Los tumores que se pueden propagar al hígado proceden de:

Los tumores cerebrales son los únicos que no producen metástasis hepáticas.
El cáncer suele diseminarse al hígado porque éste crea un entorno adecuado para el crecimiento de las células cancerosas.
Las aberturas en las paredes de los vasos sanguíneos del hígado permiten que las células cancerosas se acerquen a las células funcionales del hígado (hepatocitos).
El hígado tiene una buena circulación sanguínea y proporciona a las células cancerosas los nutrientes y el oxígeno necesarios para el crecimiento.

Los órganos que desarrollan con mayor frecuencia las metástasis son:

 

Evolución de las metástasis hepáticas

Las metástasis hepáticas son un tejido extraño que crece dentro del hígado.
Estas formaciones pueden crecer o infiltrarse en otros órganos (propagación a través de los tejidos circundantes).
Las metástasis crecen y comprimen el tejido hepático circundante.
Por lo general, alrededor de la metástasis se forma una capa de tejido conectivo y el tejido circundante se degrada.
Las metástasis grandes pueden comprimir las ramas de la vena porta.

Dado que las metástasis hepáticas crecen con mucha rapidez pueden llegar a ser demasiado grandes e impedir el paso de los nutrientes transportados por el flujo sanguíneo, lo que provoca la muerte de la parte central del tejido.

Algunas metástasis pueden provocar calcificaciones que pueden detectarse fácilmente mediante una radiografía.
Entre las causas de muerte por metástasis se encuentran:

  • Compresión de la vena cava (que ipide que la sangre regrese hacia el corazón)
  • Obstrucción del drenaje de la sangre

 

Síntomas de metástasis hepática

Muchos pacientes con metástasis hepática no presentan síntomas o no son específicos, por lo que pueden atribuirse a diversas enfermedades.
Si se experimentan, entre los síntomas se encuentran:

Artículos Relacionados: