Moco en la orina

Foto: mujer joven, bella, verguenza

 

El moco en la orina puede ser un síntoma de enfermedades intestinales graves como el síndrome del intestino irritable o la colitis ulcerosa o puede ser síntoma de una enfermedad temporal e inofensiva.

 

¿Qué es el moco?

El moco es una sustancia líquida, pegajosa y espesa producida por la mucosa, el tejido que recubre la superficie interna de órganos como los pulmones, las vías urinarias y el intestino grueso (colon).

El moco es un líquido pegajoso de color blanco o amarillo que se encuentra en varios órganos del cuerpo, entre los cuales, los pulmones y el intestino grueso.

La mucosa es la encargada de producir el moco.

El moco protege la parte interna del intestino y lubrifica la zona por donde pasan las heces para que sean expulsadas con mayor facilidad.

 

La membrana mucosa también recubre la superficie interna de las vías urinarias, la vejiga y los uréteres.

La orina es ácida por naturaleza, por lo tanto, podría lesionar la pared interna del tracto urinario debido a su grado de acidez demasiado elevado.

Sin embargo, esto no ocurre ya que el tracto urinario está protegido por la mucosa que es muy espesa.

¿Entonces es normal tener moco en la orina? no es un problema si se detectan filamentos de moco en la orina, pero el moco en exceso puede ser un signo de una enfermedad del aparato urinario y/o del intestino grueso.

 

Generalmente, la orina es un líquido de color claro, sin embargo, si hay moco en la orina, esta puede volverse turbia.

 

¿Qué significa tener moco en la orina? Las causas.

 

Infección del tracto urinario: una infección bacteriana que afecta el aparato urinario puede provocar la presencia de moco en la orina. El aparato urinario está formado por los riñones, la vejiga, la uretra y los uréteres. Cualquiera de estos órganos puede estar afectado, pero generalmente, las bacterias afectan primero la vejiga y luego se expanden lentamente hacia las otras partes del aparato urinario. El ardor al orinar es un síntoma bastante común de las infecciones de las vías urinarias.

En este caso, los exámenes de orina detectan la presencia de leucocitos en la orina.

En caso de cistitis, también puede haber pus en la orina, que se vuelve de color oscuro.

Las infecciones de las vías urinarias no están causadas por las relaciones sexuales. De hecho, incluso los niños y las mujeres embarazadas pueden tener esta enfermedad.

Entre los recién nacidos, los hombres son los más afectados, mientras que, pasados los 12 meses, el moco en la orina es más común en las mujeres.

 

Enfermedades de transmisión sexual: se trata de infecciones causadas por las bacterias de la gonorrea o de la clamidia y se caracterizan por la pérdida de moco a través de la orina que sale por la uretra (un tubo por donde la orina sale del cuerpo). Debido al moco, la orina se vuelve amarilla y no de color claro como lo es normalmente.

Síndrome del intestino irritable (SII): el SII es un conjunto de trastornos intestinales que provocan una lesión temporal en el intestino grueso. Esta enfermedad se caracteriza por un aumento de la producción de moco por parte de la mucosa que se encuentra en el intestino. El moco en exceso se filtra en la uretra y por lo tanto aparece en la orina.

 

Colitis ulcerosa: en esta enfermedad, las mucosas del intestino no funcionan correctamente, por lo tanto, producen una cantidad anormal de moco.

Las personas que sufren de colitis ulcerosa presentan una inflamación de la membrana mucosa en la que se ve claramente la formación de úlceras.

Estas úlceras (que se desarrollan en la mucosa) producen una cantidad bastante grande de moco amarillento que se acumula en la uretra provocando la presencia de moco en la orina.

En las personas que padecen colitis ulcerosa también puede haber sangre en la orina.

 

Cáncer de uraco: el cáncer de uraco (también conocido como cáncer de la vejiga) favorece el crecimiento sin restricciones de las células anormales de la vejiga.

Este crecimiento maligno (que se observa en la vejiga urinaria) es una forma rara de cáncer que puede provocar una diuresis anormal.

Han sido analizadas las muestras de orina de algunas personas que padecen cáncer de uraco. Los resultados han detectado la presencia de moco, por esta razón hoy en día los médicos consideran la presencia de moco en la orina como un síntoma de cáncer de uraco.

 

Cálculos renales: estudios recientes (en los que se les ha realizado un examen de orina a un grupo de personas con cálculos renales) demuestran la presencia de moco en la orina. Además, la orina es de color amarillo oscuro y tiene un mal olor. Por esta razón, la orina turbia causada por el moco puede ser un síntoma de cálculos renales o de otro tipo de obstruciones similares.

Los cálculos estan formados por ácido úrico, oxalato de calcio o estruvita.

Esta obstrucción intestinal puede causar dolor de estómago y cólicos abdominales fuertes en los hombres y en las mujeres.

En algunos casos, es necesario realizar una intervención quirúrgica para remover los cálculos renales.

 

En la mayoría de los casos, las causas de la orina turbia indican que hay problemas en el aparato urinario.

De cualquier manera, hay que tener en cuenta que es muy importante beber agua.

Beber poca agua puede empeorar los síntomas asociados con las enfermedades urológicas.

Por el contrario, beber una cantidad adecuada de agua, purifica el aparato urinario y además ayuda a eliminar la infección.

Beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día aumenta la producción de orina y esto puede ayudar a curar la infección.

El moco trasparente que aparece en la orina de las mujeres puede estar producido por la vagina.

Generalmente, ocurre durante los días de la ovulación, es decir, por lo menos una semana después de la menstruación o aproximadamente dos semanas antes de la siguiente menstruación, si el ciclo menstrual es regular es decir que dura alrededor de 28 días.

Cuando la menstruación se termina puede que aparezca un moco de color marrón en la orina, en realidad se trata de pérdidas de sangre vieja.

 

Embarazo

Es normal que en una mujer embarazada haya moco en la orina.

Generalmente, durante el embarazo, el cuerpo expulsa algunas sustancias nutritivas y minerales que pueden hacer que la orina se vuelva turbia.

 

Diagnóstico del moco en la orina

 

Un examen de orina examina los diferentes componentes de la orina, que es un desecho de los riñones. El paciente puede realizarse exámenes de orina regularmente para detectar la causa de los síntomas.

El examen de orina puede contener información acerca de salud del paciente y de los posibles problemas que se puedan presentar.

Si en la orina hay restos de moco no hay de que preocuparse, pero si la cantidad de moco es demasiado abundante se recomienda intentar obtener mayor información.

Existen más de 100 tipos de exámenes de orina.

Un examen de orina de rutina incluye las siguientes pruebas:

 

·      Color

·      Claridad

·      Olor

·      Peso específico

·      pH

·      Proteínas

·      Glucosio

·      Nitritos

·      Esterase de leucocitos

·      Quetones

 

Análisis microscópica. En este examen la orina se introduce en una máquina especial (centrífuga) de modo que el material sólido (sedimentos) se deposite en el fondo.

El sedimento se esparce en el portaobjetos del microscopio y se examina.

Lo que se puede observar en el portaobjetos, a través de microscopio incluye:

 

·      Glóbulos rojos

·      Cálculos

·      Cristales

·      Bacterias, células de levaduras o parásitos

·      Células escamosas.

Cuando hay sospechas de que existe una infección de las vías urinarias, puede realizarse un cultivo de orina. Es negativo si los valores son inferiores a 100 bacterias por cada mililitro de orina.

 

Foto: moco en la orina, análisis

 

¿Qué se debe hacer? Tratamiento para el moco en la orina

 

Antes de comenzar el tratamiento para el moco en la orina, es importante conocer la cantidad de moco que se produce, es decir, si esta cantidad es leve o es abundante.

Esta cantidad puede conocerse gracias a exámenes de orina regulares, para que el tratamiento sea eficaz, hay que aumentar la cantidad de líquidos que se ingieren.

Al beber bastante agua, el cuerpo logra expulsar una gran cantidad de toxinas y de desechos que pueden ser dañinos para el organismo.

Además, la higiene personal es muy importante.

Hay que mantener limpia la zona de la ingle para poder eliminar el moco de la orina.

También es importante llevar ropa interior cómoda.

 

¿Cómo se puede eliminar el moco de la orina?

Después de que la enfermedad subyacente ha sido confirmada, las opciones de tratamiento pueden incluir medicamentos y antibióticos o cambiar la alimentación.

Antibióticos

Los antibióticos como la amoxicilina son la primera opción de tratamiento si el moco en la orina está causado por una infección del tracto urinario.

Esta infección está causada por el crecimiento de algunas bacterias y puede afectar cualquier parte del aparato urinario (riñones, vejiga, uretra, uréteres o próstata). Generalmente, una infección de las vías urinarias se caracteriza por micción dolorosa, dolor pélvico y por una necesidad incontrolable de orinar frecuentemente. Un ciclo de antibióticos por 7 días es suficiente para curar la infección.

Una infección causada por contacto sexual como la clamidia puede provocar la presencia de moco en la orina.

En este caso, el paciente también puede tomar antibióticos como Eritromicina, que ayudan a curar la infección dentro de una o dos semanas.

Tener relaciones sexuales con una pareja con clamidia es la razón por la que cada año, más de 3 millones de estadounidenses contraen esta infección.

Algunos de los síntomas más comunes que están asociados con las enfermedades de transmisión sexual son fastidio durante el acto sexual, micción dolorosa y pérdidas vaginales o a través del pene.

 

Cabios en la alimentación

La presencia de moco en la orina también puede estar causada por el síndrome del intestino irritable (SII) por lo tanto hay que remover de la dieta algunos alimentos que empeoran esta enfermedad.

Generalmente, las personas que padecen SII presenta hinchazón de estómago, dolor abdominal, flatulencia y disfunción intestinal que se manifiesta a través de estreñimiento o diarrea.

El SII afecta el funcionamiento normal del intestino grueso, por lo tanto, en los pacientes que padecen del síndrome del colon irritable, el intestino no funciona correctamente.

Dado que no se conoce la causa de esta enfermedad intestinal, el tratamiento se efectúa para aliviar los síntomas.

Si se eliminan de la dieta los alimentos que producen gases (como el brócoli, las coles y el coliflor) y las bebidas gaseosas, el paciente puede aliviar la hinchazón de estómago.

Se recomienda dejar de comer verduras crudas debido a que pueden provocar una acumulación de gases, y esto a su vez puede provocar molestias abdominales e hinchazón.

Además de los cambios en la alimentación, pueden prescribirse algunos medicamentos antidiarreicos o suplementos de fibras como el Metamucil, para restablecer las funciones intestinales normales.

Medicamentos antiinflamatorios

El moco en a orina también puede estar causado por colitis ulcerosa, una enfermedad en la que la pared del colon está infamada y llena de úlceras.

A esto le siguen la formación de úlceras en la pared interna del colon.

Las úlceras provocan lesiones en la mucosa del colon.

Esto, provoca una producción excesiva de moco que se mezcla con la orina.

Generalmente, el médico cura esta enfermedad inflamatoria que afecta el intestino grueso con medicamentos antiinflamatorios como la Salazopyrina, con corticoides y Mesalazina, que pueden ayudar a controlar los síntomas de la colitis ulcerosa.

 

Remedios naturales

 

Así se trate de una infección de las vías urinarias o de una simple gripe, para combatir cualquier tipo de infección es necesario reforzar el sistema autoinmune.

Esto se puede lograr fácilmente a través de una alimentación sana y dejando de fumar y de beber alcohol.

Por esta razón, hay que incluir muchas frutas y veduras en la alimentación para poder deshacerse de la infección lo antes posible.

Es importante comer ensaladas con verduras de hojas verdes y frutas como la naranja, la manzana y los arándanos para fortalecer las defensas y por lo tanto ayudar a eliminar la infección.

Además, cuando los resultados de los exámenes detectan la presencia de moco en la orina, hay que evitar por completo las relaciones sexuales sin preservativo.

Si no se tiene en cuenta esta medida de precaución durante las relaciones sexuales, la infección puede contagiar a la pareja.