Dolor en la rodilla en la parte interna

El dolor de rodilla puede estar causado por una lesión, como por ejemplo la rotura de un ligamento o de una parte del cartílago.

Existen enfermedades como artritis, gota y ciertas infecciones que pueden provocar gonalgia.
Generalmente, el dolor de rodilla no desaparece gracias a los remedios naturales. La fisioterapia y las rodilleras pueden ayudar a aliviar el dolor.

 

Luxación de la rodilla

 La luxación de la rodilla constituye una verdadera emergencia debido a que pone en peligro el miembro inferior.

Esta lesión no es común y ocurre debido a un traumatismo demasiado fuerte en la rodilla.

La luxación de la rodilla consiste en el desplazamiento de la parte inferior de la pierna respecto al muslo, por lo tanto, la tibia ya no coincide con el fémur.

A menudo se desgarran los ligamentos de la rodilla, aunque también pueden desgarrarse los nervios y las arterias.
Si las lesiones en las arterias no son tratadas, la parte inferior de la pierna se queda sin circulación sanguínea.
En este caso, puede ser necesario amputar la pierna.
Las lesiones nerviosas no ponen en peligro la vida de las personas pero provocan pérdida de fuerza y de sensibilidad.
Esta lesión puede estar causada por un accidente automovilístico o por un traumatismo debido a actividades deportivas.
Signos y síntomas
Las luxaciones de la rodilla son muy dolorosas y provocan una deformación evidente de la rodilla.
Muchas de estas luxaciones se reducen o se vuelven a alinear anatómicamente por sí solas.
Los pacientes afirman que cuando ocurre una luxación se logra escuchar un ruido sordo.
Tratamiento
El médico debe reducir la luxación inmediatamente, es decir, volver a colocar los huesos en su posición anatómica.
Después de la reducción, el paciente permanece bajo observación en el hospital en el que se realizan varias pruebas para cerciorarse de que no haya una lesión en las arterias o en los nervios.
Si hay una rotura de una arteria o de un nervio, hay que realizar una intervención quirúrgica.

 

Cuerpo extraño

A veces, en caso de una lesión, se despega un pedazo de menisco o del cartílago y queda libre dentro de la articulación.

Esto no necesariamente crea problemas, pero si el cuerpo extraño se encuentra en un lugar en que se afecta al movimiento articular de la rodilla, puede impedir la extensión o la flexión en la última parte del movimiento.

 

Dolor en la cadera o en el pie

En caso de dolor en la cadera o en el pie, generalmente, la persona empieza a cojear para no descargar el peso en las articulaciones en las que se siente el dolor.

Esta alteración en la marcha puede provocar una sobrecarga de peso en la rodilla.

En algunos casos, los problemas de la cadera o de los pies pueden provocar dolor en la rodilla.

 

Artrosis

Es el tipo de artritis más común, se trata de una enfermedad causada por el desgaste y por la laceración de la articulación.

La artrosis ocurre debido a que el cartílago de la rodilla se deteriora con el uso y con la edad.

El dolor nocturno indica que puede haber artrosis, aunque no es la única causa posible.

Los síntomas son dolor, limitación de los movimientos e hinchazón.

La humedad empeora esta enfermedad.

 

Artritis séptica 

A veces, la articulación de la rodilla puede estar infectada y esto provoca hinchazón, dolor y enrojecimiento.

Generalmente no ocurre ningún traumatismo que cause la aparición del dolor. Normalmente, las personas que padecen artritis séptica también presentan fiebre.

 

Síndrome de la plica medial rotuliana

plica, síndrome, rodilla, rotuliana

Síndrome de la plica medial rotulada

 

El síndrome de la plica medial rotuliana es una enfermedad causada por restos de tejido fetal en la rodilla.

La plica sinovial es una membrana que divide la rodilla en varios compartimentos durante el desarrollo del feto.

Las dimensiones de estas estructuras disminuyen durante el segundo trimestre del desarrollo fetal.

En los adultos, existen unos tejidos llamados “pliegues sinoviales” o plicas.

En algunas personas, la plica sinovial es más grande y puede inflamarse.

 

¿Qué es el síndrome de la plica de la rodilla?

 

La plica lateral interna de la rodilla se conoce como “plica medial”, y es el tejido sinovial que se inflama más fácilmente.

Para realizar el diagnóstico, el médico debe efectuar un examen clínico o una artroscopia de la rodilla.

Puede confundirse con una lesión del menisco o con una tendinitis rotuliana.

La RMN no siempre ayuda a efectuar el diagnóstico de síndrome de la plica.

 

El tratamiento incluye reposo y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Generalmente, estos remedios son suficientes para curar la inflamación.

A veces, puede ser beneficiosa una inyección de cortisona en la rodilla.

 

Si estas medidas no alivian los síntomas, el cirujano puede eliminar la plica.

Este procedimiento quirúrgico se realiza mediante artroscopia.