Dolor de riñones

El dolor de riñones puede ser un síntoma de varias enfermedades renales.
Los riñones son órganos vitales con forma de alubias que se encuentran a los lados de cuerpo.
Las principales funciones de los riñones son:

    • Mantener la homeostasis de los líquidos corporales
    • Filtrar la sangre
    • Eliminar las toxinas perjudiciales para el cuerpo a través de la orina
    • Controlar la concentración de electrolitos como sodio y potasio con objeto de mantener el equilibrio ácidas-base en el cuerpo

dolor de riñones

Localización del dolor de riñones

El riñón derecho se encuentra ligeramente más abajo que el izquierdo, debido a la presencia y forma del hígado.
Esta asimetría hace que sea aún más difícil determinar la ubicación, tanto en hombres como mujeres.
Los riñones están situados en el espacio retroperitoneal, que se encuentra justo debajo del diafragma a ambos lados.
Muchas mujeres confunden este dolor con el que experimentan una semana antes de que comience la menstruación.

Según la medicina china, los riñones son el depósito de energía del cuerpo y controlan la función sexual y reproductiva.

Signos y síntomas que aparecen junto con el dolor de riñones

Puede que se trate de una enfermedad de los riñones si aparece alguno de los siguientes síntomas:

¿Cómo se puede distinguir el dolor de riñones del dolor de espalda?

Generalmente, el dolor provocado por las enfermedades renales es grave y similar a los calambres, a diferencia del dolor sordo del dolor de espalda, de tipo musculoesquelético en la zona lumbar.

El dolor punzante y constante en cualquier posición y provocado por las enfermedades renales se conoce como cólico renal.
El dolor lumbar se deriva principalmente de un traumatismo en:

  • Músculos
  • Ligamentos
  • Discos intervertebrales

Si el paciente experimenta dolor al moverse (por ejemplo, cuando se agacha), lo más probable es que se trate de un dolor muscular y no un dolor de órganos.

Causas del cólico renal

El dolor de riñones se percibe en la espalda y en las caderas hasta la altura de la ingle. Suele tratarse de un dolor agudo y angustioso.
Entre las enfermedades que pueden provocar este dolor se encuentran:

Infección renal: también conocida como pielonefritis, es un tipo de infección bacteriana del tracto urinario (UTI) que provoca dolor e inflamación renal. La cápsula sensible al dolor que se encuentra alrededor de los riñones se extiende y los riñones se hinchan.
La infección puede ser aguda o crónica. La probabilidad de contraer una infección renal es muy elevada si la persona padece cálculos renales. La infección provoca hinchazón de los riñones y la consecuencia es un fuerte dolor.
Los síntomas principales son dolor de estómago, de espalda y en los costados derecho o izquierdo.
En caso de infección, el dolor es intenso y puede provocar el entumecimiento de la zona afectada. Esto puede ir acompañado de fiebre alta y de orina con mal olor.
Los niños también pueden padecer una infección renal.
El tratamiento para la infección renal consiste en la prescripción de antibióticos. El médico también puede suministrarle al paciente analgésicos para aliviar el dolor.

Cálculos renales

Cálculos renales: una de las causas más frecuentes del dolor de riñones son los cálculos renales. Éstos se derivan de la cristalización de la orina en pequeñas sustancias duras como piedras, lo que se produce por la alteración del equilibrio entre los líquidos y los minerales. Existen distintos tipos de cálculos renales que pueden desarrollarse en función de la cantidad variable de determinadas sustancias presentes en la orina.
La arenilla es un tipo de arena formada por cálculos muy pequeños.
Si los cálculos son grandes y duros pueden obstruir los uréteres interrumpiendo el flujo de orina. Por consiguiente, el cuerpo no logra excretar la orina y los riñones se hinchan.
El dolor de riñones debido a los cálculos renales se considera un tipo de cólico.

Los síntomas son:

  • El dolor se origina en el costado derecho o izquierdo y se extiende hacia abajo a medida que las piedras se desplazan hacia la vejiga
  • Las personas que padecen cálculos renales pueden experimentar náuseasvómito
  • El dolor es lancinante y continuo, se siente incluso al respirar y puede aparecer de noche
  • Sangre en la orina
  • Orina de color oscuro
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Dolor durante la micción

Los cálculos renales pueden tratarse con medicamentos o extirparse quirúrgicamente.
El médico prescribe medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para aliviar el dolor.

Infección del tracto urinario (UTI): las UTI son otra de las causas más comunes del dolor de riñones, especialmente en las mujeres.
Las bacterias gramnegativas son la causa principal de las UTI. La infección afecta a la vejiga y se conoce como cistitis. Esta infección también puede extenderse hasta los riñones.
Entre los síntomas se encuentran:

El médico puede prescribir antibióticos para curar esta enfermedad.

Causas del dolor sordo en los riñones

Generalmente, el dolor de riñones es muy fuerte e intenso.
Sin embargo, algunas personas también pueden experimentar un dolor sordo.
Existen ciertas enfermedades que pueden provocar este tipo de dolores renales.

Riñón poliquístico, PKD

  • Enfermedad poliquística renal (PKD): enfermedad renal genética que provoca el agrandamiento de los riñones a raíz de la formación de un gran número de quistes a lo largo de varios años.
    La PKD puede provocar dolor sordo e intenso en los riñones, que se percibe en la zona anterior del abdomen y en la espalda, así como sangre en la orina, presión alta y necesidad de orinar con frecuencia.
    Las complicaciones pueden ser infecciones urinarias e insuficiencia renal.
    Los tratamientos para la PKD son la diálisis y el trasplante de riñón.
  • Cáncer de riñón: en muy pocas ocasiones, el tumor se expande tanto que alcanza a la cápsula renal haciendo que ésta se estire demasiado. Esto puede provocar un dolor intenso y lancinante.
    Con todo, el tumor puede extirparse a través de una intervención quirúrgica.
  • Obstrucción del flujo de orina: algunas enfermedades como la uropatía obstructiva crónica bilateral o el agrandamiento de la próstata pueden bloquear el flujo de orina.
    El tratamiento más adecuado depende de la causa que provoca la obstrucción.
  • Un traumatismo puede provocar dolor de riñones. No necesariamente debe ser directo, también puede tratarse de una caída desde arriba o de un golpe sobre el hueso sacro.
  • Una alimentación rica en proteínas puede sobrecargar los riñones y provocar dolor, razón por la cual se recomienda comer poca carne, pescado y huevos.
  • Las lesiones y enfermedades renales (como por ejemplo la insuficiencia renal aguda o crónica) pueden ocasionar dolor en los riñones.
  • Con frecuencia, la insuficiencia renal se define como un enfermedad silenciosa ya que no suele notarse en las primeras fases.
    Las personas que padecen bloqueo renal pueden experimentar dolor.
  • Otras causas del dolor de riñones son la tuberculosis y los quistes renales simples.

Dolor de riñones durante el embarazo

El dolor renal al inicio del embarazo es un dolor lancinante en la parte baja de la espalda o del abdomen.
Puede deberse principalmente a dos factores: una infección de las vías urinarias o una infección del riñón.
Es muy importante reconocer los síntomas de estas enfermedades y comenzar el tratamiento de inmediato, porque ambas enfermedades pueden ser mortales para la mujer embarazada y su bebé.
El dolor en la zona renal puede ser uno de los síntomas de las primeras semanas de embarazo, junto con:

La aparición de este síntoma no significa necesariamente que la mujer está embarazada. Algunas mujeres padecen dolor de riñones durante la ovulación o unos días antes de la menstruación.

Riñones, dolor, mañana

Dolor de riñones por la mañana

Cálculos renales
Esta enfermedad provoca un fuerte dolor de riñones, dolor en la parte baja del abdomen y dolor de espalda.
El exceso de calcio y de ácido úrico en los riñones se acumula en el cuerpo formando piedras.
Las personas que beben pocos líquidos tienen una probabilidad más alta de desarrollar esta enfermedad. También puede producirse tras una carrera muy larga que da lugar a la deshidratación.
El dolor puede variar dependiendo de las dimensiones de los cálculos.
Los síntomas más comunes de los cálculos renales son:

  • Cólico renal hasta que el cálculo llega a la vejiga, luego el dolor desaparece de repente
  • Dificultad al orinar
  • Dolor al orinar

Infección renal
La infección renal o pielonefritis es otra de las causas principales del dolor de riñones matutino.
Esta infección bacteriana se desarrolla cuando la orina vuelve al uréter.
Las personas que padecen cálculos renales tienen un riesgo mayor de desarrollar infecciones en los riñones.
Algunos síntomas de las infecciones renales son los siguientes:

  1. Fuerte dolor abdominal y de espalda
  2. Dolor al orinar
  3. Escalofríos
  4. Náuseas
  5. Vómito
  6. Fiebre alta

Infección del tracto urinario (UTI)
Se trata de una infección bacteriana que se desarrolla en las vías urinarias.
De acuerdo con la medicina convencional, la bacteria Escherichia coli (E. Coli) es la causa más común de esta infección, especialmente entre las mujeres.
Los síntomas más significativos que caracterizan las UTI son:

  1. Presencia de sangre en la orina o hematuria
  2. Dolor de riñones
  3. Dificultad al orinar

Cáncer de riñón
El aumento descontrolado y la multiplicación de las células en el cuerpo crecen provocan el tumor. No se conoce con exactitud la causa del cáncer de riñón.
El carcinoma de células renales (RCC) es el tipo de tumor renal más común.
Algunos síntomas de la neoplasia renal son:

  1. Dolor bajo las costillas del lado derecho e izquierdo
  2. Dolor en la parte inferior de la espalda
  3. Cansancio
  4. Pérdida de peso
  5. Fiebre
  6. En fase avanzada, se percibe un bulto a la altura de la cadera
  7. Presencia de sangre en la orina o hematuria

¿Qué se debe hacer? Tratamiento para el dolor de riñones

Se debe realizar una consulta médica detallada para diagnosticar la enfermedad.

  • La administración de analgésicos para aliviar el dolor no es el mejor tratamiento para estas enfermedades.
  • El médico puede recetar paracetamol (Apiretal) y un antiespasmódico (Buscapina) para la fiebre y los cólicos renales.
  • Los medicamentos antiinflamatorios reducen la inflamación, como por ejemplo el ketoprofeno (Adolquir) que puede disminuir el dolor y la hinchazón.
  • El uso de antibióticos es eficaz para eliminar la infección bacteriana, mientras que se requiere terapia extensiva para los problemas renales graves.
  • Si el paciente padece ataques de dolor reiterados, el médico puede analizar las condiciones de salud del paciente y recomendarle algunas opciones de tratamiento, como por ejemplo la diálisis o una intervención quirúrgica.
  • La litotripsia extracorpórea por ondas de choque o la nefrolitotomía percutánea extraen los cálculos renales. La litotripsia utiliza ondas de choque para destruir los cálculos renales, mientras que la nefrolitotomía percutánea es un procedimiento por el que se introduce un pequeño instrumento quirúrgico, llamado nefroscopio, a través de una incisión pequeña en la parte posterior del riñón para extirpar las piedras que se encuentran en su interior.

Analgésicos, riñones

Dieta y alimentación para el dolor de riñones

Aunque el tratamiento farmacológico y las otras opciones de tratamiento pueden curar las enfermedades renales, los cambios en el estilo de vida son esenciales.
Algunos de los siguientes remedios naturales pueden ayudar a aliviar la intensidad del dolor, mientras que otros previenen que el dolor vuelva a aparecer.

Existen dos tipos de dieta que han ayudado a muchas personas a resolver los problemas renales:

  1. Dieta del grupo sanguíneo del Dr. D’Adamo
  2. Dieta vegana/crudista recomendada por los higienistas y los médicos naturales

Dieta del grupo sanguíneo
De acuerdo con este tipo de alimentación, algunos alimentos pueden provocar síntomas y enfermedades únicamente a las personas de un grupo sanguíneo, mientras que los demás los pueden consumir.

Sin embargo, algunos alimentos pueden provocar problemas en los riñones a todos los grupos, por ejemplo:

  • Leche y productos lácteos, ya que pueden provocar la formación de quistes renales
  • Dulces cremosos
  • Todos los cereales, especialmente los que tienen gluten
  • Té y café
  • Fruta, en algunos casos se recomienda cocinarlas

No es necesario beber mucha agua, medio litro al día es más que suficiente.

Alimentación vegana/crudista
De acuerdo con la medicina natural de Lezaeta y el higienismo de Shelton, las infecciones no tienen su origen en la transmisión de bacterias, hongos, parásitos, etc., sino en la digestión de proteínas animales que provocan la putrefacción intestinal y los síntomas.
La consecuencia es la formación de un ambiente adecuado para el crecimiento y la proliferación de estos microorganismos que sirven al cuerpo para la digestión y para eliminar los residuos.

Según esta teoría, el tratamiento de las infecciones, cálculos, quistes, etc. consiste en:

  1. En la fase aguda, el paciente puede ayunar si no presenta contraindicaciones tales como embarazo, trasplante de órganos, bulimia o tumores que provocan una fuerte debilidad.
  2. En la fase subaguda se debe seguir una dieta basada en frutas y verduras crudas, legumbres, semillas y frutos secos.

Los productos procesados, los  dulces y los condimentos se deben retirar de la dieta.
La carne y las proteínas de origen animal ralentizan la digestión y provocan la putrefacción en los intestinos, por lo que es mejor evitarlos.

En base a las teorías higienistas, se debe beber poco, porque la fruta ya contiene mucho líquido.

Alimentación según la medicina convencional

Beber agua
De acuerdo con la medicina convencional, si las personas no beben una cantidad adecuada de líquidos, las sales minerales que se encuentran en la orina tienden a cristalizarse y a transformarse en cálculos renales.
El aumento del aporte de líquidos favorece la eliminación de la piedra a través de la orina.
Frutas como las uvas, la sandía y los arándanos tienen un alto contenido en agua y una función diurética.
Por lo tanto, el consumo de estas frutas es muy beneficioso.

El zumo de limón puede ayudar a romper los cálculos renales.
La sandía ayuda a aumentar la acidez de la orina y elimina las bacterias que podrían provocar infecciones renales.

Alimentos que se deben evitar
De acuerdo con la medicina tradicional, los alimentos ricos en oxalato de calcio pueden aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales, por lo que se deben evitar.

Además, se debe limitar el consumo de los siguientes alimentos:

  • Garbanzos
  • Acelgas
  • Espinacas
  • Gombo
  • Boniato
  • Coco
  • Coliflor
  • Nabo
  • Zanahorias

También se debe reducir el consumo de té y café, ya que las bebidas que contienen cafeína pueden provocar deshidratación.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.