Inflamación del nervio ciático

A continuación se mencionan las causas de la inflamación del nervio ciático y los tratamientos más eficaces, incluyendo los ejercicios para realizar en casa.
El dolor se percibe:

 

Algo de anatomía

El nervio ciático está compuesto por fibras nerviosas que salen de los nervios del plexo lumar y ciático (L4, L5, S1, S2, S3).
El nervio tiene el siguiente recorrido: pasa por el glúteo delante del piriforme, en la parte posterior de la pierna y de la pantorrilla hasta llegar a los dedos del pie.

 

inflamación del nervio ciático, ciática, hernia, dolor, piernaCausas de la inflamación del nervio ciático

Un traumatismo o una presión sobre el nervio ciático son las dos primeras causas desencadenantes de la ciática.
Otras causas de ciática son las siguientes:

  • Hernia de disco en la región lumbar, produce una compresión de los nervios que salen de la columna vertebral (Hertling – 1990).
    Sin embargo, muchas mujeres embarazadas con protusión discal y alteraciones anatómicas no tienen síntomas.
    Por lo tanto, es muy importante cerciorarse que los resultados de la resonancia coincida con los síntomas del paciente (LaBan et Al. 1995).
  • Postura incorrecta y estilo de vida sedentario.
  • Cáncer cerca del nervio ciático, por ejemplo un neuroma.
  • Embarazo, el embarazo y el sobrepeso ejercen mucha presión sobre la columna vertebral.
  • Estenosis del canal lumbar con estrechamiento del canal vertebral.
  • Síndrome del piramidal (Synek – 1987).
    El músculo piriforme es un músculo pequeño de la cadera que hace que la extremidad inferior pueda moverse. El nervio ciático pasa por este músculo o por debajo de éste. La rigidez de esta estructura puede producir dolor y ciática.
  • Traumatismo, si el golpe es fuerte, puede que se produzca un daño en los nervios. Los fragmentos de una vértebra con fractura también pueden comprimir los nervios y producir dolor.
  • El nervio ciático también puede sufrir una lesión durante el parto en uno de cada 2530 casos (Holdcroft – 1995).
    La posición de litotomía (la que adopta la mujer durante el parto) puede provocar un estiramiento o una compresión del nervio ciático. Para prevenir este problema es necesario doblar bien las rodillas y la cadera, evitando una rotación externa excesiva de la cadera (Aminoff – 1989).
  • Espondilolistesis – la espondilolistesis es una enfermedad degenerativa del disco y se produce cuando una vértebra se desliza hacia adelante, respecto a la de abajo. Puede que el hueso comprima el nervio.

 

Dolor del nervio ciático durante el embarazo

La inflamación del nervio ciático durante el embarazo se produce:

  1. Cuando el útero ejerce presión sobre el nervio a raíz de su agrandamiento por el crecimiento del niño.
  2. Debido a isquemia (disminución de la circulación de sangre) en las estructuras nerviosas, provocada por la presión que ejerce el útero sobre la vena aorta y la vena cava cuando la mujer está en posición decúbito supino, es decir, acostada boca arriba (Ashkan – 1998).

Además, puede tratarse de una respuesta de los músculos esqueléticos a:

  1. Desplazamiento del centro de gravedad
  2. Factores hormonales que regulan la relajación de los ligamentos
  3. Alteraciones en las articulaciones de la pelvis
  4. Aumento de peso (Varner – 1990)

El dolor en los nervios es diferente con respecto a los calambres o al dolor lumbar.
El dolor de espalda es común durante el embarazo (50-70%) y suele comenzar la semana 20 y la veintiocho de gestación (P Katonis et Al. 2011).
La inflamación del nervio ciático no es tan común, ocurre solo en el 1% de los casos, aproximadamente (Sabino – 2008).

 

Síntomas de la inflamación del nervio ciático

Entre los síntomas se encuentran:

  1. Dolor de espalda – es un dolor agudo que empieza en la parte baja de la espalda y desciende hasta las piernas
  2. Debilidad muscular en las extremidades inferiores
  3. Hormigueo en el pie
  4. Pérdida de sensibilidad
  5. Pérdida de fuerza
  6. Pérdida de los reflejos de los tendones (por ejemplo, el reflejo rotuliano)
  7. Escozor
  8. Limitaciones de movimiento. El paciente puede quedarse bloqueado inmóvil sobre todo a la hora de inclinarse hacia adelante o hacia un lado (puede ser el lado sano o el lado afectado).

El síntoma más común es la lumbalgia (dolor de espalda) y el dolor en la pierna a lo largo del nervio.
Puede que el dolor no se perciba a lo largo de todo el nervio. Así pues, algunas personas sólo perciben dolor en el glúteo y en la pierna.
El dolor en la pierna suele empeorar cuando el paciente se queda sentado o de pie 10 minutos por lo menos.
Los síntomas pueden reducirse al andar o al estar tumbados en la cama.

En los casos más graves, además del dolor de piernas, también puede que haya incontinencia urinaria o fecal.

 

nervio-ciático-pie-pierna

Diagnóstico de la inflamación del nervio ciático

Revisar el historial médico (historia clínica) y valorar los síntomas es lo primero que se debe hacer y esto suele ser suficiente para el diagnóstico.
En la fase aguda, los exámenes diagnósticos están indicados solo en caso de signos de alarma, por ejemplo:

  1. Infecciones
  2. Fracturas de los huesos, por osteoporosis
  3. Sospechas de tumor
  4. Hernia de disco (Koes – 2007)

En estos casos, pueden realizarse:

 

¿Qué hacer? Tratamiento para la inflamación en el nervio ciático

El tratamiento depende de la causa de la enfermedad.
Sin embargo, no es posible curar un dolor de espalda que ha comenzado hace mucho tiempo a través de medicamentos o de manipulación física.
Por lo general, es necesario realizar cambios en el estilo de vida y en la alimentación para obtener mejorías a largo plazo.

Las actividades aeróbicas ligeros como caminar, practicar natación, equitación y montar en bicicleta favorecen la recuperación.
La falta de ejercicio físico debilita los músculos.
Los músculos abdominales y lumbares soportan y protegen las articulaciones de la columna vertebral.
Los ejercicios para su fortalecimiento son útiles para la recuperación y la prevención.
Los ejercicios del yoga y de pilates fortalecen los músculos y están entre los tratamientos más eficaces para obtener resultados a largo plazo.

La cirugía tiene que ser la última opción.

 hernia, protrusión , artrosis, huesos adicionales, espaldaTratamiento sin cirugía para la inflamación en el nervio ciático

Para encontrar alivio en caso de ciática aguda, el médico recomienda los siguientes medicamentos:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, por ejemplo Dexketoprofeno (Orudis) o el diclofenaco (Voltaren),
  • Cortisona, por ejemplo betametasona (Urbason)
  • Miorrelajantes, por ejemplo tiocolchicósido (Adalgur)

El médico suele recetar una inyección de antiinflamatorio junto a un miorrelajante, por ejemplo: Adalgur y Voltaren.
Si estos principios activos no logran reducir el dolor, el médico puede inyectar cortisona.

Estos tratamientos sólo proporcionan un alivio temporal porque no hacen que las causas del problema desaparezcan. Puede que el trastorno vuelva a aparecer.

La terapia física reduce el dolor en el nervio. Según los especialistas, la fisioterapia y la terapia física son las mejores opciones para este trastorno.

La actividad física constante y los ejercicios ayudan a fortalecer los músculos de la espalda, del abdomen y a corregir la posición del paciente.
La fisioterapia y los ejercicios para la postura corporal reducen el dolor causado por la compresión del nervio ciático.

Al principio, sólo se deben realizar ejercicios ligeros para la espalda. Inicialmente, para aliviar el dolor del nervio ciático, se aconsejan las siguientes actividades:

  • Fortalecimiento muscular
  • Caminar despacio
  • Ejercicios aeróbicos de baja intensidad

Mantener una circulación sanguínea adecuada es fundamental para eliminar la inflamación.
La mejor manera para estimular la circulación es dar caminatas largas.
Al caminar, se contraen los músculos de la pantorrila y esto bombea la sangre desde las piernas hacia el corazón.
Por lo tanto, se recomienda caminar durante por lo menos 30 minutos en la mañana y 30 minutos en la tarde.

Antes de empezar la terapia física, hay que consultar al médico de cabecera o a un especialista.

Tratamiento para el síndrome del piramidal
Los tratamientos más indicados para el síndrome del piramidal son:

  1. Fisioterapia
  2. Inyecciones de toxina botulínica
  3. Cirugía (Fishman – 2002)

 hernia de disco, lumbarIntervención quirúrgico para la inflamación en el nervio ciático

La cirugía tiene que ser el último recurso y hay que recurrir a la intervención quirúrgica siempre que todas las demás opciones no hayan conseguido reducir el dolor y hacer que no volviera a aparecer el problema.
El médico aconseja una intervención urgente para la hernia de disco o para la estenosis del canal lumbar si el paciente sufre de incontinencia intestinal o de la vejiga acompañada por debilidad muscular en las piernas.

 

Remedios naturales contra la inflamación del nervio ciático

Quiropráctica
Un quiropráctico muy experto puede curar el dolor en el nervio ciático, desbloqueando algunas articulaciones de la columna vertebral.
¿La manipulación física que realiza el quiropráctico puede eliminar la inflamación del nervio ciático? Depende, puede ser eficaz en caso de que el dolor:

  1. Haya comenzado hace menos de un mes
  2. Esté causado por un traumatismo (sin lesiones) o por un movimiento incorrecto

Si el dolor ha comenzado hace meses o años, puede volver a manifestarse.

Osteopatía
La osteopatía prevé el uso de las manos y es muy útil porque relaja el nervio.
El nervio ciático puede resultar comprimido:

  • En la columna vertebral
  • Por algunos ligamentos en las caderas
  • Por el músculo piriforme
  • Detrás del bíceps femoral
  • En el hueco popliteo cerca del extremo del peroné (éste se llama ciático popliteo externo)

El osteópata desbloquea las articulaciones hace los músculos que estiran o comprimen el nervio se relajen.

Masajes para que desaparezca el dolor por ciática.
El masaje hace que los músculos de la espalda se relajen porque la circulación sanguínea mejora.

Alimentos antiinflamatorios
Algunos de los alimentos con propiedades antiinflamatorias son:

  • Guisantes
  • Espinacas
  • Garbanzos
  • Nueces
  • Semillas de soya
  • Ajo
  • Perejil
  • Verduras de hoja verde
  • Hortalizas frescas

Acupuntura
La acupuntura es un tratamiento muy eficaz. El acupuntor clava unas pequeñas en puntos específicos para balancear el flujo energético del cuerpo.

 

Ejercicios para curar la ciática

Para aliviar el dolor producido por la ciática, se recomienda realizar ejercicios en los que hay que extender la columna vertebral, excepto en caso de:

  1. Espondilolitesis
  2. Estenosis lumbar

Para reducir los síntomas, el paciente tiene que fortalecer los músculos del abodmen y de la espalda.
La rigidez del cuerpo y el estilo de vida sedentario hacen que la situación empeore.

Extensión desde tumbado – ejercicio mckenzie

  • Hay que empezar acostados boca abajo y con las manos sobre la esterilla a la altura de los hombros
  • Las piernas deben estar estiradas y separadas
  • Utilizado exclusivamente la fuerza de los brazos, despegar los hombros de la esterilla (arqueando la espalda)
  • Mantener esta posición durante 1 segundo y luego regresar a la posición inicial
  • Repetir el ejercicio 10 veces

extensione boca abajo, esercizio mckenzie

Relajarse durante la extensión en el balón fitball
Este ejercicio hace que el raquis se extienda.

  • El paciente se sienta en el balón de fitball y se desliza hasta apoyar la espalda en el balón.
  • Hay que levantar los brazos paulatinamente por detrás de la cabeza y hay que intentar tocar el suelo.
  • Se debe mantener esta posición durante 2 minutos.

Ejercicio en extensión para la inflamación del nervio ciático

Arquear la espalda desde sentados
Hay que ponerse de rodillas para tocar los tobillos encorvandohacia atrás la espalda.
El paciente dobla la cabeza hacia atrás y mira hacia arriba.

Puente
El ejercicio empieza desde sentados con las rodillas dobladas y la planta de los pies sobre la esterilla.
Levantar las caderas y los glúteos del suelo.
Hay que mantener esta posición durante un minuto y repetir el ejercicio 3-4 veces cada dos minutos.

extensión de la espalda desde acostados y el puente

Ejercicio del gato (beneficioso durante le embarazo)
Este ejercicio se conoce como “ejercicio del gato”.

  • Hay que ponerse de cuatro patas con las manos y las rodillas bien apoyadas en el suelo.
  • El fémur crea un ángulo recto con la tibia.
  • Hay que asegurarse de que la espalda y el tracto lumbar estén rectos.
  • Inspirar y relajar la barriga con la cabeza mirando hacia arriba.
  • Exhalar lentamente y contraer el abdomen mientras la cabeza se dirigehacia el suelo.

ejercicio-gato

Abdominales en el balón fitball
Este ejercicio es útil para la ciática. Además, logra fortalecer los músculos lumbares y sobre todo los abdominales.
Hay que mantener la posición con:

  • Las piernas apoyadas en el balón fitball
  • Las palmas de las manos en el suelo

Es como si estuviéramos boca abajo pero sólo apoyando las manos y las piernas en el suelo.
¡Atención! algunas personas sienten dolor al realizar este ejercicio, en este caso se recomienda abstenerse de hacerlo.
Hay que repetir este ejercicio 2 veces y mantener la posición durante 30 segundos.

Relajación del músculo piriforme

  • Hay que empezar desde sentados sobre el rodillo de espuma con la el pie de la pierna que no está afectada tsobre la esterilla para ejercicios.
  • Hay que cojer el tobillo de la pierna afectaday apoyarla sobre la rodilla de la otra pierna.
    El glúteo de la pierna en la que se pecibe el dolor debe permanecer apoyada sobre el rodill de espuma.
  • Realiza movimientos lentos y cortos de pocos centímetros de adelante hacia atrás sobre el rodillo de espuma

rodillo de espuma para ejercicios del piramidal

 

¿Qué hay que evitar en caso de inflamaciónd el nervio?

Hay que evitar los ejercicios de estiramiento.
Muchas personas se equivocan al pensar que el estirameinto es un tratamiento para la inflamación del nervio o que entre más flexibilidad tengan mejor será su estado de salud.
En realidad, suele suceder el contrario, es decir:

  1. El estiramiento pasivo de un músculo adolorido empeora el dolor
  2. Las personas con mayor flexibilidad en los músculos tienen las mismas probabilidades que las demás personas de desarrollar trastornos de los músculos esqueléticos

Durante la fase aguda (en los primeros días) hay que evitar algunos ejercicios de culturismo, sobre todo las sentadillas y la máquina leg-press.
Cuando el dolor disminuye, es posible comenzar a fortalecer paulatinamente los músculos de las piernas.

¿Frío o calor?
Nunca hay que poner hielo en la espalda.

Cuidado con los medicamentos
Las estatinas, por ejemplo, pueden provocar dolores y debilidad muscular en las piernas que puede convertirse en rabdomiolisis (un síndrome grave que provoca lesiones en las fibras musculares).
En este caso, hay que consultar a un médico para cambiar el medicamento o para cambiar el tratamiento.

Alimentos que favorecen la inflamación
Según la dieta del grupo sanguíneo (una de las más eficaces), algunos alimentos pueden causar o favorecer la inflamación de las articulaciones, de los músculos y de los nervios.
En particular, se recomienda evitar el consumo de los siguientes alimentos:

  1. Todos los cereales con glúten (pasta, pan, pizza, galletas, etc.)
  2. Leche y productos lácteos
  3. Carne de cerdo

Si evitar esto no es suficiente, es necesario realizar algunas prubas excluyendo de la dieta uno a uno los siguientes alimentos:

  1. Café
  2. Algunas frutas

 

¿Cuánto dura la inflamación del nervio ciático? Tiempo de recuperación

El tiempo de recuperación depende de la gravedad de la enfermedad.

  1. En algunos casos, el paciente mejora casi por completo al cabo de 2-3 días, ya que la inflamación desaparece.
  2. Normalmente, la recuperación tarda de 3 a 4 semanas, gracias a los tratamientos adecuados.
  3. Después de la cirugía, para una recuperación completa hacen falta casi dos meses. No obstante, el paciente suele esperar mucho antes de recurrir a la cirugía.

 

Bibliografía

1) Pregnancy and low back pain. Jennifer Sabino and Jonathan N. Grauer. Curr Rev Musculoskelet Med. 2008 Jun; 1(2): 137–141.
2) Prevalence of back pain in pregnancy. Ostgaard HC1, Andersson GB, Karlsson K. Spine (Phila Pa 1976). 1991 May;16(5):549-52.
3) Pregnancy-related low back pain. P Katonis, A Kampouroglou, A Aggelopoulos, K Kakavelakis,S Lykoudis, A Makrigiannakis, and K Alpantaki. Hippokratia. 2011 Jul-Sep; 15(3): 205–210.
4) Abnormal magnetic-resonance scans of the lumbar spine in asymptomatic subjects. A prospective investigation. Boden SD, Davis DO, Dina TS, Patronas NJ, Wiesel SW J Bone Joint Surg Am. 1990 Mar; 72(3):403-8.
5) Magnetic resonance imaging of the lumbar spine in people without back pain. Jensen MC, Brant-Zawadzki MN, Obuchowski N, Modic MT, Malkasian D, Ross JS. N Engl J Med. 1994 Jul 14; 331(2):69-73.
6) Magnetic resonance imaging of the lumbar herniated disc in pregnancy.LaBan MM, Viola S, Williams DA, Wang AM. Am J Phys Med Rehabil. 1995 Jan-Feb; 74(1):59-61.
7) Pregnancy and disorders of the nervous system. In: Aminoff MJ, editor. Neurology and general medicine; the neurological aspects of medical disorders. New York: Churchill Livingstone; 1989. pp. 487–503.
8) Holdcroft A, Gibberd FB, Hargrove RL, Hawkins DF, Dellaportas CI. Neurological complications associated with pregnancy. Br J Anaesth. 1995 Nov; 75(5):522-6
8) Varner M. General medical and surgical diseases in pregnancy. In: Scott JR, Disaia PJ, Hammond CB, Spellacy WN, editors. Danforth’s obstetrics and gynecology. Philadelphia: Lippincott; 1990. pp. 495–533.
10) Back pain during pregnancy: a prospective study.Kristiansson P, Svärdsudd K, von Schoultz BSpine (Phila Pa 1976). 1996 Mar 15; 21(6):702-9.
11) Prevalence of lumbosacral intervertebral disk abnormalities on MR images in pregnant and asymptomatic nonpregnant women.Weinreb JC, Wolbarsht LB, Cohen JM, Brown CE, Maravilla KR. Radiology. 1989 Jan; 170(1 Pt 1):125-8
12) Back pain during pregnancy and after childbirth: an unusual cause not to miss. Ashkan K, Casey AT, Powell M, Crockard HA. J R Soc Med. 1998 Feb; 91(2):88-90.
13) The pyriformis syndrome: review and case presentation. Synek VM. Clin Exp Neurol. 1987; 23():31-7.
14) The lumbar spine. In: Hertling D, Kessler RM, editors. Management of common musculoskeletal disorders; physical therapy principles and methods. Philadelphia: Lippincott; 1990. pp. 542–627.
15) BOTOX and physical therapy in the treatment of piriformis syndrome. Fishman LM, Anderson C, Rosner B. Am J Phys Med Rehabil. 2002 Dec; 81(12):936-42.
16) Sciatica. Valat JP1, Genevay S, Marty M, Rozenberg S, Koes B. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2010 Apr;24(2):241-52.