¿Por qué estoy siempre cansado?

Una persona que se siente siempre cansada a menudo no sabe el porqué, incluso después de muchos exámenes médicos y pruebas, eldoctor no encuentra el diagnóstico correcto.

 

Esta situación es muy frustrante.

 

En algunos casos este síntoma es debilitante y el paciente se presenta en el ambulatorio diciendo:

 

  • Estoy cansado,
  • Me siento flojo y débil,
  • Tengo sueño aunque duermo.

 

 

 

En los niños la edad más común en la que se presenta es entre los 13 y los 15 años de edad, pero también puede ocurrir antes de esa edad.

 

Causas del síndrome de fatiga crónica

La apatía no está causada por un solo factor sino que existen varias causas.

 

Enfermedades

La fatiga extrema puede ser un síntoma de algunas enfermedades, como por ejemplo:

  1. Anemia
  2. Diabetes
  3. Hipotiroidismo
  4. Enfermedades cardíacas
  5. Problemas pulmonares, renales o del hígado
  6. Tumor en edad avanzada
  7. Lupus eritematoso sistémico
  8. Mononucleosis infecciosa
  9. Virus de Epstein-Barr
  10. Enfermedades renales
  11. Hepatitis
  12. Gripe
  13. Bronconeumopatía crónica obstructiva (BPCO)
  14. Fibromialgia
  15. Artritis reumatoide
  16. VIH
  17. Cáncer

 

Trastornos psicológicos

Las personas que están pasando por una etapa difícil emotivamente pueden padecer fatiga crónica. Algunas de las enfermedades que pueden causar la pérdida de fuerza o la fatiga son:

  1. Depresión
  2. Ansiedad
  3. Anorexia
  4. Bulimia
  5. Dolor
  6. Estrés

 

Medicamentos

Algunos de los medicamentos que causan fatiga son los siguientes:

  1. Corticoides
  2. Antidepresivos
  3. Medicamentos antiansiedad
  4. Sedantes
  5. Medicamentos antihipertensión

 

Estilo de vida poco saludable

Tener una vida demasiado estresante o frenética puede afectar el sueño de las personas y puede impedir que realicen actividades físicas.

 

Algunas de las causas de la fatiga crónica son:

  1. Fumar,
  2. Hacer uso de drogas,
  3. Consumir bebidas alcohólicas.

 

Dieta y alimentación que causa cansancio

 

A menudo las personas subestiman la importancia de la alimentación para la salud.

Sin embargo, cuando el médico no encuentra la causa del cansancio, es muy probable que esta sea la dieta.

 

De acuerdo con la dieta del grupo sanguíneo, se encuentran entre las causas:

 

  • Malabsorción intestinal, que provoca una falta de nutrientes. La causa de la mala absorción puede ser el gluten contenido en los cereales.
  • Comidas con almidones junto con frutas, porque causan la fermentación intestinal.
  • Algunos alimentos pueden causar cansancio, por ejemplo, las personas de un grupo sanguíneo pueden estar cansadas después de comer el maíz.

 

Los inventores de esta dieta se han dado cuenta de que la manera de recuperarse es diferente según el grupo sanguíneo, de hecho:

 

  1. Las personas con el grupo 0 necesitan moverse y el descanso no ayuda a recuperar fuerzas,
  2. Para las personas del grupo A, se necesitan descanso y vacaciones para regenerarse.
  3. Las personas del grupo B se encuentran a medio camino entre los del grupo 0 y A, por lo tanto necesitan ejercicio físico moderado.
  4. En el caso de individuos con el grupo AB, se necesitan deportes intensos y también actividades de relajación física como el yoga.

 

 

Según el higienismo (una forma de vida completamente natural), la dieta ideal es vegana y con al menos el 50% de los alimentos crudos.

 

Los alimentos que causan el cansancio y la somnolencia son:

 

  • Proteínas animales,
  • Alimentos procesados,
  • Estimulantes (café, té, etc.).
  • Combinaciones inadecuadas de alimentos.

 

Estos alimentos causan una digestión lenta y sobrecargan el sistema digestivo.

El cuerpo se centra en la digestión y tiene menos energía para las actividades diarias.
De acuerdo con esta terapia natural, el descanso es la única manera para recuperarse, mientras que los estimulantes (café, té, baños fríos, etc.) solo dan una sensación temporal de vitalidad, pero, en realidad, reducen la energía del cuerpo.

 

 

Además, la mayoría de las personas no tienen una alimentación saludable.
Estos factores afectan a las personas reduciendo su energía.
Los alimentos de las comidas rápidas y las bebidas que contienen cafeína pueden ser muy perjudiciales.

El cambio de estación puede afectar el sueño de las personas y por lo tanto, puede causar fatiga en exceso.

En primavera y en verano las horas de sol aumentan y las personas duermen menos, además el calor aumenta la sudoración nocturna que puede despertar a las personas.

 

Estrés en el lugar de trabajo

La fatiga también puede estar causada por:

 

  • Ambiente laboral estresante,
  • Trabajar demasiadas horas,
  • Insatisfacción laboral,
  • Problemas al relacionarse con los colegas y los superiores,
  • Miedo de perder el trabajo,
  • Trabajar de noche.

Insomnio

La apnea nocturna es una de las causas principales del insomnio.

Las personas no pueden respirar de manera adecuada y roncan cuando duermen debido a que las vías respiratorias se estrechan.

Otras de las causas del insomnio son el estrés, la ansiedad y la esofagitis por reflujo.

 

Menopausia

El síndrome de fatiga crónica puede ocurrir después de la menopausia debido a la disminución de estrógenos.

 

Parto

La primera semana posparto puede estar caracterizada por fatiga extrema debido a:

 

  • Esfuerzo debido al parto,
  • Alteración hormonal repentina.

 

Generalmente esta fatiga desaparece por sí sola, pero en algunas ocasiones puede avanzar hasta transformarse en depresión posparto.

 

 

Somnolencia y cansancio después del parto

 

Después del parto, las mujeres tienden a sufrir de insomnio.

En general:

 

  • La calidad del sueño nocturno empeora,
  • La duración del sueño disminuye.

 

La pérdida de sueño puede afectar el estado de ánimo y el estrés emocional general de la mujer.

El insomnio puede causar:

 

  • Estrés,
  • Frustración
  • Depresión.

 

 

 

 

Síntomas del síndrome de fatiga crónica

 

Otros síntomas de este síndrome son los siguientes:

 

  • Pérdida de la concentración o de la memoria,
  • Dolor de garganta,
  • Dolores musculares y articulares,
  • Cefalea,
  • Dormir sin descansar,
  • Ganas de dormir,
  • Después de una actividad física el cansancio dura varios días.

 

Síntomas de la fatiga extrema

 

Dificultad para respirar. La disnea puede estar causada por una infección, por trastornos nerviosos, por asma o por alergia.

Debilidad – la fatiga afecta los músculos del cuerpo.

A menudo, la debilidad muscular ocurre debido a trastornos del sueño, depresión, y traumas, entre otros.

Vértigo – el mareo y los desmayos están causados por falta de descanso, presión baja, deshidratación, enfermedades cardíacas y otros.

Palpitaciones – las palpitaciones se refieren a la sensación de que el corazón no late de manera adecuada.

Algunas de las causas de las palpitaciones son el estrés, la ansiedad, y ciertos medicamentos.

Trastornos cognitivos – el síndrome de fatiga crónica afecta únicamente la memoria a corto plazo, mientras que la memoria a largo pazo permanece intacta.

Depresión – generalmente, las personas se deprimen debido la incapacidad de realizar actividades simples.

 

Otros síntomas de la fatiga crónica son:

 

  • Tos crónica,
  • Dolor en el pecho,
  • Diarrea,
  • Pérdida del equilibrio,
  • Boca seca,
  • Dolor de oídos,
  • Arritmia,
  • Rigidez matutina,
  • Náuseas,
  • Dolor de mandíbula,
  • Escalofríos,
  • Sudoración nocturna,
  • Hormigueo,
  • Pérdida de la visión,
  • Aumento o pérdida de peso.

 

Diagnóstico del síndrome de fatiga crónica

 

No existe un único examen para confirmar el diagnóstico del síndrome de fatiga crónica.

Los síntomas de esta enfermedad son similares a los de otras enfermedades y por lo tanto, el médico debe realizar algunos exámenes para descartar otras enfermedades.

 

Causas de la fatiga crónica después de comer

 

Azúcar

Tras haber comido alimentos dulces, hay un pico de energía y luego un colapso.

 

Cansancio mental después de una comida abundante

Después de una comida con un alto contenido de grasa, el cuerpo desvía el flujo de sangre hacia el sistema digestivo y por lo tanto, disminuye el aporte de oxígeno hacia el resto del cuerpo.

 

Depresión

A veces, las personas que padecen depresión sienten una sensación de fatiga tras haber comido.

Esto ocurre debido a que puede suceder que las personas que están deprimidas un día coman demasiado y al día siguiente permanezcan en ayunas.

Esto ocurre debido a que la glándula pituitaria falla y no logra controlar las funciones corporales.

Todo esto puede provocar la sensación de fatiga.

 

Fatiga después de comer alimentos azucarados

 

Alteración del equilibrio de la serotonina

La serotonina es una sustancia química que transmite las señales desde una parte del cerebro hacia la otra. La serotonina afecta las células cerebrales que controlan las siguientes funciones:

  1. Sueño,
  2. Apetito,

Cuando aumentan los niveles de azúcar en la sangre, el páncreas libera una mayor cantidad de insulina.

En algunas personas, la producción en exceso de insulina bloquea la producción de triptófano hidroxilasa que es necesaria para formar la serotonina.

Una alteración del equilibrio de la serotonina puede provocar fatiga y somnolencia.

 

Hipoglucemia reactiva

Si la fatiga tras comer va acompañada de otros síntomas como por ejemplo palpitaciones, nerviosismo, vértigo, mareo, dolor de cabeza, sudoración, insomnio y ataques de pánico, puede estar causada por hipoglucemia reactiva.

 

Prediabetes

La fatiga después de ingerir azúcar puede estar causada por la prediabetes.

 

Foto: medir la presión, fatiga

 

Causas de la fatiga en la mañana

 

Embarazo

El embarazo afecta el equilibrio hormonal normal del cuerpo y esto puede provocar: náuseas matutinas y fatiga.

 

Insomnio

La falta de sueño es una de las causas principales de la fatiga matutina.

 

Alimentación incorrecta

Una alimentación incorrecta puede provocar una sensación de falta de energía en las mañanas.

 

Alcohol

Las personas pueden sentirse muy cansadas en la mañana, después de una resaca.

 

Enfermedad de Addison

En la enfermedad de Addison, las glándulas suprarrenales, que se encuentran sobre los riñones, no funcionan de manera adecuada y por lo tanto, no producen una cantidad suficiente de hormonas.

 

Las hormonas suprarrenales afectan la síntesis de energía debido a que convierten las grasas y los carbohidratos en azúcar y esto es necesario para el funcionamiento de las células.

Por esta razón, el fallo de las glándulas suprarrenales puede causar fatiga en la mañana.

 

Fibromialgia

La fibromialgia provoca insomnio, fatiga, dolores musculares y rigidez.

 

Problemas de la tiroides

Las enfermedades de la tiroides, como por ejemplo el hipotiroidismo, favorecen la fatiga matutina debido a que la tiroides no produce suficientes hormonas para regular el metabolismo.

 

Anemia

En esta enfermedad, el número de glóbulos rojos en el cuerpo es bastante reducido (hematocrito bajo) y puede provocar varios efectos colaterales, como por ejemplo cansancio al despertar, dolor torácico y dificultad al respirar.

 

Fatiga en la tarde

 

Causas

  1. Si una persona no duerme lo suficiente en la noche puede que el día siguiente se sienta cansado todo el día.
  2. Un almuerzo pesado, con alto contenido de azúcar o de grasas
  3. Saltar el desayuno o el almuerzo puede provocar fatiga
  4. Carencia de hierro en la sangre.

 

Tratamiento para el síndrome de fatiga crónica

 

No existe ningún tratamiento para curar esta enfermedad, pero existen tratamientos para reducir los síntomas.

 

Para el tratamiento de la fatiga crónica, el médico prescribe:

 

  1. Fisioterapia,
  2. Suplementos alimenticios,
  3. Medicamentos antidepresivos,
  4. Medicamentos alternativos y complementarios,
  5. El único tratamiento con efectos beneficiosos demostrados científicamente es la terapia cognitivo-conductal.

 

La terapia cognitivo-conductal es una terapia psicológica que ayuda a que los pacientes conozcan los síntomas y a que elaboren estrategias para enfrentar la enfermedad.

Es un tratamiento bastante eficaz para el síndrome fatiga crónica.

 

Terapia mediante ejercicio físico

 

Es un tipo de terapia física que consiste en realizar algunos ejercicios para reducir la fatiga crónica de los pacientes.

 

Remedios naturales para eliminar la fatiga

 

Se recomienda consultar con un médico antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento. Después de haber detectado la causa de la fatiga, el médico prescribe los medicamentos adecuados.

A continuación se mencionan algunos consejos para ayudar a reducir los efectos del cansancio.

Dormir bien es fundamental para el funcionamiento del organismo.

  1. Los adultos deben dormir por lo menos 7 horas al día.
  2. Evitar las bebidas alcohólicas y la cafeína.
  3. Dejar de fumar.
  4. Una alimentación correcta y saludable elimina la fatiga y mejora las condiciones de salud en general.
  5. Es posible tener bajo control el estrés a través de algunas técnicas de relajación como el yoga, el shiatsu, el reiki y los masajes relajantes.
  6. Llevar una vida menos estresante, menos sedentaria y pasar más tiempo al aire libre ayudan a combatir la ansiedad y la depresión.

 

Algunos tratamientos naturales son:

Inyecciones intramusculares de magnesio para las personas que tienen los niveles de magnesio bajos.

Una combinación de aceite de pescado y de aceite de enotera,

Melatonina.

Nicotinamida adenina dinucleótido,

Carnitina.

Estas sustancias han obtenido rsultados muy prometedores en los estudios preliminares. Sin embargo, muchas de estos resultados prometedores iniciales no han sido confirmados por los estudios a largo plazo o los estudios iniciales no se han realizado en un número suficiente de sujetos.

 

Los suplementos contienen las siguientes vitaminas:

 

Vitamina A – excelente para combatir la anemia y las infecciones.

Es un antioxidante fuerte, ayuda a eliminar los radicales libres y refuerza el sistema inmunitario.

 

Vitamina B – regula el metabolismo de la glucosa y la actividad de las hormonas y por lo tanto, reduce la fatiga, los cambios de humor repentinos, la retención hídrica y los problemas causados por el síndrome premenstrual.

 

Vitamina C – combate las infecciones y las alergias y además, favorece la absorción del hierro.

 

Vitamina E – tiene propiedades antihistamínicas.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.