Síntomas de la fiebre alta

La fiebre leve es común y muchas veces no es motivo de preocupación.
La fiebre ligera es también conocida como febrícula, es temporal y generalmente tiene una duración de 1-2 días.
En el caso de fiebre leve, la temperatura corporal nunca aumenta por encima de 38,3 grados y generalmente desaparece sin tratamiento.


Por otra parte, las personas con fiebre alta tienen una temperatura corporal superior a 40 grados.
Puede ser un síntoma de una enfermedad grave.
La fiebre alta, que dura por períodos largos (más de 2 días), puede ser peligrosa.
Por lo tanto, se necesita un tratamiento urgente para evitar complicaciones.

muchacha, fiebre, escalofríos

Fiebre alta

La temperatura normal del cuerpo que se mide en la boca debería ser 36,8 ± 0.7ºC. En cambio, si la temperatura medida en la axila es superior a 37,1 grados se considera fiebre (o pirexia).
La fiebre es más alta por la tarde y por la noche, mientras que por la mañana es más baja porque el cuerpo emplea menos nutrientes cuando se duerme.

 

Fiebre alta en recién nacidos, niños y adultos

La fiebre alta en los recién nacidos puede causar daños cerebrales, causando efectos a largo plazo, como, por ejemplo, un menor crecimiento, la pérdida de la visión, disfunciones motrices, etc.
El sistema inmunitario del bebé o del niño no es tan fuerte como el del adulto, por lo que hay que tener cuidado.
En caso de infección, el cuerpo intenta luchar contra la infección aumentando la temperatura; de esta forma, crea un ambiente desfavorable para las bacterias.

  • Recién nacidos: para los bebés menores de tres meses, una temperatura de 38ºC se considera fiebre alta.
  • Recién nacidos de 3 a 6 meses: la temperatura corporal de 38.3ºC es alta.
  • Niños mayores de 6 meses: en niños con al menos seis meses de edad, una temperatura corporal de 39.4ºC se considera fiebre excesiva.

¿Cuándo hay que preocuparse?

  1. Niños pequeños y adultos: la fiebre de 39.4 grados es causa de preocupación.
  2. Por encima de los 40 grados se tiene que ir al médico o al hospital.

 

Síntomas de la fiebre

 La fiebre persistente es un motivo de preocupación y el cuerpo puede reaccionar de la siguiente manera:

  1. Confusión (disminución de la capacidad para pensar)
  2. Epilepsia
  3. Fatiga (pérdida de energía)
  4. Dolor generalizado
  5. Orina oscura (color amarillo oscuro)
  6. Comportamiento anormal
  7. Lengua blanca
  8. Puntos y las manchas rojas en la piel (especialmente en los niños que pueden tener el sarampión, la varicela, la rubeola, etc.).
  9. Placas en la garganta
  10. Dolor de barriga (por ejemplo, en caso de gastroenteritis)
  11. Los ganglios linfáticos hinchados, por ejemplo, si el paciente sufre de SIDA, mononucleosis, herpes, etc.
  12. Frecuencia cardíaca rápida (taquicardia)

La fiebre alta no es un síntoma de embarazo.

 

Síntomas de fiebre alta en niños

  1. El bebé está nervioso y letárgico.
  2. Se queda tranquilo, no hace mucho movimiento.
  3. Evita comer y jugar.
  4. Podría dormir mucho o no dormir en absoluto.
  5. Respira más rápido, pero podría tener dificultad para respirar (respiración jadeante).
  6. Las dificultades respiratorias pueden causar también labios morados.
  7. Dolor de cabeza, dolores musculares y articulares son otros síntomas comunes de la fiebre alta.
  8. El niño se siente muy caliente o frío.
  9. En algunos casos, el niño vomita constantemente y puede llegar a ser pálido.

 

Causas de la fiebre

Entre las causas de la fiebre alta se encuentran:

La exposición a toxinas o una reacción alérgica a los medicamentos puede desencadenar fiebre alta en los adultos.

Pancreatitis: se trata de una enfermedad que causa inflamación del páncreas.
La pancreatitis se caracteriza por dolor abdominal intenso y fiebre que llega a 39,5 grados.
La enfermedad es la consecuencia de la invasión de las enzimas digestivas, pueden causar una hemorragias y daños graves en los tejidos.

Meningitis: las membranas que protegen el cerebro y la médula espinal se llaman las meninges.
Cuando esas membranas se inflaman, se habla de meningitis.
La fiebre alta repentina y el mal en el cuello son los síntomas más comunes de la meningitis, el termómetro indica generalmente una temperatura superior a 39.5 grados.

meningitis-fiebre


Golpe de calor
: un golpe de calor se verifica a causa de la exposición prolongada al sol. Cuando una persona permanece en un lugar extremadamente caliente, la temperatura corporal se eleva dramáticamente y sube por encima de los 40 grados.
La deshidratación, la sudoración excesiva o el entrenamiento deportivo de larga duración pueden causar este trastorno.
Con el tratamiento apropiado de la fiebre dura sólo un día.

Infección viral: las infecciones virales como el resfriado y la gripe estacional son unas de las causas más frecuentes de fiebre alta en niños y adultos.
El síntoma principal del resfriado es la congestión nasal, también se siente una congestión en el pecho, dolores musculares y los estornudos, generalmente causa una fiebre leve.
La fiebre causada por la gripe dura por lo menos 4/5 días, pero en el caso de recaída la duración es más larga, por lo menos una semana.
Sin embargo, si la infección es grave, la fiebre puede subir más de 39 ° y puede causar convulsiones, escalofríos y tos.
En estos casos, se necesita tratamiento urgente.

SIDA
El SIDA es una infección causada por el virus del VIH y puede causar fiebre alta intermitente.

Otitis: es una infección causada por bacterias o por hongos que afecta al oído. Puede causar fiebre alta, picor, secreción blanca y la reducción de la audición.

 Fiebre, termómetro, oídoInfección bacteriana: otros factores responsables de la fiebre son las infecciones bacterianas como la neumonía y la bronquitis que afectan a las vías respiratorias.
El paciente tose sin parar y tiene dolor en el pecho.
Las bacterias que afectan al tracto intestinal causan diarrea, dolor abdominal e indigestión y, además, pueden incluso elevar la temperatura corporal.

Malaria: la fiebre alta en los adultos también puede estar causada por la infección producida por un parásito que se transmite por la picadura de mosquitos.
La malaria se produce por la picadura del mosquito Anopheles y los que tienen esta enfermedad padecen también sudoración excesiva, dolor de cabeza y escalofríos.

Enfermedad de Lyme
La enfermedad de Lyme está causada por una picadura de garrapata y puede causar varios síntomas, incluyendo fiebre alta, dolores musculares y dolor de cabeza.
Sin tratamiento esta enfermedad puede llegar a ser grave y puede causar problemas al corazón y a los nervios.

Parto
No hay que descuidar la fiebre alta después del parto (superior a 38 °), ya que puede estar causada por una infección uterina o por la incisión perineal.

Tumor
Algunos tipos de cáncer pueden causar fiebre alta, sobre todo en una fase avanzada, por ejemplo, el cáncer de hígado.

 

Causas de fiebre alta en los niños

Las infecciones virales y bacterianas pueden ser la causa de la fiebre alta en niños durante el crecimiento.
Una alergia a ciertos medicamentos y drogas ilícitas pueden causar este síntoma.
Algunos niños pueden tener fiebre cuando les salen los dientes.

 

¿Qué hacer? ¿Qué medicamentos hay que tomar? ¿Cómo bajar a fiebre?

La fiebre alta indica que el sistema inmunitario está ocupado en la defensa del cuerpo contra las infecciones.
Cuando se baja la temperatura del cuerpo con medicamentos es posible que se prolongue la duración de la enfermedad porque la temperatura más alta favorece la defensa inmunitaria del cuerpo.
Sin embargo, en caso de fiebre alta hay que evitar los posibles daños a otros órganos.
Los adultos que tienen fiebre inferior a 40° no deben preocuparse, ya que no causa complicaciones, así que es mejor evitar los fármacos antipiréticos (para bajar la fiebre).

Por lo general, el médico prescribe paracetamol (Takipirina o Apiredol) para reducir la temperatura corporal.
Si la fiebre no baja con el paracetamol después de unos días, puede haber una infección importante en el cuerpo.
Hay que informar al médico de todos los síntomas (por ejemplo, fotofobia, erupciones cutáneas o respiración jadeante), ya que puede ser importante para el diagnóstico y para el tratamiento.
Los antiinflamatorios tienen un efecto antipirético, entre los más comunes y más prescritos se encuentra Nurofen ® (ibuprofeno).

¿Cuándo se tiene que tomar el antibiótico?
En caso de infección bacteriana, el médico puede prescribir antibióticos para luchar contra las bacterias.
Si la enfermedad está causada por un virus, no se necesita el antibiótico.

 

Remedios naturales y caseros para la fiebre pulmones, sistema respiratorio

Entre los remedios que hay:
Beber mucha agua es una de las maneras de bajar la fiebre de forma natural.
De esta manera se reconstituye el agua que se pierde a causa de la sudoración excesiva y del vómito (cuando se verifica).

Es importante descansar y abstenerse de cualquier actividad física o del esfuerzo para restaurar la temperatura corporal normal.
El objetivo es ayudar al cuerpo a expulsar las sustancias no deseadas y los microbios.

La infusión de la albahaca morada (Ocimum sanctum) es un buen remedio para la fiebre.
Para preparala hay que hervir 1 litro de agua con 25 g de hojas de albahaca morada hasta que el líquido se espesa.
Dividir por la mitad y servir con leche y cardamomo en polvo.

Las hojas de albahaca normales se pueden utilizar para la preparación de un jugo. Lavar y picar las hojas de albahaca fresca para hacer jugo. Diluir las cucharadas de este jugo de albahaca en un vaso de agua y beber 2 – 3 veces al día. La temperatura del cuerpo debería bajar muy pronto.


Entre los remedios caseros para bajar la fiebre se puede tomar un baño con esponja. La eficacia del baño frío como tratamiento para la fiebre es cuestionable.
Así que, para estar seguro, de pueden hacer baños con esponja en las axilas, en la cara, en la espalda y en otras áreas del cuerpo con una esponja húmeda a intervalos regulares.

Los jugos de pomelo, de naranja y de limón son eficaces para el tratamiento de la fiebre.
Estas sustancias dan un efecto de enfriamiento, reducen la sed, nutren el cuerpo y fortalecen el sistema inmunológico para combatir las infecciones.

El tamarindo es una sustancia con efecto antimicrobiano que puede ser usada para combatir las infecciones virales y la fiebre.
Triturar las hojas de tamarindo junto con un trozo de raíz de cúrcuma. Verter en un vaso de agua y beber la infusión.

El zumo de albaricoque es un tónico natural y es eficaz en el tratamiento de la fiebre.
Preparar el jugo de albaricoque fresco y mezclar con una cucharadita de miel para aumentar sus propiedades terapéuticas.
Mezclar bien y servir.

Un zumo hecho con miel, jugo de limón y jengibre es un antiguo remedio para el tratamiento de infecciones virales.
Por lo tanto, se puede tratar la fiebre causada por un virus con una bebida con miel, limón y jugo de jengibre dos o tres veces al día.

Empleo del alcohol contra la fiebre alta
El alcohol enfría la piel cuando se evapora.
Cuando se enfría el cuerpo del bebé demasiado rápidamente con alcohol o un baño fresco, el bebé puede empezar a temblar, esto provoca un aumento en la temperatura.
Además, el alcohol puede ser absorbido por la piel e incluso inhalado, por lo que existe el riesgo de intoxicación por alcohol.
Evitar poner compresas de hielo en la cabeza, ya que podría causar el efecto contrario.