Fibromialgia – síntomas y causas

La fibromialgia es una patología crónica que provoca dolor muscular, rigidez y entumecimiento de los músculos, tendones y articulaciones.

La fibromialgia está asociada con otros trastornos la dificultad para dormir, sensación de cansancio al despertar, la fatiga crónica, la ansiedad, la depresión y los trastornos intestinales.

El nombre por el que se le conocía antes era fibrositis.

La fibromialgia primaria (es decir, que no está causada por otro trastorno) es una de las enfermedades más comunes que afectan a los músculos y causan discapacidad y dolor crónico, pero la causa es todavía desconocida.

Los tejidos dolorosos involucrados no presentan una inflamación aguda.
Por lo tanto, a pesar de que el dolor puede crear potencialmente discapacidad, los pacientes con fibromialgia no desarrollan lesiones corporales o deformidad.

tender point,fibromialgia

Los puntos sensibles (tender points):
1) Occipucio, en la inserción de los músculos suboccipitales
2) Trapecio, en el punto intermedio del borde superior
3) Supraespinoso, por encima del borde medial de la espina escapular
4) Glúteo, cuadrante superior externo
5) Trocánter mayor, por detrás de la prominencia ósea
6) Cervical inferior, parte delantera de las vértebras cervicales C5-C7
7) Segunda costilla, a nivel de la unión entre la costa y el cartílago costal
8) Epicóndilo lateral, 2 cm debajo de la parte frontal del codo
9) Rodilla, en la bola adiposa antes de llegar a la articulación.
bestdesign36/bigstockphoto.com

Este trastorno no causa daños a los órganos internos del cuerpo.
En este sentido, la fibromialgia es diferente a muchas otras enfermedades reumáticas (tales como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, y la polimiositis). En estas enfermedades, la inflamación del tejido es la principal causa del dolor, de la rigidez y del entumecimiento de las articulaciones, los tendones y los músculos y pueden ocasionar deformidades en las articulaciones y los daños a los músculos u órganos internos.

 

Un precio emocional muy alto a pagar

Además de su lucha diaria con el dolor, los pacientes con fibromialgia pueden verse obligados a luchar contra otra batalla para convencer a médicos, amigos, compañeros de trabajo y a las demás personas de que su enfermedad es real y que el dolor no es imaginario.

Las mujeres son mucho más susceptibles a la fibromialgia que los hombre, además los síntomas son complejos y no hay cura. Por esta razón muchos pacientes y algunos médicos dicen que la fibromialgia no es siempre reconocida y tratada en los Estados Unidos.

En 2007, en una investigación realizado a más de 2.000 personas que sufren de fibromialgia, más de una cuarta parte de los sujetos ha afirmado que su médico no considera la fibromialgia como una enfermedad “real”.

La situación ha mejorado debido a que, en 2007, la Food and Drug Administration aprobó un medicamento para la fibromialgia: pregabalina (Lyrica), pero los pacientes todavía tienen que afrontar este reto.

 

¿Por qué duele la fibromialgia?

Los médicos consideran fiable una teoría conocida como sensibilización central.
Esta teoría afirma que las personas con fibromialgia tienen un umbral del dolor bajo a causa de la mayor sensibilidad del cerebro a las señales de dolor.
Los investigadores creen que la estimulación nerviosa repetida provoca alteraciones en el cerebro de las personas con fibromialgia.
Esta alteración se traduce en un aumento anormal de los niveles de ciertas sustancias químicas en el cerebro que llevan las señales de dolor (neurotransmisores).
Además, los receptores de dolor en el cerebro parecen desarrollar una especie de memoria del dolor y se vuelven más sensibles, esto significa que pueden tener una reacción exagerada a las señales de dolor.

 

 

Causas de la fibromialgia

Los médicos no saben cuáles sean las causas de la fibromialgia, pero es probable que se trate de una serie de factores que actúan juntos.

Estos elementos son:

  • Genéticos. Dado que la fibromialgia afecta principalmente a personas que pertenecen a la misma familia, es posible que algunas mutaciones genéticas faciliten el desarrollo de la enfermedad.
  • Infecciones. Algunas enfermedades parecen desencadenar o agravar este trastorno.
  • Estilo de vida. La mala alimentación y el sedentarismo son las causas más probables y frecuentes de la fibromialgia.
  • Trauma físico o emocional. Un trastorno de estrés postraumático se ha relacionado con la fibromialgia.

 

 

 

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la fibromialgia incluyen:

  • Este trastorno se diagnostica con mayor frecuencia a mujeres respecto a los hombres. Las hormonas reproductivas femeninas pueden desempeñar un papel en la aparición del dolor.
  • Antecedentes familiares. Hay más probabilidad de desarrollar la fibromialgia si un pariente ha tenido esta enfermedad.
  • Enfermedad reumática. Las personas que sufren de una enfermedad reumática como, por ejemplo, la artritis reumatoide o el lupus son más propensas a ser afectadas por la fibromialgia.

 

¿Cómo se detecta? Los síntomas de la fibromialgia

El síntoma principal de la fibromialgia es el dolor crónico y generalizado en el cuerpo.
La mayoría de las personas con fibromialgia sufren de:

  • Cansancio que puede ser de leve a extremo, somnolencia y el insomnio,
  • Dificultades para mantener el equilibrio,
  • Desconcierto,
  • Aturdimiento,
  • Visión borrosa,
  • Alteración de la sensibilidad al calor y al frío, o una percepción diferente del calor,
  • Hipersensibilidad de la piel, del oído, de la vista y del olfato,
  • Fasciculaciones musculares: son contracciones rápidas, rítmicas e involuntarias de los músculos,
  • Intolerancia a la luz (fotofobia), especialmente a objetos tales como la pantalla del ordenador o la televisión, etc.

Muchas personas sufren también otros síntomas y enfermedades juntos, como el síndrome del intestino irritable, el lupus y la artritis.

dolor, cuello, fibromialgia, hombros, sensible, puntos, fatiga, sueño

Dolor en el cuello y en los hombros

Dolor. El dolor de la fibromialgia es profundo, crónico y generalizado.
El paciente puede tener dolor de espalda, dolor cervical, dorsal, dolor en los brazos o en las piernas.
El dolor en el síndrome de fatiga crónica se ha descrito como acuciante, profundo, punzante, o semejante a un calambre.
A menudo hay trastornos neurológicos tales como el entumecimiento, el hormigueo y el ardor que se suman al malestar del paciente.
La gravedad del dolor y la rigidez son peores por la mañana.
Los factores que empeoran el dolor incluyen el clima frío y húmedo, el sueño no reparador, la fatiga física y mental, la excesiva actividad física, la inactividad física, la ansiedad y el estrés.

Cansancio. Hoy en día muchas personas se quejan de cansancio. Sin embargo, el cansancio de la fibromialgia es mucho más grave que la que se siente después de un día especialmente muy ocupado o después de una noche de insomnio.
El cansancio debido a la fibromialgia puede ser grave y puede interferir con las actividades profesionales, personales, sociales o educativas.
Los síntomas son: cansancio extremo o agotamiento y escasa resistencia.
Muchos pacientes con fibromialgia tienen trastorno del sueño que les impide tener un sueño profundo y restaurador.

El sueño. Los investigadores médicos han señalado las anormalidades específicas en la etapa 4 del sueño profundo en los pacientes con síndrome de fibromialgia.
Las personas con fibromialgia tienen un sueño interrumpido por picos en la actividad cerebral: en cuanto llega al sueño profundo, se despiertan, y eso limita la cantidad de tiempo en que duermen bien.


Otras enfermedades concomitantes que causan síntomas adicionales incluyen: el intestino y la vejiga irritables, dolores de cabeza y migrañas, fiebre leve, el síndrome de piernas inquietas (trastorno del movimiento periódico de las extremidades), dificultad en la concentración y en la memoria, erupciones cutáneas, sequedad en los ojos y boca seca, ansiedad, depresión, escalofríos, acúfenos (zumbido en los oídos), mareos, problemas de visión, el síndrome de Raynaud, síntomas neurológicos y alteraciones de la coordinación.

Muchas mujeres afirman que los síntomas de la fibromialgia se intensifican en la fase premenstrual y disminuyen cuando pasa el ciclo menstrual.
Esta explosión de los síntomas debe ser el resultado de los cambios hormonales.

 

Diagnóstico de la fibromialgia

El médico tiene que dirigirse al reumatólogo que lleva a cabo un examen físico y prescribir exámenes instrumentales si los considera necesarios.
Los análisis de sangre se utilizan para descartar otras enfermedades graves, y se buscan: anticuerpos antinucleares (ANA), factor reumatoide (FR), la velocidad de sedimentación de eritrocitos (glóbulos rojos) la velocidad de sedimentación globular (VSG), el nivel de prolactina, el nivel de calcio y el de vitamina D.

El médico comprueba si los síntomas cumplen los criterios diagnósticos para la fibromialgia identificados por el American College of Rheumatology.
Estos criterios incluyen dolor generalizado que persiste durante al menos tres meses. Se define dolor generalizado al dolor que se produce en ambos lados, a la derecha y a la izquierda, por encima y por debajo de la cintura, en el pecho, en el cuello y en la parte posterior del cuerpo.

Los criterios incluyen la presencia de puntos sensibles (tender points) en varios puntos del cuerpo.
El médico evalúa la severidad de los síntomas relacionados como cansancio, los trastornos del sueño y el estado de ánimo. Esto ayuda a medir el impacto de la fibromialgia en la mente y en el cuerpo, así como la calidad de vida en general.

Para el diagnóstico de la fibromialgia hay que sentir dolor y entumecimiento en al menos 11 de las 18 áreas específicas, incluyendo

La mayoría de las personas que sufren de fibromialgia son adultos, pero también puede ocurrir en personas jóvenes (por ejemplo, de 18 a 20 años) o en mujeres jóvenes embarazadas.

Artículos Relacionados: