Dolor de tobillo: delante y detrás

¿A qué puede deberse el dolor en la parte delantera o trasera del tobillo? Descubre aquí las causas y conoce cuál de estas se aplica a tu caso.

 

Dolor anterior en el tobillo

Si el dolor se percibe en la parte anterior del tobillo o en el empeine puede tratarse de una lesión en la superficie articular o un pinzamiento (conflicto) anterior del tobillo.
Las lesiones de la superficie articular pueden afectar sólo al cartílago o también al hueso (osteocondrales). En algunos casos, se da una patada al suelo por error en lugar de patear una pelota.
Este traumatismo puede provocar:

  • Estiramiento de los tendones del tobilloen la región del empeine
  • Subluxación del astrágalo
  • Contusión con hinchazón en el tobillo y en el pie

Conflicto anterior del tobillo

El pinzamiento (conflicto) anterior del tobillo puede estar causado por:

  1. Osteofito (porción anormal de tejido óseo) a lo largo del borde anterior e inferior de la tibia
  2. Formaciones de tejido blando (como cicatrices o fibrosis) que se forman debido a una lesión en los ligamentos (van den Bekerom – 2007)

La causa más probable de los espolones anteriores son los traumatismos repetitivos.

El pinzamiento anterior de espolones es bastante común en los atletas, especialmente aquellos que practican fútbol, rugby, atletismo (Hardaker – 1989), baile (O’Kane – 2008) y baloncesto.

Los síntomas son:

  1. Dolor
  2. Tobillo hinchado
  3. Limitación de la amplitud de movimiento de flexión del pie (al doblarlo hacia arriba) (Vaseenon – 2012)

dolor por fractura de peroné

El dolor aumenta al correr cuesta arriba, al subir las escaleras o al acuclillarse, porque estas actividades implican la flexión dorsal del pie.

Si el conflicto está en el lado interior del tobillo el dolor se encuentra en este lado.

 

Dolor anterior a nivel de la espinilla

El dolor en la parte inferior de la tibia, delante de la pierna puede estar causado por diferentes causas.
Los síntomas de las varias enfermedades incluyen dolor e inflamación en el tercio inferior de la tibia.
La periostitis es la inflamación del periostio (revestimiento exterior) del hueso, afecta principalmente a la tibia.
Los síntomas son:

  • Dolor al apoyar el pie y al caminar
  • En los casos más graves, la molestia es constante y también se siente en la noche, pero el pie no se hincha

extensores de la parte anterior del tobillo

Lesiones menos frecuentes
La lesión de la articulación tibioperonea consiste en el desgarro del tejido conectivo que une la tibia y el peroné y se encuentra justo por encima del tobillo. Por lo general, la lesión de esta articulación se produce junto con lesiones más graves del tobillo.
Los síntomas son:

  • Dolor muy fuerte en la parte anterior del tobillo
  • Función reducida (inestabilidad)
  • Hinchazón del tobillo y el pie, debido a la acumulación de líquido inflamatorio o de sangre (hematoma)
  • La inflamación de los tejidos también provoca una limitación de los movimientos y cojera

En caso de lesión de dos ligamentos, como mínimo, puede producirse una luxación (separación) de por lo menos 2 mm, en este caso se requiere una intervención quirúrgica

Dolor en la parte posterior del tobillo

El dolor detrás del tobillo es bastante común y puede estar causado por:

  1. Tendinitis
  2. Bursitis de clacáneo
  3. Fractura
  4. Problema de circulación

tendón de Aquiles en la pantorrilla

La tendinitis de Aquiles es una problema de sobrecarga que provoca dolor e inflamación detrás tobillo. Los síntomas son:

  • Enrojecimiento y engrosamiento del tendón de Aquiles
  • Limitación del movimiento de flexión dorsal del pie
  • Dolor durante la palpación y al estirar el tendón
  • Molestia al contraer la pantorrilla

En los casos más graves, el dolor se siente incluso montando una bicicleta.

La tendinopatía de Aquiles incluye también la degeneración del tendón (tendinosis) y la inflamación de la vaina que rodea el tendón (tendovaginitis).
Con el tiempo, la tendinitis de Aquiles puede provocar la formación de calcificaciones dolorosas en el talón.
La degeneración del tendón puede causar una lesión del tendón de Aquiles parcial o completa incluso sin estiramientos abruptos.

El programa de tratamiento de la tendinitis de Aquiles prevé:

Bursitis
Una bolsa es un pequeño saco de líquido que puede estar situada entre un tendón y el hueso. Su propósito es reducir la fricción que se genera durante el movimiento del tendón.
La bursitis es la inflamación de la bolsa que se llena de líquido provocando dolor.
La bursitis del tendón de Aquiles causa una hinchazón del tobillo detrás del talón, en la parte posterior externa.
Este problema también se conoce como bursitis calcánea.
El dolor se siente al caminar, debido a que el talón roza contra el zapato, pero sobre todo al correr porque la irritación es mayor.

Síndrome de Haglunds y bursitis calcánea

Síndrome de Haglunds y bursitis calcánea

El síndrome de Haglund es una deformidad del talón, que consiste en la formación de una protuberancia ósea visible detrás del calcáneo. El roce constante con el
zapato puede causar la bursitis calcánea.

Las fracturas del talón o calcáneo son lesiones muy discapacitantes, ya que impiden apoyar el pie en el suelo. A menudo, se producen durante golpes de alta intensidad, como una caída de una gran altura o un accidente de automóvil. Por esta razón, las fracturas del calcáneo suelen ser graves y pueden causar problemas a largo plazo.
Los signos y síntomas son:

  • Dolor
  • Hematoma
  • Hinchazón
  • Deformidades en el talón
  • Incapacidad para apoyar el peso sobre el talón o los pies

En caso de algunas pequeñas fracturas del calcáneo, el dolor no es tan fuerte y no impide caminar, pero la persona afectada suele cojear.
Esto ocurre porque al caminar, el tendón de Aquiles ejerce una fuerza sobre el calcáneo para soportar el peso del cuerpo.

Tratamiento no quirúrgico
Si los fragmentos del hueso roto no se han desplazado durante el traumatismo, podría no ser necesaria una cirugía. Hay que colocar una férula u otro aparato para inmovilizar el pie y el tobillo. De esta manera se mantienen los extremos de los fragmentos en la posición correcta mientras sanan.

Tratamiento quirúrgico
Si los huesos se han desplazado de su lugar anatómico (fractura con desplazamiento), podría ser necesaria una cirugía.

 

Dolor generalizado en el tobillo

Artritis
La artritis no suele provocar dolor en el tobillo, esta articulación es mucho menos afectada que las otras. Sin embargo, el cartílago del tobillo se puede desgastar y, a menudo esto es muy doloroso. La inflamación de la articulación del tobillo es más frecuente en los pacientes con:

El desgaste de la articulación del tobillo es poco frecuente, de hecho, en Italia cada año se realizan miles de operaciones de implantes en las rodillas o en las caderas, pero menos de cien en el tobillo.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que causa inflamación crónica y dolor en muchas articulaciones.

La gota es una forma de artritis que se caracteriza por altos niveles de ácido úrico que se acumulan en la articulación.
Afecta sobre todo a:

  1. El dedo gordo del pie
  2. Los tobillos
  3. Las rodillas
  4. El talón
  5. Las muñecas

El tratamiento puede consistir en fármacos anti-inflamatorios o terapia de calor.
Los tipos de artritis que pueden causar dolor en el tobillo son:

  • Artritis reumatoide
  • Artrosis
  • Artritis psoriásica
  • Artritis gotosa crónica
  • Artritis séptica

Una lesión del cartílago articular del tobillo puede ocurrir como resultado de un esguince de tobillo, una fractura u otros traumatimos mayores.

Fractura de Pott

Fractura de Pott
La fractura de Pott es una lesión del maléolo medial y lateral. Por lo general, está causada por traumatismos como una caída desde gran altura o un esguince.
Los síntomas son el dolor (especialmente al apoyar el peso del cuerpo), la hinchazón, a veces una deformidad y entumecimiento al ejercer presión sobre la zona lesionada.
Para realizar el diagnóstico de una fractura, se realiza una radiografía y rara vez una TAC o una resonancia magnética.

 

Descubre aquí la causa de tu dolor de tobillo

El diagnóstico debe ser realizado por el médico, sin embargo, hay algunas características que pueden ayudarle a comprender mejor los problemas del pie.

¿Hay fiebre o la articulación está más hinchada y roja?
La fiebre acompañada de dolor articular e hinchazón puede estar causada por una infección de la articulación. Si están implicadas varias articulaciones puede tratarse de fiebre reumática.

¿El tobillo está hinchado y hay un hematoma?
Puede tratarse de un esguince de tobillo o una pequeña fractura del peroné.

¿El dolor y la hinchazón son tan graves en el tobillo que no consigue caminar?
En este caso, puede haber una fractura o un esguince de tobillo grave.

¿El tobillo está hinchado, rígido (con mucho dolor que dura por lo menos una hora, después de despertarse), o se siente dolor que va y viene en ambos tobillos?
Se puede sufrir de artritis reumatoide.

¿Se siente dolor cuando cambia el tiempo, los signos y síntomas son: hinchazón, rigidez y dolor que empeora al mover del tobillo?
Estos síntomas pueden estarcausados por artrosis, que es una enfermedad degenerativa de las articulaciones, o por traumatismos previos (como fracturas de tobillo).

¿El dolor es constante y muy intenso o insoportable, pero no hubo traumatismos?
Si el tobillo duele desde por la mañana hasta la noche, incluso al estar tumbado en la cama, podría haber una inflamación de los nervios.

 

Artículos Relacionados:

 

Bibliografía

  1. Tanawat Vaseenon and Annunziato Amendola. Update on anterior ankle impingement. Curr Rev Musculoskelet Med. 2012 Jun; 5(2): 145–150.
  2. van den Bekerom MP, Raven EE. The distal fascicle of the anterior inferior tibiofibular ligament as a cause of tibiotalar impingement syndrome: a current concepts review. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2007 Apr; 15(4):465-71.
  3. Al-Abbad H, Simon JV. The effectiveness of extracorporeal shock wave therapy on chronic achilles tendinopathy: a systematic review. Foot Ankle Int. 2013 Jan;34(1):33-41
  4. Hardaker WT Jr. Foot and ankle injuries in classical ballet dancers. Orthop Clin North Am. 1989 Oct; 20(4):621-7.
  5. O’Kane JW, Kadel N. Anterior impingement syndrome in dancers. Curr Rev Musculoskelet Med. 2008 Mar; 1(1):12-6.