Faringitis: tipos, contagio y síntomas

La faringitis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de la faringe, es decir, la parte superior de la garganta.

Los virus, bacterias, reacciones alérgicas y hongos pueden provocar la inflamación de la faringe.
Es una enfermedad común que afecta a personas de todas las edades.

La enfermedad se manifiesta junto con resfriado o gripe, pero también puede tener su origen en:

 

Tipos de faringitis

1. Faringitis crónica atrófica: se caracteriza por la formación de tejido fibroso que provoca una reducción del tamaño de:

  • Las glándulas en la mucosa faríngea
  • Los ganglios linfáticos
  • Los vasos sanguíneos

2. Faringitis crónica hipertrófica: se caracteriza por la inflamación de la mucosa y por la hinchazón de las glándulas linfáticas (faringitis exudativa)
3. Faringitis ulcerosa: se caracteriza por úlceras en la mucosa de la laringe
4. Faringitis catarral: la laringe presenta un aspecto eritematoso (enrojecido) y está llena de flemas y material purulento
5. Faringitis herpética: provocada por el virus del herpes y se caracteriza por:

 

Factores de riesgo de la faringitis

A continuación se presentan algunos de los factores que contribuyen al desarrollo de faringitis:

Amigdalitis
La inflamación de la faringe puede estar ocasionada por la irritación de una amígdala. El dolor es unilateral.
La infección puede expandirse a los tejidos cercanos y provocar un absceso periamigdalino (acumulación de material purulento en los tejidos alrededor de las amígdalas). Puede que solo duela un lado de la garganta.

Reflujo gastroesofágico
El reflujo gastroesofágico irrita la garganta y puede provocar:

  • Faringitis crónica
  • Laringitis

Infecciones
Resfriado, gripe, mononucleosis infecciosa y parotiditis son algunas infecciones virales que pueden provocar faringitis.

  1. Infección viral de la garganta
    El adenovirus es el virus que suele provocar la faringitis. La infección se expande más rápido que las demás enfermedades y afecta a las personas con sistema inmunitario débil, como los niños y los ancianos. Otros agentes causantes de esta patología son: el rinovirus, el coronavirus, el virus sincitial respiratorio, el virus de la gripe, los virus paragripales y el virus herpes simple. 
  2. Infección bacteriana de la garganta
    El estreptococo y el micoplasma provocan infecciones bacterianas. El estreptococo es responsable de la infección en la garganta, mientras que el micoplasma provoca:

    • Bronquitis
    • Neumonía

Resfriado
El rinovirus, el coronavirus y el virus sincitial respiratorio son algunos de los agentes patógenos que pueden provocar resfriado. Los síntomas típicos de esta enfermedad son: congestión nasal, goteo por la nariz, tos, irritación de la garganta.
Otros síntomas son:

Gripe
La gripe puede tener su origen en un virus.
Estos microorganismos pueden contagiarse:

  • Por vía aérea
  • A través de la inhalación de secreciones infectadas

Los síntomas de la gripe son muy parecidos a los del resfriado. Sin embargo, la gripe provoca:

Entre los síntomas se encuentran:

Mononucleosis infecciosa
La mononucleosis infecciosa, también conocida como enfermedad del beso, es una enfermedad que provoca una faringitis persistente. Esta patología tiene su origen en el virus de Epstein-Barr.
Entre los síntomas se encuentran:

Difteria
La faringitis aguda puede tener su origen en infecciones bacterianas como la difteria. Las bacterias se contagian por vía aérea a través de la inhalación de secreciones de:

  • La tos
  • Los estornudos

La difteria es una infección que afecta a las vías respiratorias superiores y está provocada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae.

Exposición a:

 

¿Es contagiosa la faringitis?

Sí, la faringitis se contagia cuando una persona sana entra en contacto con las secreciones infectadas.
Esto ocurre cuando la persona que padece faringitis:

  • Estornuda
  • Tose
  • Besa a otra persona

El bacilo también se contagia al compartir objetos personales como:

  • Toallas
  • Platos y vasos
  • Pañuelos

 

Síntomas de la faringitis

Los síntomas más comunes son los siguientes:

  1. Dolor de garganta
  2. Boca seca
  3. Ronquera o afonía, (cuando va acompañada por laringitis)
  4. Trastornos en la deglución
  5. Tos seca
  6. Estornudos
  7. Cansancio
  8. Fiebre
  9. Hinchazón de los ganglios linfáticos en el cuello
  10. Úvula hinchada
  11. Picor en la garganta
  12. Placas blancas en las amígdalas (cuando el paciente también padece de amigdalitis)

Síntomas en los niños:

  1. Hinchazón de garganta
  2. Fiebre leve
  3. Ganglios linfáticos hinchados
  4. Trastornos en la deglución
  5. Goteo por la nariz
  6. Irritabilidad
  7. Llanto frecuente
  8. Estornudos
  9. Leve irritación cutánea, (si la faringitis está causada por el estreptococo)

Síntomas de faringitis viral:

  1. Sequedad de la garganta
  2. Voz más profunda
  3. Congestión

Síntomas de la faringitis bacteriana:

  1. Garganta inflamada
  2. Fiebre (Distermia)
  3. Dolor de cabeza
  4. Hinchazón de los ganglios linfáticos
  5. Cansancio
  6. Estornudos
  7. Tos
  8. Náuseas
  9. Vómito

infección bacteriana, oído, otitis media

La faringitis puede presentarse junto con la infección de otros órganos de la respiración:

  • Laringitis: se caracteriza por afonía o ronquera
  • Traqueítis
  • Neumonía
  • Entre las complicaciones de la faringitis se encuentra la otitis, es decir la infección de oído, en cuyo caso se debe acudir al médico especialista: el otorrino.

 

Faringitis durante el embarazo

Las molestias provocadas por el dolor de garganta pueden crear ansiedad. Se debe acudir al médico para realizar un análisis rápido o un cultivo para confirmar la infección.
El médico receta antibióticos contra la infección bacteriana.
Si el médico receta principios activos tales como cefalexina, penicilina y amoxicilina debe respetar en todo momento las instrucciones que se refieren a:

  • La dosificación
  • La duración

Hay que tener mucho cuidado durante el embarazo. Una sobredosis puede ser dañina:

  • Para la madre
  • Para el niño

Asimismo, una dosis insuficiente de antibióticos puede provocar infecciones recurrentes o recidivantes que pueden afectar a:

  • La madre
  • El niño

 

Bacterias responsables de la faringitis

Estreptococo
El estreptococo es una bacteria que provoca:

  • Dolor de garganta
  • Amigdalitis

Por lo general, la incubación de esta enfermedad es inferior a 10 días.
La úvula o campanilla se vuelve roja y dolorosa y hay manchas blancas en las amígdalas.
Los ganglios linfáticos se hinchan y se experimenta:

El dolor de garganta puede ocasionar infecciones de:

  • Oído
  • Amígdalas

Es posible padecer fiebre reumática con complicaciones en:

  • Válvulas cardíacas
  • Riñones

meninges, dura madre, aracnoide, pia madre

Neisseria meningitidis (meningitis)
A pesar de ser una enfermedad rara, la meningitis es una infección muy grave. La inflamación afecta a las meninges, las membranas que cubren:

  • El cerebro
  • La médula espinal

La enfermedad puede provocar el bloqueo de los vasos sanguíneos en el cerebro y ocasionar:

  • Ictus
  • Daños cerebrales

La meningitis puede afectar a las personas de todas las edades, si bien la bacteria afecta principalmente a:

  • Niños
  • Ancianos
  • Adultos con un sistema inmunitario débil

El bacilo contagia a las personas que viven en contacto directo con personas enfermas: compañeros de clase, grupos militares, etc.
Los síntomas son:

Corynebacterium diphtheriae (difteria)
La difteria es una infección bacteriana grave provocada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae.
Avanza rápidamente y se difunde con mucha facilidad.
Los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 60 años tienen mayor riesgo de contraer esta enfermedad.

Tos seca y faringitis
Estas dos enfermedades pueden manifestarse a la vez, o bien la tos seca puede presentarse después de una faringitis. La tos seca puede deberse a varios factores:

  • Asma
  • Alergias
  • Inhalación de partículas ajenas
  • Inhalación de sustancias irritantes

En caso de goteo nasal posterior, los senos nasales producen un exceso de moco.
Las secreciones descienden a la parte posterior de la boca y provocan:

  • Faringitis
  • Tos

Dado que el moco está seco, la tos también lo es.

Artículos Relacionados: